Categorías
POLÍTICA

FORO SOCIAL MUNDIAL

Clarín

La aventura de viajar de San Pablo a Caracas por las rutas de Sudamérica

Unos 45 estudiantes de Filosofía partieron de Brasil en autobús hacia Venezuela. Se enfrentaron al frío andino, caminos precarios en Bolivia y miedo en Colombia.

Eleonora Gosman. SAN PABLO CORRESPONSAL

egosman@clarin.com
Un grupo de 45 estudiantes brasileños de la universidad estatal paulista, que partió en ómnibus de San Pablo para asistir al Foro Social Mundial de Caracas, protagonizó una aventura de 10 mil kilómetros por América del Sur. Atravesaron Mato Grosso, cruzaron Bolivia y luego subieron por Perú, Ecuador y Colombia. A la capital venezolana llegaron 11 días después, cuando el foro bajaba el telón en el escenario caraqueño.

Pensaron que demorarían 5 días, pero tardaron más del doble. Debieron enfrentarse con el frío de los Andes, las precarias condiciones de las rutas en Bolivia y mucho miedo en Colombia, por los precipicios y el estado de guerra.

Los relatos de los jóvenes revelan una América del Sur con una integración física prácticamente inexistente.

El organizador del viaje, el estudiante de "filo" Werley Torres, cuenta que había programado el viaje hasta los últimos detalles. En declaraciones al diario Estado, contó que se había comunicado con las embajadas brasileñas de cada país para confirmar recorridos y condiciones de las rutas. Los 40 estudiantes embarcaron en un ómnibus, el jueves 10, convencidos que llegarían a la capital venezolana para el inicio del Foro, el martes pasado.

Pensaron que era posible salir de San Pablo, atravesar Mato Grosso, cruzar Bolivia, subir por Perú y de allí a Ecuador y Colombia, todo en apenas 5 días. Según los cálculos de Torres sólo bastaba ir a 60 kilómetros por hora para llegar a destino en tiempo y forma. Nada ocurrió como estaba previsto. Arribaron a Caracas recién el domingo cuando el Foro estaba terminando.

Werley admite que se equivocó al diseñar el recorrido porque pensó apenas en distancias lineales sin prever el recorrido real: o entre altiplanos y montañas, las curvas fueron sumando kilómetros hasta llegar a 10.000.

Los organizadores habían visto en el mapa a la Panamericana, pensada en sus orígenes para integrar el continente. Pero "andando por esta ruta en medio de los Andes nos morimos de miedo. Además de las curvas, pasábamos por precipicios sin ninguna protección y con el mar allá abajo", relataron los aventureros.

En Bolivia anduvieron 450 kilómetros por caminos de tierra. En varios trechos tuvieron que bajar para empujar el ómnibus que se había enterrado en los charcos de barro. Los jóvenes paulistas llegaron a La Paz justo para la asunción del presidente Evo Morales y tuvieron la oportunidad de asistir a la ceremonia.

Después, enfilaron rumbo a Perú: allí, una de las mayores dificultades enfrentadas por los tres choferes que se alternaban en el manejo del bus fue el camino recubierto de hielo. Donde peor la pasaron fue en la región de Arequipa; un lugar donde algunos días después encontrarían la muerte cuatro colegas de la Universidad Federal de Minas Gerais. Fue en una curva de Uchumayo, a 1.000 kilómetros de Lima, donde el ómnibus que llevaba a los estudiantes "mineiros", también con destino al Foro, derrapó en una curva y cayó sobre el lado izquierda. Fue una desgracia de fuerte impacto en Brasil. Los viajeros del autobús paulista recibieron la noticia en un puesto policial peruano.

"No teníamos ni idea de la cantidad de hielo que íbamos a encontrar en esa parte de la ruta", comentó el estudiante Torres.

Los jóvenes de la Universidad de San Pablo siguieron su camino por Colombia. Allí, al experiencia fue otra: sólo podían viajar de día por miedo a ser víctimas de secuestros por parte de grupos de extrema derecha. El miedo parecía justificarse: "Llevábamos materiales sobre el Foro Social Mundial, como también banderas del Partido de los Trabajadores", recordaron. Según dijeron a la prensa "la recomendación que recibimos de las autoridades brasileñas fue hablar sólo de fútbol". Por precaución decidieron deshacerse de libros, escritos y distintivos que los llevara a ser identificados como "izquierdistas".

Cuando finalmente llegaron a Caracas, el domingo último, a los jóvenes no les quedó más aliento ni dinero para volver por las mismas estradas. Fue entonces que decidieron pedir a los organizadores del Foro una "ayuda" para retornar. Ayer preparaban sus mochilas para volver desde Caracas vía Manaos, la capital del Estado brasileño de Amazonas. Desde Caracas hasta la ciudad selvática hay como mucho entre cuatro y cinco horas.

 
 
 
 
 

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: