Categorías
POLÍTICA

Los exportadores quieren que el tren reemplace al camión

La Nación
 
Advierten problemas en infraestructura y logística

Proponen aumentar la participación del ferrocarril en el traslado de cargas
 

  • Apenas un 10% de los granos se transporta por vías férreas
  • En países con mayores volúmenes de producción, el ferrocarril es responsable del 30%

Los exportadores de granos quieren dejar el camión y volver al tren.

Así lo expresó ayer el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), Raúl Padilla, que advirtió que en la Argentina el ferrocarril transporta no más del 10 por ciento de la producción de granos y oleaginosas, mientras que otros países, con mayores volúmenes, "captan más del 30% de sus cosechas por ese medio".

A fines del siglo XIX y principios del XX el ferrocarril revolucionó la estructura productiva del país. Su extensión hacia la pampa húmeda permitió la salida de la producción hacia el exterior, la fundación de cientos de pueblos y convirtió a la Argentina en uno de los principales productores de granos del mundo. Esa situación comenzó a cambiar a mediados de la década del cincuenta con el crecimiento de la red caminera y el mayor uso del camión para el transporte de cargas.

La situación del Belgrano

Padilla, al inaugurar el seminario "Horizontes del Complejo cerealero-oleaginoso", organizado por Ciara y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), pidió resolver la situación del ferrocarril Belgrano Cargas. "Ayudaría a a descomprimir el problema de movilización de mercaderías en zonas importantes de producción", señaló.

La reprivatización de la línea, que vincula al Nordeste y el Noroeste del país con los puertos del sur de Santa Fe y tiene unos 10.000 kilómetros de extensión, está demorada. El Estado está por transferirla a un consorcio chino-argentino integrado por el grupo Macri y la empresa Sahne Hopefull Grain & Oil, al que se sumarían las firmas argentinas Roggio y Emepa y los gremios ferroviario y camionero.

Padilla destacó que "bajar el costo del transporte construyendo y conservando caminos incrementa la posibilidad de incorporar nuevas zonas de producción y brinda mayores alternativas a las economías regionales más alejadas".

A pesar de su insistencia por incrementar el uso del ferrocarril, el presidente de Ciara también destacó la necesidad de "establecer un programa de desarrollo de la red vial" para que haya un acceso más eficiente del campo a las fábricas y a los puertos.

Alejandro Reca, especialista en el mercado mundial de alimentos del banco Rabobank, también advirtió sobre las deficiencias en la infraestructura y el incremento de los costos del transporte para la producción agropecuaria. "En la soja, la Argentina sigue teniendo costos de producción más bajos que los de Brasil y los Estados Unidos, pero se advierte la necesidad cada vez más creciente de mejorar la logística", sostuvo.

Por otra parte, Reca advirtió sobre la creciente "incertidumbre" que provocan las medidas del Gobierno, en particular el control de precios y la suspensión de las exportaciones de carnes. Ese factor, dijo, "puede limitar las inversiones de los productores".

Regalías en conflicto

El conflicto por el pago de las regalías de la soja, que reclama la empresa Monsanto, también fue analizado durante el seminario.

Padilla opinó que "no es posible que un tema tan importante y delicado como éste, que requiere de una solución local, sea resuelto por la justicia europea", en referencia a las causas judiciales que promovió Monsanto en Europa por las cuales ya fueron demorados unos seis buques que contenían harina de soja argentina. "Los tiempos judiciales no son los que requiere el comercio; somos rehenes de un conflicto y estamos enfrentando una situación de grave riesgo comercial y fuerte incertidumbre sobre la confiabilidad de nuestro país como proveedor mundial."

El presidente de Ciara pidió al Estado que promueva una solución de largo plazo para el "pago de la tecnología incluida en las semillas".

En tanto, el agregado agrícola de la embajada argentina ante la Unión Europea, Gustavo Idígoras, señaló que aún no estaba definido que se pudiera reclamar el pago de patentes sobre los productos derivados de la soja tal como lo hizo Monsanto. Los reclamos, dijo Idígoras, "pueden derivar en serios perjuicios para la Argentina".

El mercado europeo importa harinas y porotos de soja por unos 2000 millones de dólares anuales. Los importadores europeos advirtieron que en la actual campaña deberán trasladar a los exportadores los costos derivados de las demandas judiciales por la incertidumbre que provocaron las demoras de los buques.

Por Cristian Mira

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «Los exportadores quieren que el tren reemplace al camión»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: