Categorías
POLÍTICA

IMPULSO AL CONSUMO : UNA DECISION QUE ATIENDE LAS DEMANDAS SINDICALES

Clarín
Medio millón de trabajadores dejarán de pagar Ganancias
Se trata de 400 mil empleados en relación de dependencia y 100 mil autónomos. Son casados con hijos que ganan menos de 3.200 pesos mensuales. Y solteros que cobran menos de 2.400 pesos.
 
Annabella Quiroga.

aquiroga@clarin.com

El Gobierno anunció ayer cambios en el impuesto a las Ganancias para favorecer a 500.000 trabajadores que de ahora en más dejarán de pagar el tributo. A través de un decreto se implementará una suba del mínimo no imponible del impuesto que hará que sólo alcance a los solteros que ganan más de 2.400 pesos y a los casados que cobran más de 3.200 pesos.

Después de casi tres años de cuidar celosamente la caja, el Gobierno optó por abrir la mano e implementar cambios en Ganancias. El tope aún vigente establece que deben pagar los solteros que cobran más de 1.835 pesos y los casados que perciban más de 2.235 pesos. Pero ahora, con los cambios, los empleados casados tendrán una mejora salarial de bolsillo que oscila entre 511 pesos y 1.853 pesos anuales.

Por efecto de la inflación acumulada desde la devaluación a comienzos de 2002, los topes mínimos a partir de los cuales se paga Ganancias quedaron desactualizados. Y muchos trabajadores de salarios medios que recibieron aumentos salariales en los últimos meses, pronto superaron esos límites y tuvieron que empezar a pagar.

Con la medida anunciada ayer, el Gobierno responde a un reclamo que fue fogoneado por la CGT y que se intensificó en las últimas semanas por las protestas en la localidad santacruceña de Las Heras. En ese marco fue asesinado el policía Jorge Sayago, en el pico de una crisis política, que ayer mismo derivó en la renuncia del gobernador Sergio Acevedo.

Con esta medida, el Gobierno apunta a mejorar el poder de compra de los trabajadores. Para introducir cambios en el impuesto a las Ganancias, el Ejecutivo tenía tiempo hasta el 5 de mayo. Así se estableció en el artículo 24 de la Ley de Presupuesto 2006.

Ayer, el Gobierno tomó la iniciativa y anunció los cambios en una conferencia de prensa en la Casa Rosada, en la que participaron la ministra de Economía, Felisa Miceli, y su colega de Trabajo, Carlos Tomada, junto con los representantes de la CGT, Hugo Moyano, José Luis Lingeri y Juan Manuel Palacios. Allí, Miceli explicó que la decisión se tomó tras una reunión que habían mantenido minutos antes con el presidente Néstor Kirchner.

Y detalló que el costo fiscal será de 1.500 millones de pesos a lo largo de este año. "Es un esfuerzo muy importante que se hace en materia fiscal, pero justamente se hace en el convencimiento de que el sector trabajador necesita mejorar su salario de bolsillo", dijo la ministra.

Miceli destacó también que se puso énfasis en mejorar la situación de los trabajadores casados "porque nos parece importante ponderar especialmente la situación de las familias".

El aumento del mínimo imponible permite que dejen de pagar el impuesto 400.000 trabajadores en relación de dependencia y 100.000 autónomos. Pero el cambio también beneficia a quienes cobran sueldos por encima del nuevo piso, ya que ahora seguirán pagando el impuesto, pero abonarán menos.

Y como el impuesto es anual, la suba del mínimo implicará que el Fisco tenga que devolverles a los contribuyentes lo que se les ha descontado por Ganancias en la primera parte del año, según confirmaron ayer fuentes del Palacio de Hacienda.

Anoche, los funcionarios de Economía estaban redactando el decreto que pondrá en marcha los cambios. El texto estaría terminado hoy, se publicaría el viernes en el Boletín Oficial y entraría en vigencia la semana próxima. Según fuentes oficiales, los trabajadores comenzarían a beneficiarse con el cambio el mes próximo.

La decisión del Ejecutivo de modificar la base de Ganancias por decreto no cayó bien en el Congreso, ya que algunos legisladores hubieran preferido que la reforma se implementara a través de un proyecto de ley.

Desde Economía explicaron que los 1.500 millones que se dejarán de percibir no ponen en aprietos al Fisco "porque hay margen en el superávit, en todo caso lo que va a ocurrir es que se reducirá el excedente programado. No tenemos pensada una medida impositiva compensatoria". Pero destacaron que no todo se irá a pérdida, ya que "sabemos que los 1.500 millones de pesos se volcarán el consumo y esto hará que una parte de ese dinero vuelva a las arcas públicas a través del IVA".

Los funcionarios se mostraron más preocupados por el efecto que estos 1.500 millones tendrán sobre los precios. "Vamos a ver de qué forma se morigera ese impacto", apuntaron.

 
 
 
 
 
 
 

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «IMPULSO AL CONSUMO : UNA DECISION QUE ATIENDE LAS DEMANDAS SINDICALES»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: