Indignados/as de España

Alternativa Socialista.

Por Pedro Fuentes,  Secr. de Relaciones Internacionales del PSOL de Brasil.

Indignados. Enfadados. Hartos. Decenas de miles de personas se manifestaron el 15 de mayo en más de 50 ciudades españolas, convocadas por la plataforma ciudadana Democracia Real Ya. La mayor concentración tuvo lugar en Madrid, donde miles de personas colapsaron el centro de la ciudad.
“Las críticas a políticos, partidos y banqueros, al rescate de entidades financieras, a la precariedad laboral, a los recortes sociales y a la actual Ley Electoral colmaban los lemas y pancartas. ‘Violencia es cobrar 600 euros’, rezaba una pancarta. ‘No es una crisis, es una estafa’, se leía en un cartel portado por muchos manifestantes. Las referencias a Islandia, donde la población ha rechazado ya dos veces en referéndum pagar por la quiebra de sus bancos, fueron también frecuentes”, escribe Ana Requena Aguilar en el diario Público.
Según la plataforma Democracia Real Ya, que fue quien hizo la convocatoria utilizando el facebook como en Egipto y Túnez, fueron más de 50 mil personas en Madrid, 15 mil en Barcelona y 10 mil en Sevilla. Aunque la policía divida esta cifra por la mitad, lo cierto es que en España ha sucedido algo inédito. Por fuera de las organizaciones políticas y los sindicatos, plataformas juveniles y ciudadanas ganan las calles y amenazan seguir en ellas.
Pese a la represión del gobierno de Zapatero y la resolución de la Justicia prohibiendo nuevas manifes-tacione,s un importante contingente sigue acampando en la Puerta del Sol y se propone permanecer durante varios días, hasta las elecciones del próximo fin de semana.
Ocho puntos forman la convocatoria de la plataforma (ver en http://www.democraciarealya.es), en los que se hace una fuerte denuncia a la partidocracia y corrupción del PP y el PSOE, donde se ataca a los banqueros por los subsidios recibidos y al mismo tiempo se exigen soluciones frente al desempleo y los bajos salarios. Decía uno de los anuncios de facebook: “Toma la calle. Los políticos nos mienten, los bancos nos roban, la patronal nos explota, los sindicatos nos venden, los medios nos engañan”.
Son nuevas formas de respuesta a las medidas de austeridad tomadas por el gobierno «socialista», que incluyen un fuerte ajuste que ha significado la baja en los salarios y el aumento de la edad jubilatoria a 67 años, entre otras medidas que finalmente fueron negociadas por la burocracia sindical de CC.OO. y la UGT.
Las movilizaciones ocurridas hasta ahora en España, Italia, Alemania, Francia e Inglaterra han tenido un carácter defensivo y de resistencia a las medidas de ajustes tomadas por los gobiernos. Fueron poderosas y masivas marchas convocadas por las centrales sindicales, controladas por dirigentes reformistas cuya política es negociar ajustes «menos duros».
Lo nuevo de la movilización en España y tal vez también en Grecia, donde días atrás ocurrió la segunda huelga general de este año, es que en esos países la movilización tiene dos aspectos destacados. La lucha toma carácter político, levanta reivindicaciones democráticas y anticapitalistas, y se hacen al margen (España) o desbordan (Grecia) a las direcciones tradicionales, ligadas a la socialdemocracia y los partidos comunistas.
Por eso mismo, la nueva protesta en España aparece como un contagio de las movilizaciones revolucionarias en Túnez y Egipto. En esos países la juventud y el pueblo se levantaron contra los regímenes autocráticos, contra el hambre y el desempleo que sufren sus economías como fruto de la crisis capitalista mundial.
En Eropa hay regímenes democrático-burgueses. Si bien no hay dictaduras como las árabes, la crisis económica es gravísima y desnuda el rol de los viejos partidos en el poder, cada vez más alejados de las necesidades del pueblo y más vinculados a las grandes corporaciones y banqueros.
Sería un análisis voluntarista creer que a partir de estas nuevas movilizaciones ya estamos viendo las revoluciones en Europa. Pero sería también un error tal vez mayor no ver las conexiones que hay entre los países de ambos lados del Mediterráneo.
En Europa está el centro de la crisis económica mundial. Una crisis que ha tocado toda la estructura política y económica de la Unión Europea, ese gran proyecto de la burguesía imperialista que en los ’80 y ’90 aparecía como el mejor ejemplo del éxito bajo el auge de la globalización y el neoliberalismo.
Hoy la Unión Europea se está hundiendo, sus clases dominantes muestran su incapacidad para administrar y salir de la crisis. No pueden llevar adelante el rescate de sus economías más débiles: España, Portugal, Grecia, Irlanda, Finlandia. Cae la libre circulación por sus fronteras y Dinamarca dejó de lado los progresivos acuerdos que permitían esa circulación sin control.
La situación europea ya cambió. Por eso estas movilizaciones en España preanuncian situaciones que, con sus propias características, y con un carácter más directamente anticapitalista, se van a producir sin duda alguna.

Ver nota

De la primavera árabe al Mayo español

3 comentarios en “Indignados/as de España

  1. Pingback: Liberalismo | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  2. Pingback: Facebook | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  3. Pingback: Crisis Capitalista Internacional | CELN – ¿Cuál es la noticia…?

¿Qué opinas? Deja un comentario