Categorías
CONOCIMIENTO CULTURA Y COMUNICACIÓN

La cultura y el mar, en Puerto Madryn

La Nación
 
 

Un lugar para aprender a contemplar

Con la presencia de intelectuales, el Ecocentro amplía sus programas de divulgación y reflexión
 
 
 

 

PUERTO MADRYN.- Entre la estepa y el mar y sobre un acantilado. Podría ser la descripción literaria de algún lugar de ensueño. Pero no. Es la descripción geográfica del sitio donde se levanta el Ecocentro, un espacio cultural tan poético como su entorno natural, que no cesa de crecer y multiplicar sus actividades de reflexión sobre la importancia del mar a través de la educación, la ciencia y el arte.

Allí, en el golfo Nuevo, al sur de Puerto Madryn, el Ecocentro, que recibe al visitante con un esqueleto de ballena franca austral y un poema de Jorge Luis Borges que se pregunta "¿Quién es el mar?", festejó sus seis años de vida, período en el cual se transformó en un referente cultural de la Patagonia. El año último recibió 60.000 visitantes, en una ciudad de 70.000 pobladores.

"El Ecocentro estuvo en plena actividad estos seis años, pero ahora cambió por primera vez la muestra central. Ampliamos la mirada sobre el mar, avanzamos hacia una visión más ecosistémica, de entender el ambiente en su totalidad, a través de una mirada cultural también amplia", explicó a LA NACION Alfredo Lichter, presidente e impulsor de la institución, que se define como poeta y naturalista.

Esta mirada está acompañada de nuevos emprendimientos que consolidan su proyección como centro cultural. La ética y la estética confluyen en las diferentes propuestas del Ecocentro, en su edificio de 2000 metros cuadrados, cuya arquitectura tiene en cuenta el entorno natural en sus materiales, luminosidad y grandes vistas.

Llamado de atención

En uno de los paneles de la muestra, que domina el salón principal y se refiere a múltiples aspectos del ecosistema marino, se lee: "La destrucción del mar no debe convertirse en su destino". El enunciado produce el efecto de un contundente llamado de atención sobre las consecuencias de la acción del hombre sobre el entorno natural. Y enfrente de dicha frase, sobre una pared, se reproduce el poema "Oda a un albatros viajero", de Pablo Neruda, que se refiere a la muerte de un ejemplar de esta ave marina.

También se exhiben muestras de los artistas plásticos Sergio Boccaccio, María Laura Bratoz y del fotógrafo Mario Mantel. Y la exposición fotográfica documental "25 años contando elefantes marinos en la Península de Valdés".

El aniversario del Ecocentro tuvo como invitado al escritor y ensayista Santiago Kovadloff, quien se refirió a este espacio cultural como "un lugar que enseña a contemplar" y a "celebrar el valor de la presencia de la vida". Anteayer, Kovadloff brindó una conferencia, con la consigna "Vivir poéticamente", que convocó a más de 140 personas. Próximamente disertará la lingüista Ivonne Bordelois.

Otra de las novedades es la alianza sellada entre el Ecocentro y la editorial El Ateneo para realizar un programa editorial que aborde distintas temáticas vinculadas con la naturaleza. En la próxima Feria del Libro se presentará "Guía de aves y mamíferos de la costa patagónica", de Guillermo Harris. La directora general de El Ateneo, Luz Henríquez, presente en el festejo del Ecocentro, dijo a LA NACION que "el proyecto es editar entre cuatro y seis libros por año" sobre estas temáticas. El segundo libro será "Patagonia, su fauna y su gente", de William Conway.

También el Ecocentro está presente desde el año pasado en el tercer piso de El Ateneo Grand Splendid, en Buenos Aires, con muestras de video y fotografías sobre el mar y la naturaleza. "Queremos que este espacio se constituya en un lugar independiente, con su propia personalidad", explicó Lichter, al adelantar que el 24 de este mes se inaugurará en la sede porteña el ciclo de charlas "El mar necesita que lo miren", como parte de un convenio con el Conicet, entre otras actividades de divulgación científica.

El emprendimiento privado del Ecocentro fue posible por una donación filantrópica de 3 millones de dólares de los ex dueños de la empresa petrolera Isaura, mientras que el terreno lo cedió por 30 años la municipalidad. Hoy el proyecto sigue adelante por el apoyo de empresas e instituciones como Aluar Aluminio Argentino, Repsol YPF, Isaura S.A., Fundación Antorchas, Lighthouse Foundation, Fundación Avina y la Secretaría de Turismo de la Nación, que se sumó recientemente.

El Ecocentro también desarrolla una intensa actividad educativa. En cinco años pasaron 20.000 alumnos de escuelas de la provincia y 37.500 de otras jurisdicciones.

Por Laura Casanovas
Enviada especial

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «La cultura y el mar, en Puerto Madryn»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: