Categorías
POLÍTICA

Cristina Kirchner esconde a 7 millones de pobres

Por Francisco Torres para Alternativa Socialista.

Al anunciar la asignación para embarazadas, Cristina dijo que “el país está a la vanguardia de la región en la lucha contra la desigualdad”. Sin sonrojarse, aseguró: “hoy, estamos en un 9,9% en el nivel de pobreza y un 2,5% de indigencia”. Bajo los datos del IndeK, Cristina quiere esconder a más de 7 millones de pobres y 3 millones de indigentes. Una afrenta para millones de argentinos. ¿Qué soluciones hay para erradicar este flagelo?
Las cifras anunciadas son inverosímiles porque estarían equiparando los índices sociales que tuvo el país en el mejor momento de distribución del ingreso. No los cree siquiera Artemio López, consultor kirchnerista, que ubica a la pobreza en el 22,3%. Reconociendo que “seguimos lejos de los indicadores de 1974, cuando la pobreza era del 6% y indigencia del 2%…”. Este consultor k dice incluso que “una de las claves de la lejanía es la calidad del empleo y su condición de formalidad. Hoy el 38% de los empleados en relación de dependencia está informalizado, y en 1974 sólo 14% estaba en negro”.

La pobreza real triplica la que anuncia Cristina

El Observatorio de la Deuda Social de la UCA (Universidad Católica que estudia los indicadores sociales, señala que uno de cada 4 habitantes es pobre. La pobreza abarca de 10 a 12 millones de argentinos (entre el 25,6% y el 29,6%). Cifra altísima para un país de 40 millones. Mientras que la indigencia trepa a 4,3 millones. Según las mentirosas cifras de Cristina, la pobreza abarcaría a sólo 3,9 millones y la indigencia, 1 millón.
¿De dónde surge tamaña diferencia? Del valor que se le da a la canasta alimenticia que determina la línea de indigencia y a la canasta total que marca si alguien es pobre. Según el IndeK, una familia tipo necesitaría $1.234 para no ser pobre. Y para no caer en la indigencia -sólo comprar alimentos- necesitaría $575, es decir, $19 diarios para los padres y 2 hijos. Eso en el fantasioso mundo del indeK de Moreno.
Pero los precios a los que compra la gente son otros. Y los que toma la UCA son datos de organismos provinciales, universidades públicas y consultaras privadas, con lo que la canasta de pobreza sube a $1.790. Para Ecolatina, consultora de Lavagna, ex ministro de Kirchner, la pobreza trepa al 30,9%, es decir, uno de 3 argentinos es pobre. Para FIEL la canasta de pobreza trepa a $2.219. Y la indigencia a $ 1.212, justo lo que paga Cristina a los cooperativistas del Argentina Trabaja que reclaman aumento…

Pobreza en nuestros niños que el gobierno oculta

Es absurdo decir que la pobreza es de un dígito cuando el gobierno se “jacta” de cubrir a 4 millones de chicos con la Asignación Universal por Hijo. Y reconoce que la pobreza trepa al 31,7% entre niños y adolescentes. Un megaplan no universal, ya que un 20% de los niños no recibe ninguna cobertura social.
Según la UCA “el riesgo alimen-tario no bajó: en 2007 el 8,7% de los hogares con niños tenía un riesgo “severo” de alimentación, y un 11,6%, un riesgo “moderado”. En 2010 esas cifras crecieron. El 9,1% de los hogares tiene un riesgo alimentario severo, y el 13,9%, moderado”.
Es que esa Asignación “sólo sirvió para compensar el deterioro asociado a la suba de los precios”, pero casi sin mejorar los indicadores sociales. Otro déficit es su efecto en la escolarización: en 2007 había un 67,8% de jóvenes con déficit educativo en el secundario y en 2010 saltó al 69,6%. Asociado a un aumento del trabajo infantil: en 2007 un 5,8% de niños de 5 a 17 años realizaban un trabajo no doméstico y en 2010 subió al 8,1%.

Las causas de Proyecto Sur frente a la miseria

Las 5 Causas del Movimiento Proyecto Sur marcan un programa contra la pobreza. Porque, como dice Pino, “en esta fábrica de alimentos que es Argentina hay 700 mil desnutridos”; en la Causa por la Igualdad y la Justicia Social se plantea: erradicar el hambre y un plan de lucha contra la indigencia y la pobreza, movilizando todos los recursos del país. Ingreso universal por hijo. Plan de reparación de la juventud. Y un Plan Agrario Nacional que garantice la autosuficiencia alimentaria.
Para crear fuentes de trabajo legítimas se plantea: Un plan de construcción de viviendas. Revertir la reconversión tecnológica salvaje, con disminución de la jornada, manteniendo salarios justos. Crear un polo estatal de empresas públicas de excelencia, gestionadas con participación de trabajadores, técnicos y usuarios. Reconstrucción del sistema ferroviario, la flota marítima, la industria aeronáutica y satelital.
Para recuperar la soberanía económica y financiera se propone: el control público sobre el comercio exterior. Revisar el pago de la deuda externa. Una reforma tributaria que cambie su perfil regresivo, eliminando impuestos al consumo para gravar a los que más tienen. Con estas propuestas podremos transformar Argentina.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «Cristina Kirchner esconde a 7 millones de pobres»

¿Qué opinas? Deja un comentario