Categorías
POLÍTICA

Analizan la instalación de una papelera en Corrientes

La Nación
El conflicto ambiental

Una consultora finlandesa reveló gestiones oficiales

HELSINKI.– El conflicto con Uruguay por la instalación de dos papeleras frente a la ciudad entrerriana de Gualeguaychú no parece un escollo para que en la Argentina se analice, por estos días, la construcción en Corrientes de una planta de similares características.

Así lo informó ayer a medios argentinos Rainer Häggblom, principal ejecutivo de una de las consultoras más importantes del mundo en la industria forestal, Jaakko Pöyry, que es, además, la que realizó el estudio de factibilidad de la finlandesa Botnia en Fray Bentos.

Ante una consulta de LA NACION, Häggblom admitió haber hablado sobre el tema con el gobernador correntino, Arturo Colombi, al que le sugirió tener listo un proyecto para cuando desapareciera la sensibilidad expuesta por el caso de las dos fábricas de Fray Bentos (una de Botnia y la otra, de la española ENCE).

“Corrientes es hoy uno de los tres mejores lugares del mundo para instalar una planta de celulosa. Los otros son Rio Grande do Sul y Bahía, en Brasil. Tienen todo: tierras, accesibilidad y posibilidades de plantar árboles de crecimiento rápido. Por eso le dije a Colombi que debíamos estar preparados. Hoy probablemente no sea el mejor momento para construir una pastera, pero tengo experiencia en esto y sé que en algún momento la crisis va apasar. Para ese entonces, Corrientes debería tener el plan definido», confió Häggblom.

En la reunión con un grupo de periodistas argentinos en esta ciudad, el CEO de Pöyry primero negó conocer proyectos concretos en alguna provincia argentina, aunque inmediatamente sorprendió al afirmar que sabía que «en el futuro» habría nuevas fábricas en el país.

La aparente contradicción se resolvió en una charla menos concurrida, cuando admitió haberse contactado con Colombi e incluso reveló que le hizo saber a la embajadora finlandesa en la Argentina, Ritva Jolkkonen, su interés por conocer al gobernador misionero, Carlos Rovira. «El sur de Misiones también es un buen lugar para instalar una planta de celulosa», explicó.

El secreto se quebró. El presidente de Pöyry, John Lindahl, había susurrado minutos antes que «una de las más grandes pasteras del mundo» estaba interesada en invertir en la Argentina. No era Botnia, agregó. Y no aceptó dar un solo dato más.

Häggblom diluyó la posibilidad de una inversión inmediata, pero coincidió en que el interés existe. «Es difícil que cualquier empresa quiera invertir en una pastera en la Argentina justo en este momento. La idea está, pero para cuando pase la crisis», confirmó.

Colombi había dicho, hace unos meses, en pleno conflicto bilateral por las pasteras de Fray Bentos, que él estaba dispuesto a recibir inversiones para la industria forestal. «Que vengan las papeleras a Corrientes», pidió.

El gobierno correntino sostiene que, como tiene bosques, tierras fértiles para plantar árboles de rápido crecimiento (tardan unos ocho años; como comparación, en Finlandia el proceso dura 80) y comunicaciones, sólo le falta una planta que procese la materia prima para que la industria avance. El negocio entero, además, quedaría así en la provincia.

«La inversión sería similar a la de Botnia en Fray Bentos [1000 millones de dólares, aproximadamente] y la fábrica, de las mismas características o más grande, porque la tecnología crece», contó Häggblom.

En Corrientes, no sólo Colombi -que acompañó a Néstor Kirchner en el corsódromo de Gualeguaychú, hace unos días, cuando el Presidente cuestionó la instalación de dos papeleras en Fray Bentos- se mostró favorable a la instalación de plantas de pasta de celulosa. En febrero último, por ejemplo, la población de Santo Tomé se negó a protestar contra la construcción de una fábrica en San Borja, Brasil, ciudad de la que la separa el Río Uruguay. «Hay que aceptar el progreso», dijo entonces el intendente de aquella localidad, Carlos Farizano.

La receptividad de Corrientes tiene buena aceptación en el mundo inversor, contó Häggblom, que en los próximos días viajará a Brasil para monitorear el avance de otra planta desarrollada por Pöyry. La consultora diseñó también papeleras en China, en Indonesia y en Sudáfrica, por ejemplo.

«Me gustaría encontrarme con Colombi en ese viaje, pero me parece que no nos coinciden las agendas. Espero poder verlo cuanto antes, porque estas cuestiones necesitan resolverse rápido», apuró.

La tendencia mundial, enseñó, es que las pasteras se instalen en América del Sur y las papeleras, en el sudeste asiático. «En Finlandia, y en Europa en general, no quedan más bosques y no se pueden plantar nuevos. Por eso se construyen procesadoras de pulpa cerca de los bosques, donde está la materia prima, y productoras de papel cerca de los mercados. Por eso en América del Sur hay pasteras y en China, papeleras. En ese contexto, Corrientes es uno de los mejores lugares del mundo para poner una pastera», concluyó el CEO de una de las firmas más consultadas dentro la industria forestal mundial. Mientras, la Argentina y Uruguay siguen en crisis por dos pasteras.

Por José Ignacio Lladós
Enviado especial

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

2 respuestas a «Analizan la instalación de una papelera en Corrientes»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: