Categorías
POLÍTICA

Creció 11% el robo de autos en la Capital

La Nación
 
La inseguridad

 
Advierten que faltan controles
 
 
 

Por el aumento de la inseguridad, la falta de controles policiales y el avance de los desarmaderos, los robos de automóviles en la ciudad de Buenos Aires se incrementaron 11 por ciento entre enero y mayo de 2006 respecto del mismo período del año pasado. Asimismo, en todo el país aumentaron 3% los robos de vehículos cometidos a mano armada.

Así lo informó el Centro de Experimentación y Seguridad Vial Argentina (Cesvi), organismo privado sostenido por las compañías aseguradoras para investigar las causas de accidentes de tránsito, experimentar sobre seguridad vial y realizar campañas de prevención y capacitación.

Las cifras privadas, producto de las denuncias recibidas por las aseguradoras para reponer los vehículos, se conocen en momentos en que el Gobierno decidió no dar información estadística sobre la evolución de los delitos. El ministro del Interior Aníbal Fernández dijo el sábado último que no es verdad que haya aumentado el delito en la Argentina y aseguró que no iba a dar números. "Cómo le digo a una familia que las estadísticas dicen que los homicidios dolosos son unos de los más bajos del continente, qué le importa a una familia" que perdió un pariente en un hecho violento. "No me burlo mostrando estadísticas, solo para satisfacer mi ego", afirmó entonces.

La Policía Federal informó ayer que no tiene datos sobre el robo de automóviles en la ciudad, pues dijo que esa cifra la centraliza la Secretaría de Seguridad Interior, la que no informó sobre el asunto. No obstante, fuentes policiales dijeron a LA NACION que la sensación es que en este año no aumentaron los robos de automóviles, sino que la cifra bajó.

Los datos del Cesvi señalan lo contrario. En la ciudad de Buenos Aires, el robo de automóviles creció un 9,8 por ciento si se compara marzo de 2006, con el mismo mes de 2005. Y aumentó un 17 por ciento si se compara abril de 2006 con el mismo mes del año último.

Un estudio más completo revela que, en plena efervescencia de la crisis económica de 2001-2002, el robo de autos llegó a su punto más alto. Tras ello se puso en marcha en el Ministerio de Justicia y en la Secretaría de Seguridad -que entonces estaba bajo el mando de aquél-, un plan que permitió reducir drásticamente el robo de vehículos durante 2004 y 2005, en un 50 por ciento en la ciudad y en el conurbano bonaerense.

Pero esa baja creciente empezó a revertirse este año. En enero de 2006 hubo un 20% más de robos en las calles porteñas que en enero de 2005, la mismas cifra que en febrero.

En el conurbano bonaerense el robo entre enero y mayo de 2006 con respecto al mismo período del año pasado creció un 1 por ciento, según el Cesvi. No obstante, en mayo de 2006 con respecto a mayo de 2005 hubo un 13,3% más de robos. Esto también marca un cambio en la tendencia en baja que se venía dando hasta ahora. La zona del conurbano más afectada por los robos es la del oeste, le sigue la norte, y el mayor descenso se dio en la zona sur.

En todo el país los robos crecieron un 3 por ciento si se comparan los primeros cinco meses de 2006 con el mismo período de 2005. Mayo contra mayo el crecimiento es del 10 por ciento.

En el interior

En el interior del país se dio un fenómeno inverso. Si en 2003 los desarmaderos fueron atacados y se mudaron al interior, también lo hicieron los robos. Ahora están migrando nuevamente a la ciudad. En el interior bajaron un 4,5 por ciento en los primeros cinco meses de este año con respecto al mismo período del año anterior.

Los expertos del Cesvi señalan que esto se debe a la falta de controles en las calles de la región metropolitana y sobre los desarmaderos y al aumento de los delitos, como el secuestros exprés o los robos, pues los delincuentes se valen de autos robados para cometerlos.

"Si con los controles y la ley de desarmaderos los robos bajaron y ahora crecen, entendemos que esos controles se han relajado. Esto simplemente prende un semáforo rojo, de alarma. Si uno suma que el último mes se han disparado los hechos delictivos que implican el uso de autos robados, como secuestro, el semáforo rojo es doble", dijo a LA NACION Marcelo Aiello, gerente de Relaciones Institucionales del Cesvi.

Por Hernán Cappiello
De la Redacción de LA NACION

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: