Categorías
POLÍTICA

Hallan a una hija de desaparecidos

La Nación
 
Derechos humanos: controvertida decisión judicial

 
Como se negaba a sacarse sangre, allanaron su casa y secuestraron cabellos y su cepillo de dientes
 
 
Restos de saliva en un cepillo de dientes; pelos que quedaron un peine y algunos cabellos encontrados en una sábana permitieron a la Justicia identificar, a partir de un examen de ADN, a una mujer de 28 años como hija de desaparecidos.

El caso conocido ayer constituye la primera oportunidad en la que se identifica a un hijo de desaparecidos sin someterlo a un examen de sangre: los elementos que permitieron realizar los exámenes genéticos a la mujer, que siempre se había negado a la extracción de sangre, fueron secuestrados en un allanamiento en su casa, en La Plata, en septiembre del año pasado.

La novedosa medida, ordenada por el juez federal de La Plata, Arnaldo Corazza, había sido pedida por la organización Abuelas de Plaza de Mayo, que ayer anunció la identificación del nieto N° 83. "Esta vía se constituye como una herramienta válida para aliviar a los jóvenes del peso de la decisión de someterse a ese tipo de análisis, e igualmente respetar el derecho de los familiares, las Abuelas y la sociedad de conocer su verdadera identidad", sostuvo la entidad en un comunicado.

Las Abuelas no informaron de la identidad de la joven, pero dijeron que es la hija biológica de María Elena Isabel Corvalán y Mario César Suárez Nelson, desaparecidos el 10 de junio de 1977, en la última dictadura militar.

La madre de la nieta 83a fue mantenida cautiva en el centro clandestino de detención conocido como La Cacha, contiguo al penal de Olmos.

Según el relato de sus compañeros de cautiverio, los represores trasladaron a Corvalán a otro lugar para dar a luz y la regresaron poco tiempo después. La mujer contó que había tenido una niña y que le había puesto Lucía.

Primera vez

La presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto, justificó la medida judicial. "Estamos muy contentas porque finalmente se logró establecer la identidad a través de este otro método", dijo a LA NACION. Añadió que ésta no es la primera orden de allanamiento en una causa judicial sobre posible apropiación de hijos de desaparecidos, pero dijo que es la primera vez que los exámenes genéticos dan positivo.

Uno de los abogados que intervinieron en la causa, Emanuel Lovelli, contó que la joven no se opuso al allanamiento. "A veces hay intención de colaborar, pero sin tener que perjudicar a quienes los criaron", explicó.

La investigación judicial comenzó en agosto de 1985, con una denuncia de Abuelas de Plaza de Mayo. La organización intentaba ubicar a Ana Libertad Baratti de la Cuadra, otra hija de desaparecidos apropiada durante la dictadura. De hecho, los exámenes de ADN se hicieron primero con los familiares de esa niña.

Abuelas reunió las primeras pistas durante la dictadura, a partir de una denuncia "según la cual el cantante de tangos y comerciante O. A. tenía una niña apropiada hija de desaparecidos, que le había sido entregada oculta en un capote militar", detalló el comunicado. "Los vecinos de A. y de su esposa, M.L.D.M. confirmaron que la mujer nunca había estado embarazada", agrega.

La descripción hecha por la organización coincide con el cantante Oscar Alonso, denunciado en 1988 por la apropiación de una niña.

Según el organismo de derechos humanos, "la pareja mintió, ocultó y se fugó de la Justicia: mintieron sobre el origen biológico de la niña, dando un relato falso de su supuesto nacimiento; se opusieron a las distintas pericias científicas que podrían haber determinado la verdadera identidad de la joven y finalmente, en 1986, se fugaron a Paraguay, llevándose a la niña con ellos".

Los abogados de Abuelas precisaron que el presunto apropiador fue detenido en una de sus visitas a La Plata, pero que la Justicia lo sobreseyó por "no hallarse probado el cuerpo del delito". Su esposa fue extraditada en 1996 y estuvo detenida, pero también quedó en libertad.

Por Gabriel Sued

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: