Categorías
Economía y Finanzas Públicas POLÍTICA

Frenar la carrera de precios. ¿Ganamos 90% más que en 2006?

Por Francisco Torres para Alternativa Socialista, publicación del MST en Proyecto Sur.

No es sólo la yerba la que aumenta, ni tampoco el único producto que supuestamente “escasea”. Según el relato K, la empresa yerbatera Rosamonte Hreñuk sacó un comunicado donde destaca que “acatando el pedido de la presidenta Cristina Kirchner” estableció nuevos precios para la yerba de 1 kilo a $15,50 pesos y de medio a $8,50. Eso en el mundo de Moreno, pero en realidad se consigue el medio kilo entre 12 y 14 pesos o no la entregan en kioscos o almacenes.

Lo de la yerba es un caso emblemático del doble discurso K. Hace mucho que “escasea” y que se fue hasta los $40 el kilo. Cristina lanzó varios discursos “amenazantes”, diciendo primero que aplicaría la ley de Abastecimiento. Luego que importaría yerba (¡!) y finalmente que habilitaría inspectores y un sistema de denuncias para cerrar los comercios que no bajaran los precios y abastecieran de yerba a la población.

Nada pasó. Y hasta firman acuerdos con empresas líderes que no cumplen. La yerba se encarece mientras los productores misioneros dicen que -puesta en Bs. Aires- el kilo no debería superar los $12 y sobra stock. Siendo las cadenas de comercialización las que abusan y especulan, a la par del descontento de los productores yerbateros que piden el pago de $1,70 por kilo de hoja verde de yerba mate.

Este no es el único caso. También han “escaseado” y restringido la venta a 1 o 2 productos por personas, productos como el aceite, azúcar y hasta la leche… Todos artículos de primera necesidad, cuyos aumentos golpean directamente el bolsillo de las familias más humildes.

En este mundo de fantasía que pregona el gobierno, los salarios habrían aumentado 3 veces más que la inflación en el último año. El último informe del INDEK indica que la suba de salarios promedio en marzo de 2012 fue de 28,8% con respecto a marzo del 2011. Así fue 3 veces superior al 9,8% de la inflación oficial. Y no es el único dato de ficción de la inflación del INDEK “intervenido”: desde finales de 2006 los salarios habrían aumentado un 193% y los precios, sólo el 54%. Así los trabajadores podríamos comprar un 90% más que hace 5 años…

No es esto lo que vemos en el supermercado. Por eso se imponen medidas de emergencia para frenar la carrera que los precios le ganan siempre a los salarios. Mientras reclamamos a los dirigentes de los gremios y la CGT que convoquen a asambleas y plenarios de delegados para destrabar las paritarias. Estancadas en la pretensión del gobierno y las patronales de no superar un 15% como en la UOM o del 18% propuesto por Cristina. Hasta el 20% como máximo otorgado por gobernadores como Scioli, Macri o el propio Bonfatti del PS en Santa Fe con una suba desdoblada para docentes y estatales.

Debatiendo en cada lugar de trabajo las propuestas por un plan de emergencia que frena la incesante suba de precios como las que aquí planteamos.

10 medidas contra la inflación.

1) Decretar un inmediato aumento general de salarios para cubrir los gastos de la canasta familiar.

2) Aumento y recomposición de los planes sociales, ingresos a los cooperativistas, jubilaciones y pensiones.

3) Clausula gatillo de equiparación trimestral que aumente el salario y demás ingresos sociales según el ritmo del alza del costo de vida.

4) Anulación del IVA en los productos de la canasta familiar. Declarar la emergencia alimentaria para garantizar una producción suficiente para satisfacer todas las necesidades nutricionales y alimenticias. Garantizando que toda la producción de alimentos almacenados llegue a la población en forma inmediata.

5) Rebaja y congelamiento de precios de alimentos y artículos de primera necesidad.

6) Fijación de precios máximos para todos los productos, con inspecciones diarias y control de las organizaciones sociales, obreras y populares.

7) Aplicar grandes multas, clausuras y cárcel los que no cumplan, poniendo en práctica la Ley de Abastecimiento. Fijar mecanismos de control social para garantizar estas medidas.

8) Estatización de las grandes fábricas y comercios que especulen, acopien o no respeten los precios populares, poniendo esas empresas bajo control de sus trabajadores y consumidores.

9) Democratización del INDEC, bajo control de sus propios trabajadores para tener datos confiables.

10) Suspensión de los pagos de la deuda externa y prohibición de la emisión de moneda.

Estas medidas son la base de un plan económico alternativo al servicio de nuestro pueblo. Sólo serán posibles si las impulsamos e imponemos con la movilización hasta lograr una salida de fondo: un gobierno de los que nunca gobernaron, los trabajadores y el pueblo, en una Argentina Socialista.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario