Categorías
POLÍTICA

Confirmó Peugeot Citroën que tomará 1000 empleados

La Nación
 
El mercado automotor

Integrarán un tercer turno de trabajo a mediados de 2007
 

 
La compañía automotriz Peugeot Citroën confirmó ayer que sus planes de expansión en la Argentina no se detienen en los modelos que ya produce en las plantas locales.

La empresa francesa informó que mantiene su política de incorporación de empleados, que terminará con la formación de un tercer turno de trabajo a mediados de 2007. Aunque celoso de no revelar ningún detalle de los futuros modelos, el presidente de la filial local, Luis Ureta Sáenz Peña, admitió que "en poco menos de un mes la empresa lanzará un nuevo modelo de Peugeot".

Los anuncios de la empresa se dieron en el ámbito de la firma de un acuerdo sobre responsabilidad social, que fue refrendado por los principales ejecutivos de la empresa; el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y la cúpula de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), en representación de los trabajadores.

"En un mes vamos a estar presentando un nuevo modelo de Peugeot en la Argentina. Pero no me pidan más datos; lo vamos a ir develando de a poco", dijo Ureta Sáenz Peña.

Pese a sus palabras medidas, minutos antes, en el acto en el que se concretó la firma del pacto social, un gremialista, ahora senador provincial, había dicho que la firma lanzaría al mercado un nuevo modelo de Peugeot 307 que, según se especula, será un tricuerpo. A su lado, Ureta Sáenz Peña sonreía con cierta resignación.

Respecto de la política de incorporación de trabajadores, el ejecutivo estimó que para julio del año próximo la automotriz francesa sumará 1000 empleados en la planta de Villa Bosch.

"Actualmente, tenemos 3750 empleados y para julio de 2007 llegaremos a 4600", sostuvo el ejecutivo, que admitió que la filial de la compañía automotriz incrementó sus ventas alrededor de un 30% en lo que va del año: "Estamos muy bien, un 6 o 7% más que lo que creció el sector", sostuvo.

El director de Relaciones y Recursos Humanos del grupo Peugeot Citroën, Jean-Luc Vergne, que estuvo en la Argentina para la firma del acuerdo de responsabilidad social, ponderó los recursos humanos locales. "El nivel de calidad que exhibe la mano de obra argentina hace que no sea necesario expatriar franceses para trabajar aquí", dijo, entusiasmado, el directivo.

El acuerdo que suscribió la empresa fue muy elogiado por Tomada y por la cúpula sindical. "Responsabilidad social tiene diversas interpretaciones según el país. En la Argentina, tiene que ver con el empleo y con la calidad. La Argentina está dando una vuelta de página en la cantidad de empleos, pero aún resta mucho por hacer respecto de la calidad", dijo el responsable de la cartera laboral.

Entre los puntos que se destacan del acuerdo, están que la empresa se compromete a eliminar la discriminación en materia de empleo, a promover la igualdad de oportunidades, además de una serie de programas para incorporar empleados discapacitados. "Ahora la filial deberá elaborar un esquema de trabajo que será monitoreado por un comité mundial en el que el sindicato local tendrá un representante", dijo Vergne.

Respecto de la política con sus proveedores, la firma se comprometió a sancionar a las empresas que no cumplan con la política social de la automotriz, a tal punto de eliminarlos de la lista de proveedores.

Por Diego Cabot
De la Redacción de LA NACION

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: