Categorías
POLÍTICA

La reina Beatriz, entre Frida Kahlo y León Ferrari

Clarín
 
 ULTIMA ESCALA OFICIAL DE SU VIAJE, EN EL MALBA

También se interesó por las esculturas geométricas y los collages de Berni.
 

Natalia Páez

npaez@clarin.com


Así terminó Ramona", bromeó Máxima a su suegra la Reina Madre mientras apuntaba la obra Voracidad o la pesadilla de Ramona, uno de los míticos monstruos de Berni. Acababan de escuchar por boca del coleccionista Eduardo Costantini, dueño del MALBA, una breve síntesis sobre el gran artista rosarino. Así, permitiéndose humoradas, su Majestad la Reina Beatriz de los Países Bajos, y sus Altezas Reales, el Príncipe Guillermo van Orange y la princesa Máxima Zorreguieta le restaron solemnidad al protocolo durante la visita de 40 minutos que hicieron ayer por la mañana al Malba.

En el moderno museo de Palermo fueron recibidos también por Eduardo Costantini hijo, director ejecutivo del museo, y Soledad Costantini encargada del área de literatura. Durante la visita, los acompañó la curadora general Inés Katzestein.

Ataviadas con estrictas capelinas las mujeres recorrieron sonrientes y curiosas la colección permanente del museo y pidieron— fuera de programa— visitar la muestra de Gego. La reina Beatriz es una entusiasta del arte y colecciona esculturas holandesas contemporáneas.

Aunque manifestó preferencia por Frida Kahlo (se detuvo ante Autorretrato con chango y loro (1942)), también se mostró atraída por obras de arte concreto como el Röyi de Gyula Kosice.

La Reina quiso saber por el significado del mural Ezeiza-Paintant, de Fabián Marcaccio. En una síntesis apretada, y en inglés, Eduardo Costantini explicó: "Describe una revuelta política de grupos internos y externos que se convulsionaron con la llegada de Perón del exilio".

"A la Reina Beatriz le gustó mucho la obra conceptual de León Ferrari. Sus esculturas en alambre y sus cuadros escritos", comentó a Clarín Costantini, quien aclaró que la visita real a su colección fue una sugerencia de Máxima quien, dos años atrás, visitó el museo de incógnito.

Luego de recorrer la colección permanente, la comitiva real y las autoridades del museo compartieron un desayuno y dialogaron con cuatro artistas argentinos que estudiaron en Holanda.

La gran comitiva había llegado a las 9.30 compuesta entre otras personalidades de la casa real y de la embajada por el Ministro de Asuntos Exteriores, el "Ayudante General de Su Majestad", el embajador de los Países Bajos, una "Gran Maestra" y una Dama de Honor. Todo, en medio de un despliegue de seguridad que incluía francotiradores apostados en la terraza del museo.

Afuera, un grupo de fans de Máxima agitaba banderitas holandesas. Al salir aplaudieron a los visitantes reales en el punto final de la gira oficial. Ya en plan turístico, pondrán proa hacia el norte. Destino: Jujuy.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: