CELN en el País.

Nieto 115.

Thomas Griesa.

Relatos salvajes.

El aumento a los jubilados es insuficiente.

Por Mariano Sanchez, Coordinador nacional del Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados (MIJP) de la Corriente Clasista y Combativa – CCC.

Nosotros venimos peleando por un aumento del básico -independientemente del 82%- porque de otro modo, nunca los jubilados van a tener un salario como corresponde. Otro de los puntos que reclamamos es la ampliación de la moratoria porque hay un sector muy amplio de mujeres y hombres que no podían jubilarse.

El otro punto es en relación al PAMI. Tiene que terminarse con la intervención de hace diez años de este gobierno. Es una obra social, que tiene que estar en manos de los jubilados y de los trabajadores que son los auténticos dueños.

A los jubilados nos han dado un aumento del 11% en marzo, que se cobró en abril, cuando la inflación estaba en un 15%, un aumento que estuvo por detrás de la inflación real. El aumento que anunció la presidenta es a partir de septiembre, por lo tanto se va cobrar en octubre. En octubre, la inflación habrá superado el 30%, por lo cual se va a cobrar otra vez por debajo de la inflación. Por lo tanto, no hemos mejorado en absoluto el salario real de los trabajadores jubilados.

Hoy lo esencial es seguir la pelea por un aumento a 5 mil pesos de mínimo para no estar en la indigencia, como están la mayoría de los jubilados cobrando 3.200 pesos.

Una deuda con los jubilados.

El gobierno dice que no se puede modificar el impuesto a las ganancias, porque con parte de eso se paga las jubilaciones, pero el tema de fondo es que en Argentina hay un 40% o más de trabajadores en negro, lo que es responsabilidad del Estado nacional -en el propio Estado existen trabajadores en negro-. Si realmente quisieran habría un 40% más de recaudación y no sería necesario el impuesto a las ganancias a los trabajadores.

Hay que calcular que una persona que estaba ganando 2.700 pesos va a ganar 3.200, cerca de quinientos pesos que no tenía; momentáneamente se va a alegrar, pero cuando los cobre en octubre, verá que no le alcanza, que se mantiene en el mismo nivel o peor de lo que tenía.

La Anses, como se vanagloria su presidente Bossio, maneja el 40% del presupuesto, pero el uso que hace el gobierno está lejos de la seguridad social: en primer lugar le presta dinero al Poder Ejecutivo. La deuda pública aumentó a 256 mil millones, una parte de esa deuda es interna: a Anses, al Banco Central, al PAMI… En vez de resolver los juicios y dar un aumento real a los jubilados le ha llegado a dar créditos a empresas imperialistas como General Motors y otras.

Por otra parte no se ha reestablecido el aporte patronal en su totalidad, que es clave. Porque combatiendo lo que está en negro y restituyendo totalmente los aportes patronales que quitó Menem, alcanza para pagar totalmente las jubilaciones, y a eso se niegan. El impuesto a las ganancias no debería aplicarse al salario porque el salario no es ganancia.

El gobierno no puede aumentar más por la situación global de la Argentina, por eso no se aumentan los planes; no se aumenta el monto del impuesto a las ganancias por el déficit fiscal que existe. Están poniendo más ausentes a los compañeros desocupados con planes, y de Argentina Trabaja, porque les está escaseando la plata para pagar. Han dado de baja a 325 mil beneficiarios de Argentina Trabaja en todo el país, más del 20 por ciento.

Esa es la situación, por eso no pueden aumentar 2.000 pesos a la jubilación -que más o menos se equipararía-. Se resolvería si el gobierno da un aumento que esté en los 5 mil pesos ahora, entonces sobre esa base tendrían otro color los aumentos.

Ampliación de la moratoria.

Los jubilados junto con los desocupados en las movilizaciones hemos logrado el aumento a la Asignación por hijo y la ampliación de la moratoria. Porque antes era del año 1993 para abajo y ahora es del 2010 hacia abajo.

Se calcula que entre 300 y 400 mil personas van a poder jubilarse, son todas las mujeres que cumplieron 60 años y los varones de 65 que no se podían jubilar.

Por eso es que todas las regionales tienen que aprovechar a buscar a los que están en esa situación y ayudarlos a que realmente se jubilen, y aprovechar para hacer crecer el MIJP, creando centros de jubilados.

A causa de la desocupación de los ‘90 y del 2001, la gente de 40 y pico de años para arriba ya no las tomaban, y tenían que tener una salida previsional. Hubo una salida que fue la de la moratoria: los varones que nacieron después del 45 ya no se podían jubilar, lo mismo que las mujeres que nacieron después de 1950. Hoy todos, hasta los nacidos en 1955, se pueden jubilar.

El cambio entre la moratoria anterior y ésta es que es móvil: de acuerdo a los aumentos, te aumentan la cuota, antes la cuota era fija. Esto tiene que ver con la inflación.

Los jubilados y la atención en el PAMI.

Nosotros estamos siendo solidarios con la lucha del Hospital Francés, un hospital que ha pasado a la órbita del PAMI, que tendría que ser un hospital de alta complejidad cabecera para toda la Capital y el Conurbano, donde han echado gente y cerrado servicios.

Tanto en PAMI como en Anses han metido gente de La Cámpora que no entiende a la gente mayor, han cerrado psiquiatría, medicina del deporte, sexualidad.

En el Conurbano la atención en los hospitales para los jubilados es un desastre, muchos entran y salen muertos, se dan turnos de acá a dos o tres meses…

Por eso nosotros decimos que no tiene que haber más intervención. Si la plata de los aportes se la destinara para los jubilados, otra sería nuestra situación.

¿Qué opinas? Deja un comentario