Categorías
POLÍTICA

La lluvia empeora la situación en Tartagal

La Nación
 
Inundaciones en Salta: ya hay 115 personas fuera de sus hogares

 
Pronostican precipitaciones por dos semanas; los camiones con ayuda social estaban varados anoche a la vera del río Seco
 
 

TARTAGAL, Salta.- El pronóstico de mal tiempo para los próximos días es desalentador: lluvias hasta el 16 de abril, y la situación parece complicarse a cada hora. Tras la lluvia de ayer por la mañana, otras 65 personas que tienen su casa cerca del río, que atraviesa la ciudad, debieron ser evacuadas, mientras que otros 150 afectados aún permanecen fuera de sus hogares.

Pero si el pronóstico se cumple, en las próximas horas podría aumentar el número de evacuados, ya que la erosión de los terrenos costeros está a menos de una cuadra de uno de los puentes carreteros que unen el centro de Tartagal con Villa Saavedra, donde vive el 30% de la población.

En tanto, la crecida del río Bermejo obligó a la detención de siete de los diez camiones que envió el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, con alimentos y ropa, por espacio de cuatro horas en la localidad de Pichanal.

Ocurre que las intensas lluvias de este fin de semana hicieron desaparecer nuevamente el badén de la ruta nacional 34. El puente carretero se había derrumbado en diciembre último y el paso provisional (puente Bayley) no resistió el agua en los últimos días.

Camiones varados

Cuando lograron superar el escollo que ofrecía el río Bermejo, unas horas más tarde, los camiones de Desarrollo Social se encontraron con la oposición del río Seco. Al cierre de esta edición, habían logrado llegar cerca de Embarcación y allí aguardaban que bajara el nivel del río Seco, por lo que no había llegado a destino.

Los camiones trasladan agua mineral, alimentos no perecederos, frazadas y colchones. También partió un avión Hércules de la Fuerza Aérea que llevó provisiones, que logró llegar a Tartagal ayer por la tarde. Los representantes de ministerio ya comenzaron a repartir la ayuda.

Otra importante cantidad de pobladores afectados por el desborde del río Tartagal podría ser evacuada en las próximas horas, si la correntada sigue derrumbando la ribera, según advirtieron las autoridades locales. La región, afectada durante todo el verano por persistentes lluvias, padeció entre el viernes y sábado últimos intensas precipitaciones que volvieron aún más peligroso sobre todo al río Tartagal.

Centenares de vecinos de Villa Saavedra, cuyas viviendas están cerca de la ribera, estaban pendientes de su situación ante la eventualidad de que deban ser evacuados de sus casas.

Al sur de Tartagal, en el límite entre los departamentos de San Martín y Orán, el desborde del río Bermejo complicaba el tránsito hacia el Norte.

El Servicio Meteorológico Nacional anunció ayer por la tarde el cese de alertas por lluvias intensas para la región noroeste del país. A su vez, advirtió que continuará el mal tiempo, pero con precipitaciones de menor intensidad.

Ayuda

NACION
Cargamento asistencial

La ayuda enviada por el Ministerio de Desarrollo Social incluye 3300 pares de zapatillas, 3006 frazadas, 2956 colchones, 2500 módulos alimentarios, 2298 prendas de indumentaria, 589 bolsones de pañales, 200 chapas galvanizadas, 120 pares de botas para lluvia y 90 rollos de PVC. El monto de la asistencia superó los 360.000 pesos.

PROVINCIA
Subsidios por la emergencia

El gobernador de Salta, Juan Carlos Romero, estuvo el 19 del mes último de recorrida por la zona del desastre y otorgó 600.000 pesos a los municipios para atender las emergencias. Ordenó, además, la inmediata presencia del ministro de Salud, Alberto Díaz Legaspe, y de los secretarios de Obras Públicas y de Seguridad.

 
 

 

"Estamos en peligro"

SALTA.- "Estamos en peligro. Hay una mezcla de miedo, tristeza y de sentirse abandonados", dijo a LA NACION la rectora de EGB 3 y Polimodal del colegio Santa Catalina de Bolonia, profesora Sandra Fernández, cuyos muros están a sólo 80 centímetros de las aguas torrentosas del río Tartagal hacia el sector donde están los jardines de infantes.

Momentos antes había participado de una reunión de directores de establecimientos educacionales, que decidieron que hoy no habría clases por la situación de riesgo que se vive. Además, la escuela Uriburu sirve para el alojamiento de parte de los más de 180 evacuados, y son 60 familias que tienen o tenían su vivienda en la ribera que se fue ensanchando.

Ayer, en tanto, estuvo lloviendo hasta el mediodía y hubo cortes en la ruta a la altura de Embarcación y tránsito por media calzada cerca de General Enrique Mosconi, donde hay una cárcava de 10 metros por el agua.

La incertidumbre se suma al nuevo corte de la ruta nacional 34 a la altura del río Seco, en Senda Hachada, 300 kilómetros al norte de la capital salteña, donde la creciente volvió a llevarse el badén, lo que está ocurriendo en forma reiterada, luego de haberse habilitado ese paso precario tras el derrumbe del puente carretero el 31 de diciembre último.

 

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: