Lázaro Duarte: ejemplo de militancia y moral partidaria.

Por Juan Jerez para Alternativa Socialista, publicación del MST en Proyecto Sur.

Hace 4 años una patota del Movimiento Popular Neuquino atacaba el local de Neuquén del MST – Mov. Socialista de los Trabajadores y apuñalaba a Lázaro Duarte. Después de pelear varias semanas por su vida el 20 de febrero de 2008 nos dejó nuestro querido compañero, otro de los “luchadores por el progreso de la humanidad”

Era cascarrabias. Quien puede negarlo. Pero de esos cascarrabias por construir el partido. Recuerdo cuando lo invitamos para actividades de difusión política de la juventud de nuestra regional en la Plaza de Ituzaingó. Ya no recuerdo la cantidad de veces que nos llamó la atención para que nos concentremos en ofrecer el periódico a la gente. Con dos o tres palabras, te decía cosas importantes con una síntesis admirable. A su modo nos transmitía la esencia de un partido revolucionario: dialogar y empalmar con las masas casi como una obsesión.

Es cierto que hablaba poco. Y su Misiones natal se colaba en cada palabra. Ese acento cerrado, que arrastra las erres hasta la palabra siguiente, a veces era difícil de entender. Siempre fue un obrero de origen peronista, hasta que se cruzó con nuestra corriente morenista en los años 80. El siempre estaba para ayudar a un compañero. Siempre hacía esas cosas que no se ven. Esas cosas que por ínfimas no parecen importantes. Esas mismas que siendo de poca visibilidad, son esenciales y para la que no todos se proponen. Lázaro no te enseñaba la teoría desde el fundamento bibliográfico. Te la enseñaba desde la práctica concreta.

Orgulloso decía que gracias al partido había conocido casi todas las provincias de Argentina. Fue curiosa su forma de conocerlo. No era por viajes de paseo. Siempre terminaba conociendo las barriadas obreras y humildes de todas las provincias por las que anduvo colaborando con alguna campaña de afiliaciones o alguna campaña política. Allá en Córdoba por los años 90 lo conocí yo. Era ese viejito que militaba a la par de un joven. Al que no le costaba levantarse temprano, y que militaba hasta ultima hora colaborando en lo que hiciera falta. Era el prototipo de militante socialista.

Los que lo conocimos y militamos junto a él difícilmente lo olvidemos. También es tarea de todos los luchadores por una sociedad distinta, por el Socialismo, recordarlo y pelear por encontrar a los responsables de su asesinato. No por que haya sido un gran personaje. Sino por algo que sintetizaba Luis Duarte, su hijo y camarada, en estas palabras: “Su último acto militante es para mí uno de los más importantes. En la tarea de afiliaciones en Neuquén y por defender a un compañero en un ataque a nuestro local, recibió nueve puñaladas que le provocaron la muerte. Y pongo este como su acto más importante, porque lo pinta de cuerpo entero. Enfrentar cualquier peligro aún ante la adversidad y en defensa de un compañero. La moral revolucionaria en su máxima expresión”

Hoy Lázaro nos sigue enseñando. Como lo hizo siempre. Con acciones. Con su ejemplo.

 

Homenaje a Lázaro Duarte (MST en Proyecto Sur)

www.youtube.com

A tres años de tu muerte… (Escribe Priscila Ottón) Hace poco, Luis, el hijo de Lázaro, publicaba una foto del viejo -ya viejo- trepado en un poste sostenie…

Un comentario en “Lázaro Duarte: ejemplo de militancia y moral partidaria.

  1. Pingback: Socialismo | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

¿Qué opinas? Deja un comentario