Categorías
POLÍTICA

«El Estado no brinda las garantías mínimas para el desarrollo de las Primarias Abiertas del 14 de agosto», Mario Mazzitelli candidato a diputado nacional por Pcia. Bs. As. de Proyecto Sur

Comunicado.

La resolución del Dr. Manuel Humberto Blanco, juez federal con competencia electoral en la provincia de Buenos Aires, en el sentido que para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias del próximo 14 de agosto, «no regirá la franquicia prevista en el Código Electoral Nacional», «con lo que este juzgado no tomará a su cargo la distribución de boletas de sufragio, resultando la provisión de las mismas a las mesas electorales, y su reposición, exclusiva responsabilidad de las agrupaciones políticas a través de sus respectivos fiscales», pone Blanco sobre Negro la enorme improvisación con la que el kirchnerismo impuso en 2009 esta nueva legislación. Estas leyes fueron elaboradas al amparo del PJ-FPV y la UCR. La peor versión, de esta mal llamada reforma política, pertenece a la provincia de Buenos Aires y allí los dos partidos votaron juntos.

Sobre la multitud de fallas previsibles, que oportunamente hemos señalado, cada día aparecen otras nuevas. Esta última que «manifiesta la imposibilidad de distribuir las boletas por parte del correo es de inusitada gravedad».

En primer lugar porque el Estado que le impuso «obligatoriamente» a los partidos políticos y a la ciudadanía realizar internas abiertas, hoy no puede brindar las garantías mínimas para asegurar a los ciudadanos el derecho de elegir libremente sus representantes y, a los candidatos y partidos, el derecho de ser elegidos sin otra condición que cumplir con la Constitución Nacional y las leyes electorales.

En segundo lugar porque resulta insólito que se le avise a los partidos con 20 días de anticipación que tendrán que hacerse cargo de una tarea que nunca cumplieron.

Históricamente las boletas de la provincia de Buenos Aires se imprimen en un solo lugar. Los partidos debían garantizar el flete con el que se las llevaría desde la imprenta a los galpones del correo argentino en La Plata y este se ocupaba de su distribución. Para realizar esta tarea, en la que el correo tiene gran experiencia, el mismo se reforzaba con colaboración del gobierno de la Provincia y una serie de contratos con los que garantizaba la presencia de todas las boletas a lo largo y ancho del territorio provincial.

Ahora las listas internas de los partidos y agrupaciones tendrían que montar un sistema de fletes cuantioso que le permita llegar a Suipacha 1º sección electoral 117 km, a San Nicolás 2º (s.e.) 236 km, a Cañuelas 3º (s.e.) 63 km, a General Villegas 4º (s.e.) 448 km, a Necochea 5º (s.e.) 505 km, a Carmen de Patagones 6º (s.e.) 924 km, Olavarría 7º (s.e.) 359 km, La Plata 8º (s.e.) 55 km. Estos son apenas 8 ejemplos por cada una de las secciones electorales de la Provincia. En realidad hay que llevarlas a 135 municipios. A su vez distribuirlos en las escuelas en las que se realiza el comicio. Y finalmente llevarlo ante cada presidente de Mesa para que este las incorpore en los bancos de las aulas.

¿Es razonable que aquello que no puede garantizar el Estado lo pueda realizar una lista interna de un partido político?

¿Alguien ha evaluado cuanto tiempo le puede llevar a un presidente de Mesa armar la plantilla completa para iniciar el comicio?

¿Se previó como resolver la situación en que «un elector» dispone no votar porque falta la boleta de la lista por la que pensaba hacerlo, dado que la lista en cuestión no pudo estar a las 8 de la mañana y llegará a las 12?

¿Se hizo el cálculo de cuantas horas son necesarias para que el procedimiento resulte transparente y no sea impugnado por la mayoría de las fuerzas participantes? ¿Podrá cerrarse el comicio a las 18?

¿Tienen claro las autoridades como se llenaran las actas del escrutinio? y

¿Quién las recogerá, dado que el correo -que no se hace cargo de la distribución de boletas- no parece ser la herramienta más idónea?

En tercer lugar hay cuestiones de volumen y de peso. Volumen porque nunca antes habíamos tenido una boleta de 6 cuerpos. Presidente y vice, Senadores Nacionales, Diputados Nacionales, Gobernador y vice, Diputados y Senadores provinciales y finalmente Intendente, Concejales y Consejeros Escolares. La producción, distribución y puesta en mesa, resulta más complejo que de costumbre. 1.- Debido a su dimensión: 19 cm de altura por 72 cm de ancho. 2.- Debido al peso: al haber cambiado el papel de diario tradicional por un papel de 60 gramos eleva el peso de las boletas. En un padrón de más de 10 millones de boletas estamos hablando de un volumen que se mide en metros cúbicos y un peso que se mide en toneladas.

¿Solo el Juez Blanco y el correo tienen conciencia sobre estas dificultades? Sobre esta misma cuestión: ¿Se hizo la prueba si el número de sobres -más de 300 en muchas mesas- entran en una sola urna? Si varios sobres vienen con boletas cortadas y dobladas de distinta manera seguramente no entraran ¿Cómo resuelven las autoridades de mesa esta situación?

En cuarto lugar y para no abundar, digamos que el escrutinio definitivo será complejo. Muchas actas pueden venir con un número alto de observaciones. A las observaciones tradicionales habrá que sumar las propias de una elección primaria sin antecedentes. ¿Cómo se logrará que en forma inobjetable se termine el escrutinio definitivo entre el día 17 de agosto en que dará comienzo y el 2 de septiembre en que deberá estar terminado, dado que el 3/9 se presentan las candidaturas para la elección general del 23 de octubre?

Una de las trampas de las PASO es que no se compite contra un candidato del PJ-FPV y la UCR, sino contra multitud de candidatos que se presentan a la interna. Así en las primarias tienen candidatos que ocupan todo el espectro político de derecha a izquierda. Esto resulta en un menor número de votos para las fuerzas que presentan candidaturas únicas acordadas al interior de un espacio. Si a esto le sumamos que se verificó como una práctica-trampa sistémica en la Provincia el robo de boletas las cosas se complican. Y si encima en muchas mesas no estarán las boletas por imposibilidad logística de acercarlas, ¿cómo se le puede exigir a una lista que compite en condiciones de semejante desigualdad conseguir el porcentaje de votos requeridos por la ley?

El PJ y la UCR ya han mostrado incapacidad para resolver los problemas que aquejan a las mayorías. Ahora muestran incapacidad para resolver sus problemas internos y convocan a esas mismas mayorías a que se los resuelvan. Esta forma de entender la democracia es propia de una oligarquía política que ha sabido incorporar todos los saberes y todas las artes para perpetuarse en el Poder con el beneplácito de un Pueblo que, paciencia mediante, todo lo soporta. Naturalmente esa paciencia se irá agotando y nuevamente «hará tronar el escarmiento».

De nuestra parte instruiremos al mayor número de nuestros electores para que no permitan que el comicio se desarrolle antidemocráticamente si no están todas las boletas en el cuarto oscuro. Y nos reservamos el derecho de apelar a las máximas instancias judiciales nacionales e internacionales si observamos que las garantías democráticas están siendo avasalladas.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario