Categorías
Salud y bienestar

Logran revertir el avance de la aterosclerosis usando fármacos

La Nación
Estudio de la Cleveland Clinic. Recomiendan bajar el colesterol «malo» más de lo que estipulan las guías médicas

Por Fabiola Czubaj / Enviada especial
ATLANTA, Estados Unidos – Hasta ahora, lo único que se creía poder hacer contra la peligrosa acumulación de grasa, calcio y otras sustancias en las paredes arteriales para prevenir un infarto o un accidente cerebrovascular era detener o hacer más lento ese proceso de avance de la aterosclerosis.Sin embargo, un equipo de investigadores estadounidenses demostró que se puede revertir la formación de placas ateroscleróticas y al mismo tiempo reducir el colesterol «malo» (LDL) y aumentar el colesterol «bueno» (HDL). Esta reducción de la carga de riesgo coronario se logró en dos años.

«Llegamos a la conclusión de que cuando se alcanzan niveles muy bajos de colesterol LDL, incluso por debajo de lo que recomiendan las guías de la práctica médica, junto con un aumento del colesterol HDL, la acumulación de placa grasa en las arterias coronarias se puede revertir parcialmente», afirmó ayer el doctor Steven Nissen -autor principal del estudio y director interino del Departamento de Cardiología de la Cleveland Clinic- ante los medios acreditados en la 55» Reunión Anual del American College of Cardiology.

El anuncio despertó curiosidad entre los más de 30.000 especialistas que ocupan algunas de las 22.457 sillas ubicadas en salas de los cuatro pisos del moderno Centro Internacional de Convenciones de Georgia.

Para comprobar si un tratamiento intensivo contra el colesterol permitiría reducir la aterosclerosis, los investigadores suministraron a 507 pacientes altas dosis (40 mg) de estatina (se utilizó rosuvastatina), un tipo de droga que se prescribe para bajar el colesterol.

Todos los pacientes debían reunir dos requisitos: tener 130 mg/dL de colesterol LDL y una arteria «objetivo» bloqueada (con estenosis) menos de un 50% en no más de 40 milímetros de extensión. A los dos años, los investigadores observaron que el nivel de LDL se había reducido a 60,8 mg/dL (53,2%) y el DHL había pasado de una cantidad promedio inicial de 43,1 a 49 mg/dL.

Una sorpresa

«Este aumento de 14,7% del colesterol «bueno» no tiene precedente -dijo Nissen a LA NACION, minutos después de la conferencia de prensa-. La cantidad total de placas ateroscleróticas con un tratamiento intensivo para reducir los lípidos disminuyó un 6,8% en alrededor del 70% de los pacientes que participaron del estudio.»

Los investigadores comprobaron estos resultados mediante ultrasonido intravascular, un estudio conocido como IVUS, por sus siglas en inglés, y que permite «ver» en las arterias estudiadas cuáles son los efectos producidos por los cambios en la composición de la placa aterosclerótica.

«Se podría decir que, a los dos años de tratamiento, dos tercios de los pacientes lograron volver a tener las arterias en buen estado -bromeó Nissen-. Lo que hicimos fue volver el colesterol LDL de los participantes del estudio al nivel fisiológico adecuado y lograr la regresión parcial de la enfermedad coronaria.»

Sin embargo, según destacó con insistencia el director del estudio, la terapia utilizada no dio indicador alguno de reducción de la mortalidad por causas cardiovasculares en los pacientes en riesgo de infarto y accidente cerebrovascular.

«Suponemos que al reducir el volumen de placa aterosclerótica, se reducirán las enfermedades asociadas y la mortalidad, pero aún no lo hemos comprobado y se necesitan más estudios para afirmarlo», comentó Nissen, junto al doctor Roger Blumenthal, director de Cardiología Preventiva de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.) y autor del artículo editorial que JAMA dedica al estudio Asteroid.

Lo más bajo posible

Para el cardiólogo argentino Alberto Lorenzatti, que presenció la conferencia plenaria sobre el estudio, el trabajo confirma la necesidad de reducir al nivel más bajo posible el colesterol «malo» en los pacientes con enfermedad vascular.

«Los resultados muestran, a través de una tecnología que permite comparar y objetivar el avance o la disminución de la enfermedad, que en los pacientes tratados intensamente con una droga para reducir el colesterol durante dos años se puede reducir la obstrucción de las arterias coronarias», señaló a LA NACION a la salida de la conferencia el jefe de la Sección Lípidos y Prevención Cardiovascular del hospital Córdoba.

En definitiva, esto permitiría prevenir infartos, accidentes cerebrovasculares y enfermedad obstructiva de las arterias en las piernas, entre otras afecciones. «Con los datos que tenemos, el nivel de [colesterol] LDL suficiente para frenar o revertir la enfermedad es de entre 50 a 70 mg/dL -dijo Lorenzatti, ex presidente de la Federación Argentina de Lípidos-. No sabemos todavía si cifras inferiores podrían tener mejores resultados. Hoy por hoy, el objetivo por alcanzar en el tratamiento del colesterol «malo» debería estar en ese rango.»

La presentación del estudio bautizado Asteroid se realizó en conferencia plenaria ante más de diez mil médicos y fue simultánea con su publicación on line en la revista JAMA, de la Asociación Médica de los Estados Unidos.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: