Categorías
POLÍTICA

Alimentados por orden de la Justicia

La Nación
 
El asentamiento La Matera, en Quilmes: chicos y madres desnutridas; casillas con paredes de telgopor

 
LA NACION visitó ayer a dos familias a las que la provincia y el municipio fueron obligados a dar comida y asistencia médica
 

 
LA PLATA.- Karina Rodríguez, de 34 años, vive junto con sus cuatro hijos en el asentamiento conocido como La Matera, en San Francisco Solano, partido de Quilmes, donde, en un terreno prestado, alzó una pequeña casilla que combina chapa, madera y nylon.

Allí no hay agua corriente, ni gas, ni asfalto; tampoco hay una sala sanitaria que atienda a las más de 10.000 personas que habitan las 89 manzanas que abarca la barriada, originada hace unos seis años cuando arreciaba la crisis económica.

Junto con su vecina Karina Molina, de 32 años y 12 hijos, consiguió que, en un fallo sin precedentes, la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenara al gobierno bonaerense y a la intendencia de Quilmes brindarles asistencia médica y alimentaria a seis de sus hijos desnutridos.

Desde hace una semana, luego de que se conoció el dictamen judicial, las denunciantes comenzaron a recibir la visita de funcionarios provinciales y municipales que tienen como misión hacer cumplir la orden de la Corte.

"Estoy indignada. Nosotros no existíamos hasta que la Justicia determinó que nos debían atender. Desde ese momento empezó a venir un montón de gente a ofrecernos cosas. Hace un rato me propusieron darme un terreno. Creo que si pido una tele de 29 pulgadas me la traen", relató Rodríguez, una bachiller comercial nacida en Río Gallegos que, como sus hijos, sufre problemas nutricionales: pesa apenas 40 kilos.

La mujer, que está sola desde que, hace cuatro años, su última pareja la abandonó, subsiste con un plan Jefes y Jefas de Hogar por el que percibe 150 pesos y, además, recibe cobertura del Plan Más Vida bonaerense. Pero no le alcanza. Sus tres hijos mayores, de 10, 9 y 6 años almuerzan en la escuela N° 77. Ella y su hijo menor -de tres años- comen lo que pueden.

"Todo se complicó cuando se cerraron, hace dos años, los cinco comedores que funcionaban en el barrio", comentó la mujer a LA NACION. Y aseguró que su problema es compartido por numerosas familias del lugar que, como en su caso, tienen casas precarias, muchas con piso de tierra que suelen inundarse con la crecida del lindero arroyo Las Piedras.

Diferentes afecciones

Molina, de 32 años, habita una casa de un ambiente con paredes hechas con placas de telgopor donde vive junto con su pareja y la docena de hijos. Uno de ellos, de siete años, pesa poco menos de 13 kilos. Su hermana melliza logra llegar a los 17 kilos. Son los casos más graves.

En el aire de La Matera se mezcla el penetrante olor que despide la papelera Massuh, que funciona del otro lado del arroyo, y las densas partículas que emanan de la fábrica de carbón de coque, situada en la entrada del barrio. Las zanjas, repletas de aguas servidas y la basura, quemándose en las esquinas, completan el panorama.

Además de exhibir bajo peso y talla es habitual que muchos niños del barrio sufran afecciones respiratorias en invierno y gástricas en verano.

Hace un año, el presidente del Centro Vecinal Analía, Sergio Olivera, fue quien denunció la existencia de casos de desnutrición grave tanto en niños como en adultos, que surgieron de un relevamiento sobre 208 chicos de 33 familias que, en su mayoría, presentaban distintos niveles de desnutrición y que originó la causa judicial. El estudio fue coordinado por el concejal del PJ Miguel Maiztegui, un pediatra del hospital Sor María Ludovica de La Plata, que trabajó junto con un grupo de profesionales de dicho nosocomio.

Entonces, el titular de la Federación de Entidades de Fomento y Organizaciones No Gubernamentales de Quilmes, Osvaldo Tondino, convocó al abogado Gonzalo Permuy, y le encargó presentar el recurso de amparo ante la Justicia Federal platense. Luego de que dos jueces se declararan incompetentes el caso llegó a la Corte, que acaba de decidir -por mayoría- obligar a la provincia y al municipio asistir a estas familias.

Esta semana, Tondino empezó a hacer un listado con medio centenar de vecinos que quieren reclamar el mismo trato ante la Justicia.

"Es vergonzoso tener que acudir a la Justicia para que el Estado se haga cargo de la responsabilidad de la atención de estas familias que están sin trabajo", opinó Maiztegui.

Según lo informado oficialmente, los ministerios de Salud y Desarrollo Humano bonaerenses y la intendencia local dispusieron diversas medidas como el envío de, entre otras cosas, 20 kilos de alimentos, colchones, electrodomésticos y un nebulizador, para atender el problema, además de hacerse cargo de trasladarlos a los centros de salud donde deben ser tratados.

Por Pablo Morosi
De la Corresponsalía La Plata

 
 
 
 
 

Funcionarios que corren a destiempo

 Una asistencia que llega obligada
 
 
LA PLATA.- Ahora todos corren. Todos se ocupan. Eso sí, no admiten que haya desnutrición en el asentamiento La Matera, de Quilmes.

El secretario de Desarrollo Social de la comuna, Daniel Persano, aseguró que las familias beneficiadas por el fallo judicial que obliga a los Estados provincial y municipal a dar alimentación y cuidados "estaban incorporadas a un plan de alimentación, pero igual vamos por más necesidades que tengan", dijo.

La coordinadora del Programa Materno Infantil del Ministerio de Salud bonaerense, Flavia Rainieri, agregó: "Desconocemos la veracidad del informe que dio pie a esta causa judicial. Más aún, en la provincia de Buenos Aires lo que abundan son casos de obesidad por malnutrición y retardo de talla", dijo y aclaró que de todos modos, un equipo de médicos especialistas en nutrición hará un diagnóstico de la situación.

El ministro de Desarrollo Humano bonaerense, Jorge Varela, indicó: "Estamos trabajando juntamente con el municipio y con el gobierno nacional, identificando los casos, constituyendo un equipo local con presencia de la provincia y articulado también con el Hospital de Niños de La Plata para hacer un seguimiento en general de las familias que viven en ese barrio".

Anoche voceros del gobierno de Felipe Solá dijeron: "El trasfondo de este caso es político porque hay una disputa entre el intendente Sergio Villordo, que responde al ministro del Interior Aníbal Fernández y el concejal Miguel Maiztegui, que empujó la denuncia que es un hombre del diputado Eduardo Camaño". Lo cierto es que ningún funcionario pudo explicar por qué motivo la asistencia llega ahora cuando el informe sobre la gravedad del caso tiene un año de existencia.

 
 
 
 
 

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: