Categorías
POLÍTICA

«El problema son los salarios, no la carne»

La Nación
 

Lo dijo Analía Quiroga, de Carbap

 PELLEGRINI (De un enviado especial).- "Que [el ministro del Interior] Aníbal Fernández se preocupe por hacer productivos los caminos, así podemos sacar los animales los días en que llueve", fue la respuesta de Analía Quiroga, vicepresidenta tercera de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), en una entrevista con LA NACION, a las duras críticas que anteayer el funcionario realizó contra ella.

Rodeada del paisaje que más le gusta, las vacas, y con un mate en la mano, desde su campo (ubicado en este pueblo de 6900 habitantes) Quiroga expresó su disgusto por las acusaciones del Gobierno a los ganaderos. "Tenemos que terminar con los desencuentros. Parecería que la gente que está alrededor del Presidente crea confusión y así se hace una pelea entre trabajadores. Yo no miro a nadie desde arriba, ¿cómo lo voy a hacer si soy una trabajadora? Señor Presidente, sentémonos a dialogar", indicó la productora, que en enero último dijo que a Néstor Kirchner le faltaba "materia gris".

Para Quiroga, ese episodio que la hizo conocida hoy "está cerrado". Esta mujer, de 47 años, casada y con dos hijos, prefiere refugiarse en las distintas labores que le demanda el campo, donde trabaja desde hace más de dos lustros, dejando en el camino una carrera de odontología.

Anteayer, en medio del conflicto por la carne, Fernández había señalado que Quiroga debía "pensar en los que menos tienen" y que "lo que menos falta hace son las prepotencias de esta señora, que busca ser un sector privilegiado y hacer una separación, como si el resto fueran todos unos idiotas que tienen que pagar lo que a ellos se les antoja".

Si bien en la entrevista Quiroga procuró no referirse de manera directa a esos dichos, no pudo ocultar su indignación por la tensión que hay en torno a este conflicto. "El Gobierno nos hace quedar como los malos de la película. Nosotros vendemos en un promedio de $ 2,80 [el kilo vivo] y luego, cuando descontamos los gastos, nos quedan $ 1,80. No sé por qué después la carne vale $ 10 o 14", subrayó Quiroga.

-¿Por qué la carne es tan cara?

-Esa pregunta no la tenemos que responder nosotros. Acá viene el comprador, mira la hacienda, pasa un precio y después nos pregunta si estamos de acuerdo.

-A los ganaderos les conviene que este producto esté caro?

-A nosotros no nos conviene que la gente no pueda comprar carne. Si el pueblo no come carne, ¿para qué queremos entonces tener vacas?

-¿Qué le pareció el pedido del Presidente a la población para que no comprara este producto?

-Yo no quiero el enfrentamiento con el Presidente. Me parece perfecto que pida no comprar si la carne está cara, pero como ama de casa ¿cuál es la alternativa? En mi pueblo un kg de merluza vale 12 o 14 pesos.

-¿Entonces por dónde pasa el problema de la carne?

-El problema es que los salarios no están acorde. Tenemos claro que la gente no tiene poder adquisitivo para comprar carne. Pero a eso lo tenemos que resolver a través del diálogo.

-Si el problema son los salarios, ¿qué hay que hacer?

-Hay que subsidiar a la carne hasta que haya una recomposición salarial. Además, si la gente no tiene trabajo digno, ¿cómo come? Si subsidiamos tantas cosas, ¿por qué no subsidiar a la carne? Eso lo tienen que hacer el Gobierno y la cadena.

-¿Cómo afecta al sector la veda a las exportaciones cárnicas?

-Es un retroceso para un país que necesita capitales. Así le mostramos una falta de seriedad al mundo. Además, el impacto en el interior va a ser muy importante, porque la ganadería genera mucha mano de obra. Hoy nadie quiere comprar una vaca.

-¿Qué opina de los dichos de Kirchner de que algunas entidades son golpistas?

-No sé de qué habla, porque acá en el interior el recuerdo que tengo es de la gente trabajando. No relacionemos el golpe [de 1976] con la carne.

-¿Está conforme con la actuación del secretario de Agricultura?

-No me interesa opinar. La historia va a juzgar a cada uno; es lo único que me deja tranquila. Aquí no hay políticas ni proyectos para mañana.

-¿Le interesaría ser presidenta de Carbap? ¿Meterse en política?

-No, en Carbap ya estuve. Mi marido está solo y tengo que trabajar. Voy a poner el hombro desde mi lugar. En cuanto a la política, no incursionaría. Aunque eso pueda ser un error; no tengo capacidad para serlo.

 

 

 

El conflicto por la carne: continúan los reclamos de productores y comerciantes

 

El campo volverá a protestar hoy

 

Con el aval de Carbap, en Trenque Lauquen se marchará contra la suspensión de las exportaciones

 
 
TRENQUE LAUQUEN.- Hoy las tranqueras del campo se abrirán otra vez, pero no saldrán vacas ni cereales. Por allí sí pasarán productores con tractores y camionetas. Con sus boinas, bombachas y pañuelos al cuello también cruzarán peones de a caballo, que se unirán a sus patrones para recrear en la ciudad una de las escenas que más irritó al Gobierno en los últimos días: la protesta contra la veda a las exportaciones de carne vacuna.

Hace una semana fueron los productores de la localidad bonaerense de Salliqueló quienes expresaron su molestar. Setenta y dos horas atrás hicieron lo mismo, aunque en el marco de una reunión con discursos fuertes, los ganaderos de la ciudad correntina de Mercedes. Hoy, en una zona que es sinónimo de producción de novillos de exportación, la Sociedad Rural de Trenque Lauquen tomará la posta, convocando a la tercera protesta del campo contra la política oficial.

"Queremos contarle al pueblo la verdadera realidad. Queremos producir más, pero necesitamos que el Gobierno nos aliente; sólo así va a haber más oferta (de carne) y bajarán los precios. La protesta es en repudio a una medida errónea, a pesar de que se hicieron las advertencias", dijo a LA NACION Osvaldo Delamata, presidente de la Rural local.

La protesta arrancará a las 10 con una concentración de rodados y maquinaria en la rotonda de las rutas 5 y 33 y en el predio de la Sociedad Rural. Después se realizará una movilización hacia la Plaza San Martín, donde se entonará el Himno Nacional y se hará el acto con una tribuna abierta de oradores. Allí también estarán trabajadores del Frigorífico Tres Lomas, cercano a esta localidad, que cerró sus puertas recientemente. En paralelo, no se comercializarán granos ni hacienda, por la adhesión a la protesta de los transportistas.

Preocupación

"Vamos a ir a buscar a la opinión pública; vamos a ir a hablar del interior relacionado con el sector agropecuario", subrayó Delamata. El lema "la patria se hará con el campo, nunca sin el campo, mucho menos contra el campo", será parte de ese mensaje.

En verdad, en Trenque Lauquen, una ciudad de unos 41.000 habitantes donde más del 70% de la población laboral está directa e indirectamente vinculada con el agro, se palpa una franca preocupación por lo que pueda suceder con la ganadería y el movimiento económico de la ciudad en un futuro cercano, donde hay unos 1700 comercios."En lo que va del último año y medio aquí ya hay 100.000 animales menos (en total, Trenque Lauquen hoy posee 400.000 cabezas para carne y 80.000 vacas produciendo leche); tenemos miedo que esta política elimine las vacas", remarcó Delamata.

La soja, que por estas tierras ya logró avanzar unas 100.000 hectáreas, ocuparía el lugar vacío. Sin vacas tampoco habría espacio para peones, alambradores, vacunadores, veterinarios y vendedores de insumos. Se calcula que por cada hectárea ganadera pueden trabajar unas ocho personas, contra una sola que ocuparía cada hectárea dedicada a la agricultura.

Compartiendo la preocupación de los ganaderos, los comerciantes locales darán su apoyo. "Resolvimos adherir porque nuestra economía está ligada al sector; pedimos a los comercios que bajen las persianas de 11 a 12 y se concurra a la plaza. Hacemos esto en defensa de las fuentes de trabajo", señaló César Marcos, presidente de la Cámara de Comercio e Industria local.

El intendente Juan Carlos Font (UCR), también brindó su respaldo. "Voy a participar de la concentración. Aquí la ganadería estabiliza la economía; sin aliento al productor se pierde mano de obra. El Presidente tiene que sentarse a hablar con los productores", afirmó.

La protesta contará con el apoyo de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), entidad a la cual está adherida la Rural local. Participará la vicepresidenta tercera de Carbap, Analía Quiroga, productora que se hizo conocida tras decir que Kirchner "no tenía materia gris".

Por Fernando Bertello
Enviado especial

 
 
 
 

Sigue el malestar en Rusia

 El tema de la carne complica una misión bonaerense
 
 
MOSCU.- En medio del malestar generado en Rusia por la suspensión de exportaciones de carnes argentinas, la provincia de Buenos Aires intentará, desde hoy y hasta el miércoles próximo en esta ciudad, diversificar las ventas de productos bonaerenses en la Semana de la Provincia de Buenos Aires en Moscú, de la que participan unos 40 empresarios que representan a 68 pymes afincadas en la provincia.

Ocurre que aquí la medida dispuesta por el presidente Néstor Kirchner generó rechazo e inquietud -tal como lo reconocen fuentes diplomáticas y empresarios locales-, ya que vino a complicar el intento del gobierno de Vladimir Putin por sostener la inflación en el orden del 8,5% anual, además de provocar un impacto negativo sobre las compañías procesadoras de carne locales. La Argentina satisfacía el 28% del total de las compras de carne de Rusia y, según datos oficiales, el año último los importadores rusos compraron 324.000 toneladas de carne argentina por US$ 420 millones.

De esos envíos, casi la mitad corresponde a la provincia de Buenos Aires. Para evitar el impacto, los importadores ya habrían comenzado a reorientar su demanda hacia Chile y Uruguay y hasta podría levantar la veda existente para la carne brasileña por el brote de aftosa.

Atraer inversiones

El enojo ruso obligó al gobernador Felipe Solá a suspender su previsto arribo a esta ciudad para participar del evento. "En Rusia hay algunos movimientos en relación con las exportaciones (de carne) que generan algunas tensiones", dijo el jueves último el mandatario provincial, al explicar su decisión de no viajar.

Sólo el 1,9% del total de las exportaciones bonaerenses están dirigidas a Rusia y, de ese porcentaje, el 85% están centradas en carne y sus derivados.

Paralelamente, una misión oficial buscará concretar inversión en infraestructura y, al mismo tiempo, concitar interés para atraer inversiones al territorio bonaerense más allá de la coyuntura", explicó ayer a LA NACION la ministra de la Producción provincial, Débora Giorgi, para quien la interrupción de los envíos de carne no afectará el desarrollo del encuentro. De hecho, informó que unas 250 empresas rusas demostraron su interés por reunirse con los empresarios bonaerenses.

La delegación bonaerense está compuesta por 12 empresas productoras de maquinarias y equipamiento industrial; 10 del sector alimentario y de fabricantes de muebles y herrajes e indumentaria y calzado.

También viajarán pymes del rubro eléctrico, de la industria química, metalmecánica y farmacéutica, entre otras.

Por Pablo Morosi
Enviado especial

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a ««El problema son los salarios, no la carne»»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: