GRAVE ACCIDENTE EN UN QUIROFANO DEL HOSPITAL ALVAREZ

Clarín.com

Estaban por operarla y se le cayó una lámpara encima

Según el centro de salud, la paciente salió ilesa. Su padre afirmó que sufrió varios golpes.

Por Nora Sánchez / nsanchez@clarin.com Estaba anestesiada, sobre la camilla de cirugía. Iban a operarla de la vesícula por laparascopia. Pero antes de que los médicos empezaran, se le desplomó la lámpara del quirófano encima. El incidente no terminó en tragedia gracias a los reflejos de una enfermera, que desvió el artefacto de más de 30 kilos de peso. Ocurrió ayer por la mañana, en el Hospital Alvarez. Según fuentes del hospital, la paciente resultó ilesa, aunque su padre afirmó que recibió varios golpes. Mientras, la enfermera sufrió una lesión en el brazo.

El episodio ocurrió en un quirófano recién remodelado, según confirmó la subdirectora a cargo de la dirección del Alvarez, Diana Galimberti. «Los cirujanos aún no estaban haciendo ninguna maniobra, lo cual podría haber comprometido la bioseguridad en la sala», dijo. También aseguró que la única herida había sido la enfermera, que tenía «un brazo dolorido».

El padre de la paciente, Lorena Bonetti (31), dijo que su hija sí sufrió heridas: «Tiene politraumatismos en el hemitorax izquierdo y traumatismo de cráneo —dijo Ricardo Bonetti—. Todo el sistema de iluminación de la camilla quirúrgica cayó sobre ella cuando estaba anestesiada. Lucía, la enfermera, arriesgó su vida para cubrirla y trató de empujar la lámpara. Gracias a ella, el golpe que recibió mi hija no fue frontal, sino de costado».

Bonetti contó que tanto él como la madre y abuela de Lorena estaban esperando afuera del quirófano. «Al rato salieron los médicos y nos dijeron que no la habían podido operar. Detrás sacaron a mi hija, que tenía un ataque de pánico y gritaba que se quería ir del hospital«.

Lorena fue trasladada al Hospital Piñero, donde le hicieron una tomografía. «Está muy shockeada. Ya volvió al Alvarez, donde sigue en observación neurológica. Recién la van a operar dentro de 7 ó 10 días, cuando se recupere de las lesiones», afirmó su papá.

El pabellón C del hospital, con sus quirófanos y salas, fue remodelado en junio. «Lo inauguraron Héctor Lombardo, que entonces era el director, y Aníbal Ibarra —dijo Bonetti—. Como ciudadano no entiendo cómo pudieron aprobar una obra y que, seis meses después, se caiga. Estoy profundamente agradecido a todo el personal del hospital, que nada tiene que ver con los sinvergüenzas que inauguraron esta obra».

«Hubo una falla mecánica en el sostén de la lámpara, cuando la estaban moviendo para prepararla para la operación —detalló el director de Recursos Físicos de la Secretaría de Salud porteña, Alberto Barbuto—. Se inició un sumario para saber por qué se desprendió. Mientras, ese quirófano permanecerá cerrado«.

¿Qué opinas? Deja un comentario