Categorías
POLÍTICA

Cayó el precio del ganado por la veda a la exportación

La Nación
La lucha contra la inflación: el martes regirá la suspensión de los embarques de carne

Ayer bajó 14,8% en el Mercado de Liniers; en las carnicerías se notaría la próxima semana
 

  • Fuerte ingreso de 24.726 cabezas en la mayor plaza de cotización de hacienda
  • Economía descartó flexibilizar la restricción
  • Subsidiarán a trabajadores de frigoríficos en crisis

 

El derrumbe de los precios del ganado que se vio ayer en el Mercado de Liniers, como consecuencia inmediata de la suspensión por seis meses de las exportaciones de carne, abrió un nuevo capítulo en la batalla contra la inflación. La medida adoptada para bajar las cotizaciones de la hacienda y, por extensión, las de la carne en el mostrador de los comercios tuvo el resultado esperado por el presidente Néstor Kirchner, al menos en lo inmediato.

En Liniers hubo bajas de hasta un 14,8% en los valores del novillo en pie respecto del miércoles, cuando las cotizaciones superaron los máximos históricos ($ 2,95 el kilo vivo). Fue porque ingresaron 24.726 cabezas, cuando los viernes generalmente llegan 11.000 animales. Este es también un fuerte contraste con las entradas de hacienda del miércoles, de 9574 vacunos. Los valores de algunas categorías como los novillos de exportación cayeron hasta un 20%. No obstante, el consumidor deberá esperar para ver las bajas en los precios minoristas, ya que los carniceros prevén las caídas sólo para la próxima semana.

La pelea para equilibrar los valores internos del producto abrió, de todos modos, un nuevo renglón con final incierto, dado que la industria frigorífica exportadora anunció anteayer el cierre de plantas y despidos que podrían afectar a 10.000 trabajadores. "Destruye todo lo que se hizo en los últimos años, esto es trágico", dijo el presidente del Consorcio de Exportadores de Carne Argentina y del frigorífico Swift, Carlos Oliva Funes.

Al mismo tiempo, ayer se disiparon las dudas acerca del primer anuncio de las medidas luego de que, desde el Gobierno, se deslizaran versiones sobre la posibilidad de modificaciones en la norma. La ministra de Economía, Felisa Miceli, rubricó ayer la resolución 114 por la cual quedan vedados los envíos al exterior de todas las carnes, salvo los que componen la cuota Hilton, un contingente de 28.000 toneladas de cortes de alta calidad con destino a la Unión Europea (UE), valuado en 200 millones de dólares. También fueron excluidos de la prohibición los embarques comprometidos en el convenio firmado con el gobierno de Venezuela, que representa un monto mínimo.

La resolución, que entrará en vigor el martes próximo, incluso clausuró las ventas de productos termoprocesados como el corn beef, extracto de carne e IQF, que tienen una nula o mínima demanda interna. Es decir que la norma firmada ayer respetó al pie de la letra las indicaciones de Kirchner del miércoles pasado.

En Economía señalaron ayer que recibieron propuestas de la industria frigorífica para atemperar la restricción que, según fuentes oficiales, serían analizadas sólo después de transcurridos 20 días de la entrada en vigor de la suspensión y de acuerdo al comportamiento de los precios de la carne en los comercios minoristas. “Esto no significa de ninguna manera rever la medida”, afirmó, no obstante, un funcionario del Palacio de Hacienda.

La misiva de los exportadores incluye un mecanismo de autorregulación de los embarques que permitiría continuar con las ventas de algunos productos cárnicos diferentes a los que se consumen en la Argentina. En general, los cortes de exportación, que provienen de los cuartos traseros de animales pesados, no son los que demanda el público argentino.

En las carnicerías dijeron ayer que estas bajas en los valores de la hacienda terminarán trasladándose entre el martes y el miércoles próximos a los mostradores en un nivel de entre el 8 y el 10 por ciento. “Si el lunes sigue esta baja en Liniers, el martes o miércoles ya tendría que notarse un descenso de la carne en el mostrador, que podría ser de entre el 8 y el 10 por ciento o, tal vez, más”, dijeron el presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital, Alberto Williams, y carniceros consultados por LA NACION.

Subsidio a los trabajadores

La resolución de clausura de las exportaciones argumentó que “se observa en los precios de la carne vacuna un crecimiento tanto inusitado como injustificado” y que “la prioridad del Gobierno es mantener un abastecimiento del mercado interno a precios razonables”. En este contexto, según la norma, “resulta procedente suspender transitoriamente las exportaciones de las mercaderías -carne- por el término de 180 días” y agrega que “una de las causas principales de dichos aumentos está vinculada a la demanda externa”, fundamenta. Miceli estimó que la suspensión inyectará unas 600.000 toneladas más de carne en el mercado interno.

En tanto, la industria frigorífica ayer denunció la situación de crisis ante el Ministerio de Trabajo para iniciar los procesos de suspensión y despido de personal. Dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Carne mantuvieron reuniones con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, donde recibieron la promesa de que se les asegurarán los ingresos completos en caso de que sean desafectados de sus tareas. También fueron recibidos por el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, que también se comprometió a otorgar subsidios durante los seis meses de la suspensión de las exportaciones.

Por Franco Varise
De la Redacción de LA NACION

 
 
 
 
 
 

Bajarían la semana próxima los precios en las carnicerías

 El descenso sería menor que en Liniers
 
"Venite el martes, hoy [por ayer] no va a haber novedades", subrayó el carnicero de Pradera Carne, ubicada en Juncal y Rodríguez Peña, cuando LA NACION lo consultó sobre el valor de la carne.

Más allá del descenso pronunciado de los precios en el mercado de Liniers donde el índice novillo bajó ayer un 14,2% en promedio con relación al miércoles pasado, un recorrido por algunos comercios de la Capital Federal reflejó que los precios minoristas no cedieron y no lo harán, por lo menos hasta entrada la semana próxima.

"Todo el conflicto es porque sacaron el ternero", sostuvo ese mismo carnicero, al hacer referencia a la prohibición para faenar animales de menos de 280 kilos dispuesta por el Gobierno, lo que sacó del mercado a unos 150.000 vacunos por mes, reduciendo la oferta de animales livianos, preferidos por el consumo de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. "La carne tiene que quedar libre", reclamó.

"Aumentó todo, pero la gente en esta zona no se hace tanto problema", manifestó y agregó: "Ojalá el lunes y el martes manden 25.000 cabezas más para que vuelvan los anteriores precios".

"El matarife me dijo que los valores no bajaban", afirmó Guillermo Ruiz Díaz, encargado de Frigosur, ubicada en Belgrano al 500, en Avellaneda. "Aunque la semana que viene deberían descender", agregó.

El carnicero sostuvo que el miércoles pasado subieron los precios un peso en todos los cortes, por lo que últimamente "la gente viene, mira los precios y muchas veces se va".

Las perspectivas no son tan esperanzadoras, aun cuando los números de Liniers digan lo contrario. "El matarife dice que directamente no nos va a bajar los precios porque la exportación no tiene nada que ver con lo que nos vende", dijo Ruiz Díaz.

El presidente Néstor Kirchner decidió el miércoles pasado suspender por 180 días las exportaciones de carne como respuesta al fuerte aumento del precio de la hacienda registrado ese mismo día en el Mercado de Liniers, cuando el kilo vivo llegó $ 2,948, el máximo del año. En lo que va de 2006, el alza acumulada es de un 26 por ciento.

Ayer, un gran número de vacunos ingresó en el Mercado de Liniers, lo que causó una caída de un 14,2% en el índice novillo, que mide la tendencia de los precios promedio de la hacienda del mercado.

Las 24.727 cabezas de ganado representaron la cifra más alta desde el 12 de octubre de 2001, cuando entraron 26.327 vacunos en Liniers.

Quejas de los consumidores

"Subió todo", reclamó a LA NACION Cristiano, un joven carnicero encargado de un local en Azcuénaga al 1400, en pleno Barrio Norte. "Todos los cortes subieron un peso", dijo.

Cristiano señaló que la gente se queja mucho y que cada vez más prefiere esquivar el consumo de carne: "Ojalá que la semana que viene baje porque sino la gente no compra, prefiere no ir a la carnicería".

Ninguno de los consultados por LA NACION se atrevió a pronosticar cuánto pueden bajar la semana próxima los valores de la carne, excepto uno. "Todos los cortes aumentaron un peso. El lunes pueden llegar a bajar unos 20 centavos", estimó Martín Castiñeira, dueño de dos carnicerías.

"El precio tendría que bajar más de lo que subió, pero el que nos abastece no va a bajarlo tanto", sostuvo desesperanzado.

En uno de sus locales de Alsina 720, en Avellaneda, el carnicero afirmó que la gente no entiende el problema. "Ayer [por anteayer], la vaquillona salía $ 5,20 hoy cuesta 6,40. Siempre perdés vos, es un drama. Muchas veces [los costos] los tenemos que absorber nosotros."

Para Castiñeira, el problema más grande es la opinión de sus clientes. "Todo el mundo se queja y piensa que sos un ladrón. La gente cree que el precio bajó en la carnicería cuando en realidad cayó en Liniers."

Lo mejor para este carnicero y sus clientes podría llegar a mediados de la semana próxima. "Dios quiera que el precio de la carne caiga", suplicó.

Por Francisco Jueguen
De la Redacción de LA NACION

 
 
 
 
 
 
 
 

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «Cayó el precio del ganado por la veda a la exportación»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: