El crimen de la madrugada

Clarín.com

UN CRIMEN TERRIBLE : BRUTAL ATAQUE EN EL BARRIO DE NUÑEZ

Entró a una casa vecina, mató a una mujer y violó a la hija

La asesinó a puñaladas. Después violó y acuchilló a la chica, de 13 años. El hombre, identificado como Claudio Adrián Alvarez, de 30 años, fue detenido. Vivía al lado y tiene antecedentes por delitos sexuales.

El horror lo descubrieron ayer a la madrugada, cuando una nena de 13 años empezó a pedir auxilio a los gritos. Llegó su hermana y encontró a la chica toda ensangrentada y en shock, dentro del PH de Núñez donde vive. Había sido violada y apuñalada, pero estaba viva. A su madre, Elsa María Escobar, de 56 años, le había ido aún mucho peor: también la habían atacado, pero además la habían golpeado y acuchillado hasta matarla.

Entre llantos, la adolescente pudo identificar al atacante, un hombre de 30 años quien vivía en el departamento de al lado y que ya tenía antecedentes por otras violaciones. La Policía lo detuvo y anoche le confirmó a Clarín que se trata de Claudio Adrián Alvarez.

De todas formas, la Policía no pudo evitar que un grupo de vecinos intentara golpearlo. Tampoco frenaron la manifestación que encabezó la agrupación Madres del Dolor —familiares de víctimas de crímenes— en Crisólogo Larralde y 11 de Setiembre, a metros de la escena del crimen.

La indignación tiene su origen. Tanto los vecinos, como los padres de Lucila Yaconis —asesinada a diez cuadras de este lugar, en 2003, por resistirse a una violación— señalaron que ya habían denunciado al mencionado Alvarez, ahora detenido y acusado de violación y asesinato. "Nadie nos llevó el apunte", se quejaban ante los periodistas.

Isabel Yaconis, la madre de Lucila, dijo: "En los primeros días de agosto le fui a pedir al juez que fuera a detener a este hombre, que estuvo ocho años preso por violación y tiene antecedentes por robo a mano armada. Ya trató de violar a una chica de acá a la vuelta, Sabrina, pero el juez dijo que como no hubo violación no se le podía hacer el (examen de) ADN". De hecho, el abogado de la familia había pedido al juez Gabriel Ghirlanda que cotejara el código genético de esta persona con el de quien mató a Lucila.

El caso ocurrido ayer en Núñez, aún no se sabe cómo comenzó. Claudio Adrián Alvarez logró meterse en la casa vecina a la suya, en un PH ubicado en 11 de setiembre al 3500.

Armado con un cuchillo, amenazó a la dueña de casa y enseguida empezó a pegarle.

Según señalaron ayer los vecinos, esta mujer —vivía sola con su nena en el PH— había comentado hacía unos días ante varios testigos: "Antes de que viole a mi hija, me va a tener que matar".

El violador y la mujer se pusieron a pelear y en eso intercedió la hija de la víctima, de 13 años. Según fuentes del caso, el atacante logró dominar a la chica y la encerró en un ropero de la planta alta. Desde allí, ella habría escuchado lo que siguió: los ruegos de su madre en su habitación para no ser violada y luego, el silencio. Hasta anoche no estaba claro si la mujer fue abusada.

De acuerdo a los voceros, en los instantes siguientes el violador sacó a la chica del ropero y empezó a abusar de ella. Mientras, para que no escapara, le cortó la espalda al menos dos veces con el cuchillo, hasta que la adolescente se desmayó.

Los investigadores creen que por eso el asesino pensó que la chica estaba muerta y no la siguió apuñalando. Lo cierto fue que, cerca de las 3 de la mañana, llegó la hermana mayor de la adolescente: estaba gritando, toda ensangrentada y en shock.

Cuando la mujer, de 38 años, le preguntó qué había pasado, la chica le señaló al vecino de la casa contigua. Así fue como al poco tiempo llegó un patrullero de la comisaría 35 y detuvo al sospechoso de inmediato.

El traslado se demoró varias horas. Por eso, para el momento en que se hizo ya se habían juntado decenas de vecinos que intentaron agredir a Alvarez. También gritaban "jueces asesinos" y hasta rompieron la luneta del patrullero que lo llevaba hacia la comisaría.

Cerca de las 19, varias decenas de vecinos convocados por las Madres del Dolor se juntaron en Crisólogo Larralde y 11 de Setiembre. Allí, Isabel Yaconis recordó que la víctima la acompañó en marchas donde ella pedía justicia por el caso de su hija. Y su abogado señaló que las denuncias contra el violador detenido ayer llegaron hasta el Ministerio del Interior. Todos fueron hacia la comisaría 35 para protestar, con el argumento de que nadie prestó atención a tiempo.

¿Qué opinas? Deja un comentario