En Argentina los trabajadores estamos para el culo

Clarín.com
TRAS EL PARO EN AEROLINEAS

El Gobierno le baja el tono a los conflictos salariales

El ministro de Trabajo negó que la conflictividad social esté “desbordada” y agregó que los reclamos laborales “son propios de un país normal que se está recuperando”. Por otra parte, resaltó la baja del desempleo y del trabajo en negro.

Luego de finalizado el paro que mantuvo paralizada la empresa Aerolíneas Argentinas durante nueve días, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, descartó hoy que la conflictividad social esté desbordada y manifestó que los conflictos existentes son “propios de un país que se está recuperando”.

“Hoy por hoy, no hay la conflictividad social que había al comienzo de la gestión. Hay una conflictividad laboral normal de un país normal que se está recuperando. No hay una conflictividad desbordada”, dijo Tomada, al tiempo que aclaró que la tarea fundamental del Gobierno es que el conflicto laboral “siempre esté encausado”.

Además, reiteró que el paro que llevaron a cabo los pilotos y técnicos de Aerolíneas Argentinas, afiliados a los gremios APLA y APTA, fue “exagerado” aunque reconoció que era un conflicto de “larga data”, que tenía su razón de ser.

“El método utilizado (por los trabajadores) fue exagerado. No creo que fuera necesario una huelga de nueve días”, dijo Tomada en diálogo con radio del Plata. Y resaltó que en todo conflicto laboral “los servicios mínimos deben ser acatados”.

Respecto al posible aumento de los planes sociales, el titular de la cartera de Trabajo no fue contundente pero dejó entender que no va a haber un aumento de los montos tal como se reclamaba desde la mayoría de los sectores piqueteros. No obstante, Tomada aseguró que “tenemos que ir fortaleciendo los planes sociales” y trabajar hacia un seguro de desempleo.

No obstante, Tomada destacó la baja en los índices de desempleo y de la ocupación en negro desde que asumió el presidente Kirchner. “La tendencia es sistemáticamente a la disminución”, dijo.

Aunque no quiso arriesgar ninguna cifra sobre el desempleo, destacó que “de cada 100 empleos que se crean en nuestro país, 86 son en blanco y 14 en negro”, y comparó esta situación con las estadísticas que dejó la década del 90. “Lentamente se ven los resultados del proyecto que puso en marcha el Gobierno”, indicó.

Por último, eludió la posibilidad de criticar al jefe de la CGT, Hugo Moyano. “Hay una metodología que deberíamos encausar. No hay un dirigente que sea portador de esa metodología. Moyano está acompañando este proceso al mismo tiempo que expresa las reivindicaciones de los trabajadores”, explicó.

 

¿Qué opinas? Deja un comentario