Categorías
CONOCIMIENTO CULTURA Y COMUNICACIÓN Libros - Periodismo - Publicaciones Rel. Internacionales

CULTURA : AUTORES DE TODO EL MUNDO DE VISITA EN UN FESTIVAL LITERARIO

Clarín
Cartagena, sitiada por libros, escritores y el fantasma de Gabo

Hasta mañana, se realiza allí el famoso festival "Hay" que nació en Gales. García Márquez es padrino del evento pero apenas se deja ver en la ciudad caribeña.


Juan David Correa Ulloa. CARTAGENA. ESPECIAL PARA CLARIN
Enrique Vila Matas admitió no sin ironía que la mitad de las citas literarias de sus libros son artificios: "quizá las invento para parecer más erudito". Vestido de saco negro, camisa azul oscura y algo sofocado, el autor de novelas como El mal de Montano o Bartleby y compañía, zanjó así lo que parecía iba a ser una muy formal charla de escritores moderada por la periodista mexicana Alma Guillermoprieto.

Vila Matas está en Cartagena de Indias junto a casi una cincuentena de escritores de América, Europa e India que participan en el "Hay Festival", una réplica del célebre festival literario que se celebra cada año en el pueblo galés de Hay on Wye.

Desde el pasado miércoles cientos de personas de varias ciu dades de Colombia y del exterior han llegado a la ciudad ubicada a unos novecientos kilómetros de Bogotá, en la costa norte colombiana. El jueves a las tres de la tarde las luces del Teatro Heredia, una suerte de pequeña ópera decimonónica restaurada hace cuatro años, se apagaron. Detrás de las pesadas cortinas negras, apareció Cristina de la Fuente, una española afincada en Londres quien es la directora del "Hay Festival Cartagena de Indias", y dio la bienvenida a un auditorio que aguardaba ansioso la apertura de un evento con un fuerte apoyo mediático.

Unas quinientas personas habían hecho fila desde las dos de la tarde bajo un sol abrasador. Alfredo Echeverri, colombiano de 40 años, vino desde Chile. Valeria, de 22 años, llegó desde Buenos Aires. "Desde que vi la noticia por Internet pensé que sería una buena manera de pasar las vacaciones de verano".

Con una programación compuesta por 28 charlas y mesas redondas que incluyen temas como "Para qué se escribe", "Escribir en el Caribe", "Humor e ironía en la literatura", las calles de Cartagena han estado atestadas de personas como Alfredo y Valeria que en vez de sol y mar, buscan escuchar a autores tan diversos entre sí como Hanif Kureishi, Vikram Seth, o Roberto Fontanarrosa.

Vila Matas, Victoria de Stefano, William Ospina, y Alma Guillermoprieto conversaron sobre una pregunta que admitieron como absurda: ¿Para qué se escribe? Ahí, Vila Matas puso el punto más alto con su ironía. Siempre escueto dijo que escribir era quizás un acto inútil pero en todo caso necesario. "Vivo siempre al borde entre la ficción y la realidad. Si hay un aviso que dice a 500 metros abismo, luego otro que indica 100 metros abismo, yo diría que vivo justo en el lugar en donde el cartel dice abismo". Y después: "No tengo rituales para escribir, simplemente me pongo cómodo. Alguna vez vi una foto de García Márquez en la que aparece frente a una máquina de escribir con los pies desnudos. Eso lo intenté pero no me salió. Será porque no nací en Aracataca, como el jefe".

En tanto, el teatro Heredia estaba a reventar por la presencia del escritor británico Hanif Kureishi, cuyos libros El buda de los suburbios e Intimidad son muy conocidos en Colombia. La editora Marianne Posnford apuró a Kureishi preguntándole por su relación con las mujeres y su historia con el cine y el teatro.

Con una melena blanca, la voz ronca y el humor siempre fino, el escritor nacido en Londres en 1954, dijo que el era el hombre más perezoso del mundo. "Escribo poco, a veces un párrafo al día. Mis libros han resultado de la necesidad de cumplir los plazos editoriales", bromeó y la gente aplaudió el tono distendido en el que se desarrolló la conversación. Al final, uno de los asistentes le preguntó a Kureishi qué opinaba del giro a la izquierda latinoamericano: "Llevo dos días en América Latina, esa es mi opinión". La gente salió del teatro sonriente, contenta de escuchar a un hombre convencido de que las drogas son una parte esencial de la vida, de que la culpa y la moral occidental es falsa, y de que, sobre todo, no hay que tomarse demasiado en serio.

La noche terminó con un concierto del jazzista colombiano Antonio Arnedo, en la que se encontraban lectores y escritores en el enorme patio del Claustro de Santo Domingo, un antiguo convento del siglo XVII.

Después vino la fiesta. Marina Colasanti en una esquina de la plaza tomando café, Hanif Kureishi sentado cómodamente en el Café del Mar, un lounge bar ubicado sobre la muralla sobre la que rompe el mar, Vikram Seth caminando por la calle Don Sancho con pinta de excursionista hindi, Javier Cercas sentado en un café con una editora y la presencia fantasmal de Gabriel García Márquez que está en Cartagena dando un espaldarazo al evento aunque sólo se le vio al salir del Claustro de Santo Domingo, el jueves al mediodía, después de presidir la nueva junta del Instituto Caro y Cuervo, el más importante centro filológico colombiano con sede en Bogotá.

El viernes el punto más alto lo puso el escritor argentino Roberto Fontanarrosa que participó en una conversación con el colombiano Daniel Samper Pizano, la uruguaya Carmen Posadas, y el español Fernando Savater. Fontanarrosa se dedicó al arte de la elipsis en cada pregunta, hizo apuntes sobre San Martín, el fútbol, y definió el humor una y otra vez haciendo lo que mejor sabe en una tertulia sobre humor e ironía en la literatura. Al final, puso al teatro de pie: "El cuento es el de un tipo que dice: Señor, dame paciencia… ¡Pero ya!".

Hoy hablarán Javier Cercas, Edgardo Cozarinski, Sergio Ramírez, Marco Schwartz y Héctor Abad Faciolince entre otros. Las fiestas continuarán hasta mañana cuando a las seis de la tarde los escritores elijan, en un acto final, al escritor de la primera edición de un festival que promete realizarse cada año en Cartagena. Mientras tanto, la gente se pasea por las calles de una ciudad que fue sitiada cinco veces por piratas franceses e ingleses durante los siglos XVIII y XIX y que hoy vive un sitio por escritores, piratas, al final al cabo, que le roban trozos a la vida para hacerla mejor.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «CULTURA : AUTORES DE TODO EL MUNDO DE VISITA EN UN FESTIVAL LITERARIO»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: