Categorías
POLÍTICA

Argentina acusó a Uruguay de mostrar una «visión deformada»

La Razón
 
EL CONFLICTO POR LAS PAPELERAS

En la última jornada en La Haya también se sostuvo que Montevideo ocultó información. Dicen que la réplica fue "contundente".


 

En su última presentación en las audiencias en La Haya por el diferendo sobre las papeleras, la delegación argentina ante el Tribunal Internacional acusó a Uruguay de mantener una "visión deformada" de la sucesión de hechos que derivaron en el conflicto y planteó que Montevideo oculta información.

"Uruguay presentó el jueves ante este tribunal una visión bastante deformada de los hechos. Este país ha optado desde el principio por la política de los hechos consumados", declaró el argentino Marcelo Kohen, profesor de Derecho en Ginebra.

Según el experto, "en ningún momento Argentina consintió la construcción de las dos fábricas" y Uruguay "nunca" suministró la información exigida por el estatuto del Río Uruguay, firmado por ambos países en 1975.

Por su parte, la jefa del Centro de Derechos Humanos y Ambiente e integrante de la delegación argentina, Romina Picolotti (representante de los asambleístas de Gualeguaychú), destacó "la contundente réplica" que encaró el gobierno argentino.

La titular de la delegación, Susana Ruiz Cerutti, dijo que "se han refutado todos los puntos (expuestos ayer por la delegación uruguaya) y ahora esperamos ver con qué nos encontraremos esta tarde". Se refería a la tarde holandesa, luego del mediodía argentino, cuando le toque a Uruguay el turno de exponer sus argumentos y refutar lo expuesto ayer por Argentina.

CONSUMADO

En las presentaciones de ayer, el inglés Philippe Sands (profesor de la Universidad de Londres y socio a Cherie Blair, la esposa del premier inglés), principal expositor de la postura argentina, dijo que Uruguay "le retaceó información" a Argentina sobre la construcción de las plantas de Fray Bentos y, aun así, avanzó con las obras y violó compromisos binacionales. "El daño ambiental en el río Uruguay ya está consumado", sostuvo Sands en la primera audiencia de este pleito. "Uruguay tiene obligación de cumplir un tratado que los dos Estados firmaron sobre el río común en 1975. Cuando se refiere a las fábricas de celulosa, no puede hablar de soberanía como si el río fuera solamente suyo; cada vez que lo hace, está violando derechos argentinos", enfatizó.

Hubo ayer dos momentos tensos. Uno fue cuando Paul Reichler, abogado norteamericano que representa en este juicio los intereses uruguayos, recurrió a la ironía: "Estamos hablando de fábricas de papel, no de armas nucleares. Se han presentado argumentaciones, opiniones y lindas fotos, pero ninguna evidencia concreta de que se esté produciendo un daño inminente e irreversible en el río Uruguay".

Otro fue cuando el jefe del equipo uruguayo, Héctor Gros Espiell, se despachó con dos frases como al pasar que pretendieron marcar diferencias con Argentina: "En Uruguay no tenemos problemas de corrupción" y "nosotros siempre respetamos el medio ambiente porque nuestras propias leyes así lo establecen".

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: