Un portal lleno de agujeros… lo que quedó de Catholic.net

Hace dos semanas tuvimos un accidente grave en el portal.
 

Muy queridos amigos y visitantes de Catholic.net:

Hace dos semanas tuvimos un accidente grave en el portal.

No había querido dar el anuncio de manera pública, pues todos estábamos esperando un milagro, pero Dios no nos lo concedió, por razones que sólo Él sabe y entiende desde su Sabiduría y Bondad infinitas y que nosotros estamos tratando de entender como que debe ser lo mejor para todos, dado que Él, en su Omnipotencia, lo permitió de esta manera.

A partir del día del accidente, mi buzón se ha visto atestado de quejas y reclamos por parte de los que fueron afectados, así que eso me ha motivado a hacer pública la noticia, de modo que todos puedan conocerla y comprenderla.

Como creo ya haberles contado en alguna ocasión, Catholic.net está albergado en unos servidores muy poderosos en Baltimore, Maryland, en la costa Este de USA, con una empresa que es sumamente reconocida por su seriedad y profesionalismo. Ellos, en el contrato, están comprometidos a hacer un respaldo diario de nuestra base de datos, que debido a sus dimensiones y a sus características, sólo se puede respaldar desde un lugar con la infraestructura tecnológica más avanzada. Nosotros no podemos hacer los respaldos desde nuestras oficinas en México, pues no contamos con esa infraestructura y por eso tenemos ese contrato con ellos.

La historia del accidente es la siguiente: El 5 de Noviembre a las 8 a.m. nos avisaron desde Baltimore que se había dañado uno de nuestros discos. Yo no me preocupé, pues estaba confiada en los respaldos diarios. Más tarde, en esa misma mañana de domingo, nos informaron que dichos respaldos no existían. La empresa no los había realizado desde hace tres años y, los que había hecho antes de eso, ya los había tirado. Parece increíble, cuando estamos hablando de una empresa norteamericana con mucho renombre, pero… es verdad.

Ese día, 5 de noviembre, Catholic.net había desaparecido del mapa. Siete años de trabajo de miles de personas de Iglesia, muchos de ellos sacerdotes, tirados por la borda por una irresponsabilidad del personal de esta empresa.

Gracias a Dios, nosotros conservábamos un pequeño respaldo de hace siete meses, muy, pero muy incompleto, que lo subimos de manera inmediata, ese mismo domingo, para poder seguir dando el servicio a ustedes, aunque fuera de manera parcial. Ese respaldo anticuado y un poco obsoleto es lo que ahora se ve en el portal: Catholic.net es ahora un sitio lleno de agujeros, por todos lados.

Los técnicos de Baltimore mandaron nuestro disco dañado a California, a una empresa especializada en el rescate de información y… ése era el milagro que esperábamos, pero… no… tristemente, no pudieron recuperar ni uno solo de los archivos.

Esto significa para nosotros una pérdida millonaria… especialmente por el tiempo y el trabajo que cientos de colaboradores habían invertido en el portal.

Si alguno de ustedes está interesado en conocer la lista con el recuento de los daños, puede verla en el siguiente enlace:

http://es.catholic.net/laicos/788/2618/articulo.php?id=29207

En fin… ésta es la noticia. Quise hacerlos partícipes de la misma por cinco razones principalmente:

1. Porque muchos de ustedes nos han estado escribiendo preguntando por material que habían visto en Catholic.net y que ya no lo encuentran. Tristemente ya no está. Nos tardaremos al menos seis meses, si conseguimos quién nos ayude, en volver a ser lo que éramos y en volver a tener todo lo que teníamos (al menos lo que es recuperable).

2. Porque muchos de ustedes nos han escrito extrañados y hasta molestos, porque creen que quitamos algunos servicios interactivos que utilizaban de manera frecuente. No los quitamos de manera voluntaria, se los prometo. Simplemente desaparecieron… y estamos trabajando en reactivarlos de nuevo. Será un proceso largo y tedioso.

3. Porque muchos de nuestros sitios aliados se han mostrado muy confundidos al ver que su código de aprobación como “Sitio aliado de Catholic.net” ya no funciona. Es verdad, perdimos gran parte de los certificados, pero no es culpa de ustedes, sino del accidente del que hablo. Pronto les haremos llegar su nuevo certificado.

4. Porque, aunque me cuesta mucho hacerlo, les debo avisar de esto a los principales afectados, que son el enorme grupo de escritores y consultores de Catholic.net que desde sus diferentes lugares de residencia, en varios países del mundo, alimentaban nuestra base de datos con documentos sumamente valiosos. Esto es lo más penoso, pues es hacerles saber que su esmerado trabajo de siete meses se ha perdido por completo y de manera irremediable.

5. Porque quiero agradecer a todos los visitantes nuevos, esos que nos acaban de conocer y que en estas dos semanas nos han escrito cosas lindas como “Doy gracias a Dios por haber encontrado este lugar tan rico en contenidos y servicios”. Ellos, como recién llegados, no saben lo que éramos antes del triste suceso y por lo mismo, les parece que somos buenos. Quiero agradecerles profundamente sus comentarios, pues nos han servido mucho en estas dos semanas para no desanimarnos.

No quiero alargarme más. Les pido su paciencia cuando encuentren cosas que no están actualizadas, su apoyo en las cosas que no podemos recuperar, su comprensión si nos tardamos un poco más en responder y sobre todo, mucha, mucha oración, pues estamos pasando por momentos difíciles ya que esto ha sido un trago muy amargo para nosotros y lo será para todos nuestros colaboradores.

Estoy a sus órdenes en el correo lplanas@catholic.net

Les agradezco de antemano. Que Dios los llene de bendiciones.

Lucrecia Rego de Planas
Dirección General
Catholic.net

Un comentario en “Un portal lleno de agujeros… lo que quedó de Catholic.net

  1. Pingback: #dios #equilibrio | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s