Ciudad de Bs. Aires: Cayó una ventana sobre escritorios de alumnos de 1er. grado en una escuela del estado.

banner ademys NUEVO

Comunicado. La semana pasada, en la Escuela N° 8 del D.E. 4, una ventana corrediza de 2 mts. de ancho por 3 mts. de alto, que separa el aula del patio, cayó sobre los escritorios de los alumnos. Si no pasó nada, fue porque ocurrió en horas de la madrugada durante la tormenta del miércoles 21. Esta situación, es una muestra más de la desinversión en educación por parte de los gobiernos.

En la Ciudad de Buenos Aires, el macrismo año tras año, viene achicando el presupuesto educativo, y particularmente lo destinado a infraestructura. No es la primera vez que el estado precario de un edificio escolar pone en riesgo la salud y hasta la vida de docentes, alumnos y demás personal. Se han caído techos, ventanas, entre otras.

En abril del año pasado, en la escuela N °17 del D.E. 7, un obrero perdió la vida, producto del estado de precariedad del establecimiento y por no contar con las mínimas condiciones de seguridad. La comunidad de esa escuela venía realizando denuncias de caída de techos, filtraciones de agua por la red de electricidad y paredes electrificadas. También en 2013, en la escuela N° 3 del mismo distrito, por falta de mantenimiento una rama cayó sobre la cabeza de una maestra causándole graves lesiones por lo que estuvo varios días internada.

Esta vez sucedió en la Escuela N° 8 del D.E. 4, cuya comunidad educativa hace varios años que viene reclamando a las distintas gestiones de gobierno, inclusive previas al macrismo, que se realicen las obras edilicias que garanticen la seguridad de alumnos, docentes y no docentes. Sin embargo, no hubo y no hay respuestas concretas. En esta ocasión, nuevamente la comunidad educativa exige de forma urgente se reparen, cambien y/o verifiquen todos los sistemas de cerramientos que existen entre las aulas y los patios de la escuela, como así también se coloquen protectores externos que aminoren los efectos de vientos y lluvias sobre las ventanas. La repuesta del macrismo fue hacer “arreglos paliativos”, es decir parches. Lo mismo que hizo en el 2012, y que no evitaron que se caiga la ventana.

La situación de esta escuela, no es un caso aislado, refleja la realidad de muchos establecimientos educativos. El deterioro de la infraestructura escolar es consecuencia de la política del macrismo que consta en el vaciamiento de la escuela pública y la mercantilización de la educación. Es decir, el macrismo orienta toda su gestión hacia la privatización educativa. Por eso gasta millones de pesos en la inscripción online con el objetivo de que la falta de miles de vacantes en las escuelas públicas oriente matrícula hacia las escuelas privadas, además de vaciar grados para luego cerrarlos. Encima, en vez de utilizar presupuesto para mejorar los edificios escolares públicos, invierte en un programa educativo online para todo el país con el solo fin de hacer campaña electoral por sus aspiraciones presidenciales.

Como sindicato hemos denunciado en la mesa de negociaciones de condiciones salariales y laborales realizadas en febrero, toda la problemática educativa, además del insuficiente aumento salarial, también los graves problemas de infraestructura. En el caso de infraestructura, está en riesgo la salud y hasta la vida de alumnos y docentes, por eso es necesario que en unidad, docentes y familias mancomunemos esfuerzos para exigir al gobierno que realice las obras necesarias. Desde Ademys, nos solidarizamos con la comunidad educativa de la Escuela N° 8 del D.E. 4, y nos ponemos su disposición.

 

¿Qué opinas? Deja un comentario