Exijamos al gobernador Juan Manuel Urtubey que pare de destruir los bosques salteños.

Greenpeace.

Junto a 20 activistas y el director ejecutivo de Greenpeace, Martín Prieto, acabamos de frenar un desmonte ilegal en una finca en Salta. Si no lo hacíamos, en menos de cinco días las topadoras iban a arrasar con enormes extensiones de bosques protegidos y, con ellos, el hogar y sustento de comunidades indígenas, animales en peligro de extinción y árboles centenarios. Existe una Ley de Bosques que protege estas tierras pero el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, no para de violarla. Exigile ahora que deje de destruir nuestros bosques nativos. Hacé click aquí.

Hace algunos días detectamos que en esta finca, El Cuchuy, cerca de Tartagal, había cuatro topadoras encadenadas operando día y noche para hacer desaparecer estos bosques protegidos a un ritmo de120 hectáreas por día. Hoy, al corroborar este desmonte ilegal en la finca, decidimos actuar. Para funcionar las topadoras necesitan recargar combustible de dos a tres veces por día. Por eso, para frenarlas, bloqueamos dos tanques cisterna que las estaban alimentando. Sin combustible no hay desmonte. Luego, nuestro director ejecutivo se dirigió a la Fiscalía de la localidad a entregar las llaves de los bloqueadores y realizar la denuncia. Ahora vamos a quedarnos en la zona hasta que se frenen los desmontes ilegales.

El Cuchuy es también hogar de comunidades indígenas como los wichís que necesitan del monte como fuente de alimento y medicinas. Desde hace meses estas familias están protestando para evitar que terratenientes y empresarios, con la autorización del gobernador Urtubey, eliminen su hogar. No podemos permitir que pasen por encima de la ley ambiental más importante de Argentina. Ayudanos a salvar los últimos bosques nativos que nos quedan. Escribile ahora a Urtubey para que deje de violar la Ley de Bosques.

Nuestra tarea no es fácil pero confiamos en tu compromiso. Vinimos a Salta porque su gobernador no está cumpliendo con la obligación constitucional de defender el ambiente y por eso lo denunciamos. No podíamos seguir permitiendo que estos desmontes ilegales avancen. Sabemos que, entre todos, podemos presionar a Urtubey para que esta sea la última tierra protegida que haya que defender. Hoy te necesito de nuestro lado.

¿Qué opinas? Deja un comentario