Categorías
POLÍTICA

Carnes: se mantiene el desacuerdo

La Nación
 
La lucha contra la inflación: el sector privado aún discute iniciativas

Los exportadores proponen congelar los precios de diez cortes de consumo masivo hasta fin de año
 

  • El Gobierno aún no dio una respuesta
  • No quiere que la condición sea el levantamiento de la suspensión de las exportaciones
  • Hay posiciones diferentes en la producción

 
 
 

El sector de ganados y carnes no logra alcanzar un acuerdo para destrabar el conflicto con el Gobierno por los precios de la carne, que ya lleva catorce días desde que se anunció la suspensión de exportaciones y que cada vez toma mayor temperatura.

La industria frigorífica arrimó esta semana una propuesta para congelar el valor de diez cortes de consumo masivo hasta fin de año a cambio de que se levanten las restricciones a los embarques cárnicos, que regirán hasta agosto próximo.

La iniciativa de la industria, según fuentes del sector, no tuvo el suficiente eco en algunas áreas de la Secretaría de Agricultura como para avanzar en la negociación, dado que los funcionarios esperaban que se incluyeran sensibles bajas en los precios, mientras que la iniciativa sólo proponía mantener los valores actuales por un año.

El despacho del subsecretario de Agricultura, Javier de Urquiza, estuvo bastante concurrido en los últimos días, dada su estrecha relación con el presidente Néstor Kirchner y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Aunque las partes se mantienen en silencio, algunas fuentes dijeron que la aceptación de la propuesta implicaría para el Gobierno convalidar las subas del precio de la carne registradas en las últimas semanas.

La iniciativa de los frigoríficos aún no cuenta con el consenso de los consignatarios de hacienda y de los productores. Las entidades de la producción evalúan otros proyectos que impondrían cupos de exportación y no sólo la fijación de precios en los cortes de consumo masivo.

"Estamos mal porque no logramos convalidar los valores que pretende el Gobierno", dijo ayer una fuente de la industria frigorífica.

Este sector funciona dividido en dos: por un lado están las empresas exportadoras, y por el otro, los "consumeros", que abastecen el mercado interno. A pesar de que existen viejas rivalidades, estas dos partes habían logrado arribar a algunos puntos de concordancia.

Los "consumeros", que representan la mayor parte de la faena argentina, tienen inconvenientes para asegurar una baja de precios, porque no pueden subsidiarlos a través de las ventas externas de los cortes más caros. En cambio, los frigoríficos exportadores, agrupados en el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, corren con ventaja en este sentido, aunque sólo representan el 20% de la producción de carnes.

En las entidades de productores rurales las posiciones no son comunes. En la Sociedad Rural Argentina dijeron que no adherían a ninguna de las propuestas en danza, aunque seguían buscando alternativas. En cambio, en Coninagro, que agrupa a cooperativas, la idea de los diez cortes con valores congelados hasta fin de año ganaba adeptos por la facilidad de su aplicación en comparación con las otras iniciativas.

También acotados dentro de los márgenes que delimitó la drástica decisión de suspender las ventas externas, hay un grupo de frigoríficos y productores que sostiene que la mejor manera de dar solución a la suba de precios es destinar la parte delantera de la media res -unidad de comercialización- al mercado interno y la trasera -que comprende los cortes caros- a la exportación.

Lo cierto es que tampoco hubo un acuerdo colectivo. "Es posible que se presenten al Gobierno varias propuestas para que se estudie la que mejor se ajusta a las necesidades", dijo un representante de los frigoríficos.

Pero hay más. A las tribulaciones actuales se sumó que ayer hubo fuertes versiones acerca de que Kirchner ordenaría frenar los remanentes de exportación de carnes amparados por cartas de crédito "irrevocables o pagadas total o parcialmente", que fueron excluidos en la norma dictada por el Ministerio de Economía. En el Gobierno sospechan que las exportaciones que aún continúan conspiran contra la baja de los precios de la hacienda.

En cambio, ayer el Consorcio de Exportadores sostuvo que las ventas externas cayeron un 50%, mientras que los precios al consumidor aumentaron un 5 por ciento.

Por Franco Varise
De la Redacción de LA NACION

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «Carnes: se mantiene el desacuerdo»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: