Una insólita protesta por las papeleras conmocionó a Viena

La Nación
 
La pelea ambiental: la reina del carnaval de Gualeguaychú, en bikini frente a 58 mandatarios

 
La entrerriana Evangelina Carrozo logró un golpe de efecto contra las fábricas
 

 
VIENA.– No había terminado de acomodarse Tabaré Vázquez en la fila para la “foto de familia” habitual de las cumbres cuando el murmullo se hizo audible y fue ganando en intensidad. Una morocha con una bikini mínima de lentejuelas mostraba su escultural humanidad y alzaba, por encima de la cabeza, un cartel que resultó el mayor golpe de efecto propagandístico frente a 58 jefes de Estado en la disputa por la instalación de las plantas de pasta celulósica en Fray Bentos: “Basta de papeleras contaminantes”.

En ese momento, Evangelina Carrozo, la reina del carnaval de Gualeguaychú, pasó a la historia.

Militante de Greenpeace por la causa que moviliza a toda su ciudad y a gran parte de su provincia, asestó un mazazo a la estrategia de Uruguay en el conflicto bilateral que mantiene con la Argentina y que alcanza su peor punto de conflictividad. Y reforzó, sin saberlo quizá, el fuerte pedido que el presidente Néstor Kirchner haría, minutos después, para que la comunidad europea no aplique dobles estándares en el control del medio ambiente en los países menos desarrollados.

La pancarta era elocuente: tenía dos banderas –una argentina y otra uruguaya– a los lados y la leyenda en letras negras estaba en inglés y en castellano.

La muchacha se paseó durante varios segundos en colaless, como lo hacen las señoritas en las veladas de boxeo para anunciar un nuevo round, ante las atónitas miradas de los jefes de Estado, formados como para la foto del colegio.

Los guardias de seguridad, que no atinaron a moverse de sus lugares, pensaban que era parte del protocolo.

Comenzaron las risas, los comentarios y el nerviosismo. Kirchner abrió los brazos y alzó los hombros, expresión gestual de "yo no tengo nada que ver": Vázquez quedó petrificado, con una expresión similar a la de la Gioconda; el venezolano Hugo Chávez aplaudió y tiró besos al aire…

La foto de la joven entrerriana dio la vuelta al mundo. Literalmente. No hubo portal de Internet que no tuviera la imagen del incidente en su página principal. Su audaz manera de impulsar una protesta para evitar que las plantas pasteras se radiquen sobre el río Uruguay causó sensación.

A cada metro en los pasillos del Messe Wien, sede de la IV Cumbre de presidentes y jefes de Estado de América latina y el Caribe se hablaba de la arriesgada jugada, de la valentía para ejecutarla y, por qué ocultarlo, de la "belleza suprema" de la niña. Si hasta los presidentes tuvieron que hablar del tema.

"Es una linda chiquilina, algo ligerita de ropas, pero con un buen cuerpo -dijo Tabaré. Y trató de minimizar la protesta-. Es una militante de Greenpeace."

También le bajaron el tono en Uruguay, donde el ministro de Vivienda y Medio Ambiente de ese país, Mariano Arana, dijo que la joven argentina había actuado "con ingenio y con audacia" en la cumbre. "Superar a todos esos patovicas en un organismo internacional, es de aplaudir", elogió, pero ratificó la postura uruguaya en el tema con un claro "reina del carnaval sí, bloqueos no".

En Viena, el gobierno argentino, por medio del jefe de Gabinete, expresó la sorpresa por el episodio, dijo desconocer cómo llegó la joven al recinto y desligó cualquier responsabilidad. "No sabemos nada de la chica. No lo calificamos [al hecho], son prototípicos de estas cumbres", explicó Fernández.

El primer ministro Tony Blair hizo gala de su estilo british: "Yo también la hubiera elegido reina".

Más efusivo, Hugo Chávez fue uno de los fanáticos de la protesta. Quizá de la señorita. Confesó al salir del salón que fue el único que la aplaudió. ¡Y que le tiró besos ! El diálogo entre el presidente venezolano y los periodistas no tuvo desperdicio:

-La chica me pareció muy linda

-Y el conflicto, ¿qué le parece?

-Hemos quedado que es un conflicto bilateral. Nos duele porque somos grandes amigos de la Argentina y de Uruguay, pero aspiramos a que se solucione. Si la belleza de la chica ayuda quién la trajo, tú [golpeó el pecho del enviado de Clarín].

-¿Kirchner?

-Yo creo que fue Lula, porque parece una muchacha de la samba

-Es una belleza de Gualeguaychú, presidente…

-Claro, de Gualeguaychú puede ser. Es que ella vino muy linda. Yo la aplaudí y le tiré un beso ¡Si ella tiene la solución, que la diga!

Enérgico reclamo

Un rato antes, Kirchner había sido muy duro en el discurso de apertura de su grupo de trabajo, que misturaba mandatarios americanos y europeos. El eje de su alocución era la defensa del medio ambiente y el argumento central que usó el Presidente para reforzar la estrategia argentina contenía criticas no tan sutiles a Europa.

Las dos empresas que quieren invertir en Uruguay por un total de 1700 millones de dólares en Fray Bentos son una española, ENCE, y la otra finlandesa, Botnia.

Dijo, en cuanto a la protección del medio ambiente, que "la solución global se impone. El mundo es uno solo y lo que se le hace al mundo se le hace a la humanidad". El párrafo siguiente es más claro para la Unión Europea, que defiende la posición de sus empresas esparcidas por el mundo: "No vale aquí doble estándar alguno. Se debe cuidar el medio ambiente en los países desarrollados y en los que todavía no han logrado su desarrollo, en los países ricos y en los pobres, en los países del Norte y en los del Sur, en los países centrales y en los periféricos".

Acusa a las naciones más industrializadas de haber usufructuado "un verdadero subsidio ambiental del resto de países, que conforman hoy con su atraso relativo una verdadera reserva ecológica mundial".

Después tendría un pasaje en el que se refirió, específicamente al tema de las papeleras. "Es el caso de citar aquí que empresas europeas, en la instalación en nuestra región de plantas de celulosa de gran envergadura, han evitado el cumplimiento de normas que ustedes habrían aplicado en Europa", leyó ante un auditorio de 20 países coordinado por el primer ministro de Dinamarca, Andrés Fogh Rasmussen.

Al rato de la embestida, cuando se terminó la primera ronda de debates, Kirchner se entrevistó con su amigo el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. Hubo una sola mención a la cuestión de las papeleras y fue un taxativo apoyo del socialista al pedido argentino de detener las obras por 90 días.

"A España le parece razonable el pedido de la Argentina", dijo Zapatero según Alberto Fernández. Y confirmó que ENCE va a cumplir el pedido argentino de parar las obras. Tabaré Vázquez dejó Viena ayer, antes del plenario de presidentes y luego del improvisado desfile de la entrerriana.

Se quedó con una promesa que atesora como un niño: una carta que el comisionado de Comercio de la Unión Europea, Peter Mandelson, dijo que enviará al Banco Mundial para agilizar la aceptación de los créditos que impulsen la finalización y puesta en marcha de las papeleras (sobre lo que se informa por separado). Después de hoy no se podrá decir que el conflicto no tiene dimensiones mundiales.

Por Alejandro Di Lázzaro
Enviado especial

 
 
 
 
 
 

"Las caras eran de desconcierto total"

 Carrozo relató cómo sorprendió a Viena
 
 
VIENA (De un enviado especial).- Estoica y sin una pizca de desafío en su actitud, Evangelina Carrozo no se había dado cuenta de que ya era la mujer del momento.

Un minuto y medio había pasado desde que su protesta en contra de las papeleras se había formalizado cuando argumentó los motivos de su decisión frente a medio centenar de periodistas. Sin perder la tranquilidad, la reina del carnaval de Gualeguychú, que asombró al mundo por su arrojo, le pegó a Tabaré Vázquez: "Le pedimos al gobierno uruguayo que no le mienta al pueblo. Estas papeleras contaminan y no las queremos".

Frente a la cámara de América TV, el primer medio en entrevistarla, Evangelina -como se la llamó durante toda la tarde en el Messe Wien, sede de la cumbre, donde se elogiaron con detalle todos sus atributos, como la valentía- expuso las razones que la trajeron hasta aquí.

"La idea fue de Greenpeace; yo soy activista, y salió con mucha euforia, muchas ganas. Por suerte todo estuvo bien", dijo la joven estudiante de nutrición, que fue retirada amablemente del lugar por la policía, pero no quedó detenida.

El propio presidente Kirchner se ocupó de que no sufriera represalias.

Contó la joven que la bikini es parte de su traje con el que desfiló en el Corsódromo, donde representó a la comparsa Ará Yeví. El mismo Corsódromo donde el Presidente alzó la voz en contra de la intransigencia uruguaya de aceptar un estudio de impacto ambiental que destrabe el conflicto.

Carrozo y su compañera, Paula Bruckman, representante de la organización no gubernamental Greenpeace, ingresaron con una acreditación de prensa, por eso tuvieron la posibilidad de acceder al lugar donde los presidentes de 58 países de América latina, Europa y el Caribe se disponían a sacarse la foto oficial del encuentro.

En Buenos Aires se supo que el semanario El Diario, de Morón, accedió "gentilmente", según su director, Javier Romero, a tramitar la acreditación.

"Siempre hemos hecho trabajos con Greenpeace y coincidimos en el planteo contra las papeleras", contó Romero a LANACION.com

La chica, de 25 años, se mezcló entre fotógrafos y camarógrafos. Se quedó quieta mientras todos se acomodaban y cuando el último, justamente Tabaré Vázquez, se ubicó en su sitio, se sacó un saco largo que llevaba y saltó a la alfombra roja para alzar por sobre su cabeza el cartel con la leyenda contra la instalación de las papeleras e iniciar el paseo triunfal para mostrarle al mundo, además del cartel con la consigna ambientalista, sus 85-60-90.

"En un instante tuve que dejar mi carpeta y sacar el cartel, atravesé la seguridad y me mandé. Saqué coraje y logramos lo que logramos", relató. "La cara de Kirchner era de desconcierto total, igual que la de Tabaré", dijo.

Para que la bikini pasara sin problemas por los severos controles de la cumbre, Carrozo le quitó el strass y los soportes de metal y los reemplazó con materiales plásticos para que no fuera registrada por los detectores.

Ayer, incluso, tenía previsto colocarse la banda de reina del carnaval y una corona plástica, pero, en el apuro, no pudo hacerlo. Igualmente, el reclamo de Evangelina conmocionó al mundo.

 
 

 

 

 

 

 

Un comentario en “Una insólita protesta por las papeleras conmocionó a Viena

  1. Pingback: Carnaval | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s