Categorías
POLÍTICA

EL CONFLICTO CON URUGUAY

Clarín

 

Papeleras: las dos empresas salieron a dar explicaciones

Se trata de la española ENCE y la finlandesa Botnia. Dicen que usan procesos aprobados por la Unión Europea. Y fijaron posición en medio de la extendida protesta ambientalista, que reclama otras tecnologías.

Lucio Fernández Moores.

lfmoores@clarin.com
En medio de la inusitada escalada diplomática con Uruguay, las empresas papeleras que se instalarán en la ciudad de Fray Bentos, frente a Gualeguaychú, salieron ayer a dar explicaciones sobre la tecnología que usarán en sus plantas.

"La planta de celulosa utilizará un proceso industrial compatible con el total respeto del medio ambiente", aseguró la empresa española ENCE a través de una solicitada en los diarios. Es la primera vez que la firma fija su posición públicamente desde el estallido del conflicto con las protestas en Entre Ríos.

En cambio, la otra empresa, la finlandesa Botnia, reiteró ayer el mecanismo que ya había empleado en las últimas semanas: hablar a través de los ingenieros a cargo de la obra. En este caso fue el jefe del área eléctrica de la planta en construcción, Bruno Vuan, quien dijo que el emprendimiento "cumple los requerimientos industriales y ambientales" y ofrece "garantías a argentinos y uruguayos".

Ambas firmas dijeron que respetarán las normas establecidas por la Unión Europea en la materia. Y ENCE aprovechó incluso para referirse a las dudas sobre los procesos que finalmente usará en Fray Bentos. "Es absolutamente falso que se vayan a utilizar otras normas y tecnologías", aseguró en la solicitada.

Las explicaciones de las empresas surgieron en medio de un cuadro diplomático cada vez más difícil entre Argentina y Uruguay. El canciller Jorge Taiana se dirigió la semana pasada en fuertes términos al Gobierno uruguayo. Lo acusó de haber violado el Tratado Bilateral del Río Uruguay por no haber advertido sobre la radicación de las firmas junto al río fronterizo.

Sin embargo, el ministro de Medio Ambiente uruguayo, Mariano Arana, aseguró ayer que ambos países acordaron en 2004, antes del estallido del conflicto, un plan para controlar el río por la futura instalación de las dos plantas.

El Gobierno ya anunció su intención de llevar el tema al Tribunal Internacional de La Haya. Allí pediría una medida cautelar que suspenda las obras, la misma demanda de los vecinos, hasta que no esté claro el impacto ambiental que se producirá en la zona. El Congreso daría esta semana el aval político al Gobierno en su estrategia de llegar a esa instancia internacional. Uruguay, en cambio, prefiere que sea tratado dentro del Mercosur.

El Gobierno uruguayo se queja por los cortes de ruta protagonizados por los habitantes del sur entrerriano, en dos de los tres pasos terrestres, que perjudican el flujo de turistas y cargas.

Los cortes no sólo se mantienen en el puente que une Gualeguaychú con Fray Bentos —el actual bloqueo cumple hoy 18 días ininterrumpidos— sino también en el que va de Colón a Paysandú. El anunciado corte en el tercer puente que une Entre Ríos con Uruguay, de Concordia a Salto, finalmente no se realizó.

"La primera garantía es que nuestro compromiso está sujeto a la Unión Europea", dijo ayer a Radio Mitre el ingeniero Vuan, de Botnia.

En similares términos se expresó ENCE en su solicitada. Allí se dijo que la firma se manejará con "todas las normas aprobadas por la Unión Europea, que entrarán en vigor en el año 2007".

Si bien en la solicitada no hay especificaciones técnicas, voceros de la firma española aseguraron a Clarín que el método de producción será el ECF, libre de cloros elementales y compuesto de dióxido de carbono. Los ambientalistas quieren que se use el método TCF, totalmente libre de cloro. En este caso el blanqueo de la pasta celulósica se logra con agua oxigenada y ozono.

"En ningún caso, con la tecnología que utilizarán las dos fábricas se puede evacuar cloro al agua del río Uruguay ni a la atmósfera ya que el cloro no es utilizado ni como materia prima ni como producto derivado del mismo, en ningún momento del proceso ni en ninguna de sus etapas", dijeron los voceros de ENCE. "No habrá dioxinas ni furanos", agregaron.

Además, destacaron que tanto el sistema de producción (denominado Kraft) como el de blanqueo (el ECF) son "la mejor tecnología disponible" y se aplican en Europa y Estados Unidos.

El emprendimiento está en marcha, e implica para Uruguay una inversión de unos 1.800 millones de dólares y la creación de fuentes de trabajo. En simultáneo, se afianza la polémica y crece, mientras aún no se vislumbra un camino para una negociación entre los dos países.

 

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: