Categorías
POLÍTICA

Defendió Redrado la política de acumulación de reservas

La Nación
 
Ante la volatilidad global, dijo que se protegió a la economía de shocks externos
 

 
Envalentonado porque las actuales fluctuaciones en los mercados dejaron en evidencia que las políticas preventivas que adoptó en los últimos años permitieron hasta aquí al país transitar la tormenta financiera global sin sufrir mayores rasguños, el presidente del Banco Central (BCRA), Martín Redrado, volvió a defender ayer la política cambiaria y de acumulación y diversificación de reservas como una vacuna que inmunizó la economía nacional de la volatilidad mundial.

"La excesiva volatilidad de nuestra economía fue uno de los factores que más conspiraron contra la posibilidad de lograr un sendero de crecimiento sostenible y a largo plazo", señaló ayer en el discurso de apertura de las Jornadas Monetarias y Bancarias que organiza el BCRA y que proseguirán hoy, en procura de subrayar la importancia de ejecutar políticas que limiten esas oscilaciones.

Citó como ejemplo del funcionamiento de la política cambiaria, lo que podría denominarse como un beneficio de haberse manejado con un colchón, la escasa variación de un 1,3% que mostró el valor del peso en mayo frente a un 11% de corrección que sufrió el real brasileño y un 4% que mostró el peso chileno en el mismo lapso ante un cambio en la situación de los mercados.

El funcionario, para el que las oscilaciones se produjeron por un cambio general en la composición de portafolios de inversión que caracterizó de "fly to quality (´vuelo a la calidad ) que llegó para quedarse", se comprometió a profundizar una "política monetaria sólida, prudente, predecible para consolidar un sistema financiero eficiente y capaz de amortiguar posibles impactos" de cambios en el orden internacional. Afirmó que el BCRA "crea su política de acumulación de reservas como un mecanismo anticíclico de reaseguro para proteger la economía de shock externos y reducir también la volatilidad cambiaria".

A estos apuntó la abultada compra de dólares que en la primera parte del año le permitió recomponer en "US$ 5600 millones las reservas internacionales desde el 3 de enero, cuando se canceló la totalidad de la deuda con el Fondo Monetario Internacional".

La exacta mención del dato buscó a pasar un aviso a los mercados en momentos de extrema sensibilidad, algo que repitió también su par de Brasil, Henrique Meirelles (al que se aguarda hoy para la clausura de las jornadas), al afirmar que el principal socio del Mercosur también está menos vulnerable a "gripes" externas, en referencia a las última turbulencias que sacudieron a las plazas mundiales.

Redrado sostuvo que "los crecientes desequilibrios en la economía global se presentan en un contexto en el que nuestra región hoy es más sensible a la demanda de materias primas, y en particular al impacto de China, India y Rusia en la economía internacional, que a los ajustes en las tasas de interés".

La recomposición de las reservas, el colchón que generó haberse manejado con un tipo de cambio que -a juicio de los analistas- estaba alto y el nivel que mantiene el superávit fiscal y comercial favorecido por el sostenido precio de los productos más exportables son algunas de las herramientas con que cuenta la economía para mantenerse al margen de esta psicosis de mercado, según coinciden distintos observadores.

A este menú anticontagio el BCRA puede agregar otro elemento: la salud que mostró su último balance patrimonial, que sirvió para despejar las dudas que podrían existir sobre la posibilidad de que la entidad incurra en déficit por el mayor costo que enfrenta por retirar del mercado los pesos que se ve obligado a emitir cuando -como ayer, cuando se alzó con US$ 80 millones,- compra divisas para sumar a las reservas.

El resultado del ejercicio de 2005 sirvió para desechar esa posibilidad por algunos años más, a menos de que el Gobierno intente acelerar la recuperación de reservas. Las cifras oficiales dieron cuenta de un saldo financiero positivo por $ 2658 millones (más del doble que en 2004) y un resultado neto de $ 5078 millones (un 45% superior al del año anterior).

"Esos resultados muestran que se parte de una situación de superávit cuasi fiscal importante y, si bien cabe esperar cierto deterioro en los años siguientes, no aparece riesgo de volver a situaciones de déficit preocupante. En 2006, es posible que el resultado financiero sea del orden de los $ 1500 millones y para 2007, siendo algo pesimista, podía esperarse una situación de equilibrio", según puso de relieve un reciente informe de la consultora MVA, con lo que la entidad monetaria cuenta con margen para manejarse ante un escenario más adverso que el visto en los últimos años.

Por Javier Blanco
De la Redacción de LA NACION

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «Defendió Redrado la política de acumulación de reservas»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: