Categorías
Salud y bienestar

Hallan cómo prevenir las metástasis de melanoma

La Nación
 

Investigadores argentinos identificaron una enzima clave

 
En la lucha contra el cáncer, el objetivo principal de todo tratamiento es evitar que las células tumorales se diseminen en el organismo. Con este principio clínico en mente y después de una década de trabajo, investigadores argentinos lograron prevenir las metástasis del melanoma cutáneo maligno en un grupo de pacientes que ya lleva dos años sin señal alguna de la enfermedad.

¿Cómo lo hicieron? En todos los pacientes con melanoma temprano (en los dos primeros estadios), el equipo de especialistas del Servicio de Patología del Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas (Cemic) y del Hospital de Clínicas estudió los datos que concentra el ganglio más próximo al tumor, llamado "centinela", por donde pasan las células tumorales antes de seguir su camino al resto de los tejidos.

"La sobrevida a cinco años de los pacientes con melanoma es de un 35% cuando los ganglios linfáticos están comprometidos. Por lo tanto, el diagnóstico precoz y la detección de las micrometástasis ganglionares son esenciales para curarlo", afirmó a LA NACION la doctora Valeria Denninghoff, responsable del Laboratorio de Patología Molecular del Cemic.

En 1999, dos años antes de regresar al país desde Francia, donde estaba estudiando, Denninghoff se sumó a la investigación que en 1994 empezaron los doctores Jorge Falco y Pablo Curutchet, de la División de Cirugía Oncológica del Hospital de Clínicas, y Boris Elsner, del Servicio de Patología del Cemic.

"La detección del ganglio centinela, que se utiliza rutinariamente en los tumores con diseminación ganglionar, como el melanoma o el cáncer de mama, es una herramienta imprescindible para este avance. Esta técnica, llamada «mapeo linfático» permite detectar el primer ganglio linfático de la cadena de drenaje que tiene información muy rica", explicó la coautora del estudio inédito y ganador del Premio Bianual 2006 Fundación Florencio Fiorini, que cuenta con el auspicio de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (Lalcec).

Indicador efectivo

Al estudiar las muestras de los ganglios centinelas de 60 pacientes con melanoma cutáneo maligno, los investigadores hallaron que la misma enzima que participa en el primer paso de la producción de la melanina (el pigmento que les da color a los lunares) era un indicador efectivo de la presencia de metástasis oculta; es decir, aquella que los estudios de rutina no logran identificar en los dos primeros estadios de la enfermedad.

Para los autores, la identificación de esa enzima clave, la tirosinasa, era indispensable para poder comprender de qué forma influiría en la progresión de la enfermedad. "Lo importante para nosotros era encontrar un marcador efectivo para identificar la presencia de metástasis y conocer cómo podría modificar la sobrevida de los pacientes", comentó Denninghoff.

De los 598 pacientes de entre 23 y 84 años seleccionados inicialmente en 1994, 364 tenían melanoma maligno en estadios primarios (I y II). A 123 de ellos se les identificó el ganglio centinela, pero sólo 60 tenían un seguimiento clínico mínimo de dos años. Todos tenían resultados negativos en el estudio del ganglio centinela según la técnica más utilizada (hematoxilina-eosina e inmunohistoquímica), y se les realizó una biopsia además del estudio molecular.

"Los pacientes que obtenían resultado positivo con las tres técnicas fallecieron -aclaró la investigadora-. De tres pacientes con resultados inmunohistoquímico y molecular positivos, dos fallecieron y uno sobrevive porque tomó la decisión de someterse a un vaciamiento axilar de ganglios de la zona del melanoma y sigue libre de la enfermedad."

En los 45 pacientes a los que se les extirpó el tumor y el estudio del ganglio centinela por las tres técnicas tuvo resultado negativo, la enfermedad no volvió a aparecer, "por lo que se podrían considerar curados".

El equipo demostró que a pesar de que la tirosinasa está relacionada con el pigmento que les da el color marrón a los lunares, también está presente en los melanomas incoloros, que son menos frecuentes.

A partir de estos resultados, la especialista recomendó que los pacientes con diagnóstico de melanoma soliciten el estudio en profundidad del ganglio centinela.

Por Fabiola Czubaj
De la Redacción de LA NACION

 
 

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

%d