Desaparecidos en democracia

Maximiliano Zwenger
 
   Desde la instauración de la democracia, la Argentina sigue padeciendo casos de desapariciones de personas, especialmente de niños  y adolescentes. Hay casos conocidos masivamente como el de Florencia Penacchi o Fernanda Aguirre.
   Según las estadísticas que maneja Missing Children Argentina, de las denuncias que reciben por chicos perdidos , alrededor del 10 por ciento se debe a sustracciones. Esto estaría respaldado por una red de tráfico que podría estar funcionando en el país. Meses atrás, la hermana Martha Pelloni también denunció que en las provincias de Corrientes y Misiones los robos de niños son casi moneda corriente.
 
Clarín
LA SECUESTRARON EN ENTRE RIOS EN EL 2004

Caso Aguirre: una mujer dijo que vio a Fernanda en el norte del país

Se trata de una enfermera, quien aseguró que la chica está embarazada. Ahora la Policía investiga si la adolescente fue llevada a esa región por un grupo de gitanos.

El caso Fernanda Aguirre, la chica secuestrada en Entre Ríos en julio del 2004, vuelve a tener novedades. Ahora una enfermera aseguró que vio a la chica en el norte del país. Según dijo, la adolescente estaba embarazada y era acompañada por dos hombres.

El testimonio de esta enfermera fue obtenido por un equipo de investigadores que días atrás viajó al norte del país -no se precisó a qué lugar exactamente- para estudiar algunas pistas que surgieron en la causa que tiene a su cargo el juez entrerriano Héctor Toloy.

Fuentes citadas por la agencia de noticias Télam, señalaron que los investigadores cuentan con datos que indican que Fernanda habría sido llevada al norte del país por un grupo de gitanos, quienes la habrían obtenido a cambio de un auto.

A raíz de esta información, los policías y el padre de la chica, Julio Aguirre, viajaron a las provincias de Santiago del Estero y de San Luis y recorrieron varios asentamientos gitanos. Pero no obtuvieron resultados

Durante uno de estos recorridos, los investigadores se contactaron con la enfermera que aseguró haber visto a Fernanda, cuando caminaba embarazada junto a dos hombres desprolijos.

Fernanda Aguirre fue secuestrada en la localidad entrerriana de San Benito el 25 de julio de 2004. La chica desapareció por la tarde, cuando caminaba hacia su casa.

El principal sospechoso del secuestro es Miguel Angel Lencina, un delincuente que se encontraba cumpliendo una condena, aunque el día de la desaparición de Fernanda había salido de prisión con un permiso judicial para visitar a su familia.

Lencina fue detenido y el 6 de agosto siguiente fue hallado ahorcado en la celda de la comisaría quinta de Paraná, en un presunto suicidio.

La viuda del principal sospechoso, Mirta Chávez, es la única detenida por el caso. La mujer está acusada de haberle exigido a la familia Aguirre un rescate para liberar a la adolescente.

¿Qué opinas? Deja un comentario