Categorías
POLÍTICA

En la Capital y el conurbano vive el 43% de los desocupados

La Nación
 
Datos oficiales del mercado laboral

 
La tasa más alta se registró en Rosario, dondela falta de empleo afecta al 14,6%
 
 
De cada 100 personas que en el país sufren la falta de trabajo, 43 viven en el área metropolitana. Se trata de 767.000 desocupados -sobre un total de 1,78 millones-, de los cuales 144.000 habitan la ciudad de Buenos Aires y 622.000, los partidos del conurbano. En ese cinturón, la tasa de desempleo llegó en el primer trimestre del año al 13,6%, siendo nuevamente la más elevada entre las diferentes regiones geográficas. De todas formas, el conurbano mostró, en términos interanuales, una caída significativa -de casi dos puntos- en su tasa de desempleo y resultó ser, junto con Cuyo, una de las dos regiones donde, con respecto a fines de 2005, no se destruyeron empleos (algo que sí ocurrió en el promedio nacional).

Sin embargo, cuando se observan los datos por localidades -sólo se informa sobre las que tienen 500.000 o más habitantes-, la que muestra el índice más elevado de gente que busca trabajo sin encontrarlo es el Gran Rosario. En la ciudad de la Bandera, la desocupación afecta al 14,6% de la población activa, una tasa más alta que la que se había registrado en el primer trimestre de 2005.

Por el contrario, el Gran Mendoza resultó ser la ciudad con menor desempleo, al mostrar una tasa del 7,2% de la población activa.

Con respecto al cuarto trimestre del año pasado, todas las regiones sufrieron un incremento del desempleo, en línea con lo que ocurrió con el indicador promedio nacional, que se ubicó en el 11,4%, frente al 10,1 de fines de 2005 y al 13% de un año atrás. Según los economistas, eso se debió a factores estacionales que determinan una caída de la actividad económica durante el verano.

Tal vez podría vincularse a eso el hecho de que el único centro urbano en el que cayó la desocupación con respecto al cuarto trimestre del año pasado fue Mar del Plata-Batán; sin embargo, la tasa de empleo (cantidad de ocupados sobre la población total) fue más baja incluso que en los primeros meses de 2005 y, en rigor, lo que ayudó a una disminución del problema social fue que menos gente salió a buscar trabajo: la tasa de activos se redujo del 50,3 al 48,5% y así el desempleo del primer trimestre alcanzó al 10,4% en la ciudad balnearia, casi dos puntos menor que el índice relevado en los últimos meses de 2005.

Regiones y ciudades

Según los datos desagregados por regiones, el Gran Buenos Aires (Capital y conurbano) mostró un desempleo promedio del 12,5%, en tanto que en el Noroeste y en la zona pampeana las tasas fueron del 11,4 y del 11%, respectivamente. Con guarismos más reducidos se ubicaron la Patagonia (8,2%), Cuyo (7,4%) y el Noreste (7,1 por ciento).

Entre las ciudades, el Gran Córdoba mostró un desempleo del 10% y el Gran Tucumán, del 13,4 por ciento.

Al analizar la información referida a Rosario, el economista Cristian Módolo, del Centro de Estudios Políticos y Estratégicos Americanos (Cepea), con sede en esa ciudad, señaló que la actividad que fue el motor principal de los nuevos empleos en los últimos 3 años fue la construcción, un sector que este año "muestra un amesetamiento". Y agregó que varios sectores fabriles registran dificultades para crear puestos, como los relacionados con la actividad frigorífica, maquinarias agrícolas y algunos rubros de la metalmecánica. Módolo explicó que el menor ritmo en actividades como la construcción y la industria repercute a su vez en el comercio.

De todas formas, el alza de la tasa de desocupación rosarina se explica, en gran medida, por un incremento de la tasa de actividad, es decir -al revés de lo que ocurrió en Mar del Plata-, más gente salió a buscar trabajo: la tasa pasó del 43,4 al 45% en el año.

Por lo general, por cuestiones estacionales, cabría esperar que en el verano la tasa de actividad sea más baja que en otras épocas, según apuntó Juan Luis Bour, economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), pero este año sorprendió que, en el dato promedio del país, eso no ocurrió.

Según el analista, es esperable que en los próximos meses la tasa de actividad promedio crezca, lo que operaría en mayor o menor medida como un freno para la mejora del desempleo (que es el porcentaje de activos que no encuentra ocupación).

Para Rosario en particular, Bour estimó que el índice de personas en actividad podría haber estado rezagado, lo que explicaría la evolución.

Ernesto Kritz, director de la Sociedad de Estudios Laborales (SEL), destacó el hecho de que el empleo haya crecido en Rosario con respecto a 2005. Para Tulio Ceconi, economista del Ieral-Fundación Mediterránea de la regional Rosario, "no hay razones para suponer que la tasa de desempleo haya crecido tanto" en la ciudad..

Por Silvia Stang
De la Redacción de LA NACION

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: