La Iglesia y uno de sus curas gay

Clarín
TRASLADO A MEXICO

Con discreción, la Iglesia sacó del país al obispo Maccarone

Sergio Rubín.
srubin@clarin.com

El obispo Juan Carlos Maccarone —quien protagonizó en agosto un resonante escándalo sexual— ya no está más en el país. La Iglesia —cumpliendo con una decisión habitual ante casos conmocionantes— lo trasladó a una casa religiosa de México, donde se presume que pasará varios años realizando una actividad religiosa restringida y muy discreta.

De esta forma —y tal como lo había anticipado Clarín poco después de que estallara el escándalo—, las autoridades eclesiásticas concretaron una decisión de manual: para evitar que la figura de Maccarone quede expuesta a la eventual caza de los medios de prensa o provoque confusión entre los fieles resolvieron sacarlo discretamente del país.

El escándalo estalló luego de que llegara a la Nunciatura Apostólica (embajada papal) en Buenos Aires un video que mostraba a Maccarone —quien era obispo de Santiago del Estero— teniendo una relación íntima con un joven remisero. Maccarone admitió el hecho y elevó su renuncia al Papa Benedicto XVI, que se la aceptó en el acto.

Con el paso de los días, se supo que el remisero, de nombre Alfredo Serrano —con quien Macarone tenía relación desde hacía dos años— había introducido subrepticiamente una cámara en la habitación del obispo. No pocos interpretaron en aquel momento que Serrano fue "comprado" para llevar a cabo una venganza política contra Maccarone.

Es que Maccarone tenía una pésima relación con el caudillo provincial Carlos Juárez. De hecho, el obispo bendijo la intervención federal que eyectó de la gobernación a la esposa de Juárez, Nina Aragonés. El propio Serrano declaró inicialmente haber cobrado del grupo económico Ick, allegado al juarismo, para efectuar la grabación.

Sin embargo, Serrano sostuvo luego que lo hizo para vengarse del obispo que le había dicho que le conseguiría trabajo a él y su familia. Lo cierto es que el obispado denunció a Serrano por extorsión y este a Maccarone por "abuso sexual". Pero el proceso estuvo paralizado por el apartamiento sucesivo de tres jueces.

Precisamente, el hecho de que existiera una denuncia penal contra Maccarone creó dudas acerca de la factibilidad de la estrategia de enviar cuanto antes al obispo a otro país teniendo una cuestión pendiente con la Justicia. Se descuenta que no surgieron trabas legales y que, ante un eventual requerimiento judicial, Maccarone vendría al país.

Maccarone estaba residiendo desde que se produjo el escándalo en una sede religiosa del gran Buenos Aires, donde recibía asistencia espiritual. El obispado de Santiago del Estero está a cargo interinamente del arzobispo de Tucumán, monseñor Luis Villalba hasta que se nombre al titular.

 

 

 

EN UN MENSAJE OFICIAL DE MADRID A LA PAZ

España ofrece disculpas a Bolivia por la broma radial a Evo Morales

La radio española COPE, perteneciente a la Iglesia Católica, se burló ayer del presidente electo. El gobierno español pidió al Vaticano que evite este tipo de “hechos deplorables”. (Foto AP)

¿Qué opinas? Deja un comentario