Categorías
Rel. Internacionales

Alan García busca apoyo para gobernar

La Nación
 
Tras el ballottage en Perú: primeras señales del virtual presidente electo

 
Prometió un gobierno de unidad con otras fuerzas políticas; hubo alivio en los mercados pese a que aún no terminó el escrutinio
 
 

LIMA.- Consciente de que pese a su triunfo anteayer en las urnas probablemente enfrentará una fuerte presión social cuando llegue al poder, el virtual presidente electo de Perú, Alan García, llamó ayer a una concertación y comenzó a buscar consensos con otras fuerzas, en un intento de garantizar la gobernabilidad y evitar las tensiones que sacudieron este país en el pasado.

Un día después de que los peruanos dieran al ex presidente una nueva oportunidad para gobernar el país, el rival de García, el nacionalista Ollanta Humala, se negó a reconocer su derrota, y dijo que esperará a que se conozca el 100% del escrutinio oficial, algo que podría demorar varios días.

Los nuevos datos oficiales dados a conocer ayer, con el 93% de los votos computados, redujeron la ventaja de García sobre Humala a seis puntos: el ex presidente de centroizquierda obtenía anoche el 53% de los sufragios, frente al 47% para el militar retirado. Por ello, mandatarios de todo el mundo se apresuraron a felicitar al virtual presidente electo (ver Pág. 4).

El triunfo de García, el candidato menos temido por los inversores, alentó a los mercados, que ayer respiraron aliviados ante la derrota de Humala, que amenazaba con nacionalizar los sectores estratégicos de la economía.

La Bolsa de Lima abrió con una fuerte alza del 4,04% y el sol, la moneda peruana, inició la jornada con un alza del 0,82%. También los principales empresarios expresaron su satisfacción, ya que consideran que García, con su promesa de un "cambio responsable", garantizará la continuidad del crecimiento que vivió Perú los últimos cuatro años y medio. Por eso, y pese a su desastroso primer gobierno (1985-1990), el sector empresarial se pronunció ayer en favor de dar una "tregua" de algunos meses a García, sobre todo si cumple con su promesa de incluir en su gabinete a un importante número de técnicos.

Eufórico por su victoria, García dijo durante la madrugada de ayer, horas después de anunciarse su triunfo, que buscará un consenso con otras fuerzas políticas. "Quiero proponer concertación, coincidencia, diálogo y apertura entre todos los peruanos", afirmó. "Tenemos que demostrar amplitud y convivencia", agregó el ex mandatario.

Los analistas, sin embargo, aclaran que no hay que esperar una concertación duradera. "No habrá una alianza permanente de gobierno. Sólo habrá entendimientos", dijo a LA NACION Nelson Manrique, analista político de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

García, que asumirá el próximo 28 de julio, no especificó con qué fuerzas buscará esa concertación y los analistas difieren a la hora de señalar si el ex mandatario incluirá en sus planes a Unión Por el Perú (UPP), el partido del candidato nacionalista.

"Humala está totalmente descartado", dijo a LA NACION José Luis Sardón, analista político de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas.

Manrique, en cambio, dijo que algunos entendimientos podrían incluir al militar retirado. En una declaración ambigua, el vocero de UPP, César Pajares, dijo ayer que su partido "apoyará las iniciativas que tiendan al desarrollo del país", pero que mantendrá una función "fiscalizadora".

El llamado de García a una concertación responde a la urgente necesidad de su Partido Aprista Peruano (PAP) de sumar el respaldo de otras bancadas, en un Congreso en el que no tiene mayoría y en el que UPP es la primera minoría. Con 36 bancas -frente a las 45 del partido de Humala-, la fuerza de García no llega al tercio de los 120 asientos del Congreso unicameral, lo que podría poner en peligro la estabilidad de su gobierno. El fujimorismo y la alianza de la conservadora Lourdes Flores, Unidad Nacional, son señalados como posibles aliados de García en el Congreso.

Un eventual entendimiento del Apra con el partido de Humala dependerá, de todas formas, del tipo de oposición que encare el militar retirado, que salió muy fortalecido de estos comicios.

Elemento desestabilizador

La actitud que Humala adoptó ayer, cuando se negó a reconocer el triunfo de su contrincante -"Yo me siento ganador", dijo-, generó preocupación sobre la actitud que tomará como líder de la oposición. "Humala va a ser un elemento desestabilizador. Va a seguir exacerbando las diferencias y polarizando al país", fue el sombrío pronóstico de Sardón. El analista de la Universidad Católica, en cambio, dijo creer que el dirigente nacionalista "hará una oposición dentro de las reglas de juego", lo que le dará tiempo para armar mejor su partido antes de las elecciones regionales de noviembre, consideradas acá una virtual "tercera vuelta".

Más allá de la relación que se entable entre Humala y García, lo cierto es que, para garantizar la estabilidad, el ex mandatario no podrá ignorar la olla de presión que representa el voto de los miles de peruanos que anteayer eligieron al militar retirado, para expresar su hartazgo con un sistema que los excluye.

Por Dolores Tereso
Enviada especial

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: