Categorías
Rel. Internacionales

Los muros de la globalización ya dividen a veintisiete países

Clarín
UNA TENDENCIA DE PROTECCION Y SEGREGACION A LO LARGO Y ANCHO DEL MUNDO

Las nuevas murallas ya provocaron más muertos que el Muro de Berlín.

Por Néstor Restivo nrestivo@clarin.com

El Senado de EE.UU. no pudo acordar el viernes el marco regulatorio para los inmigrantes, con lo que se volvió al proyecto de Representantes, que incluía un muro de 1.300 kilómetros en la frontera con México. Quizás avance una ley menos controvertida, pero en los hechos es eso lo que queda por ahora. Días antes, en las elecciones en Israel, se reabrió el debate sobre el muro (600 kilómetros) que ese país levanta frente a Cisjordania palestina. Estos y otros proyectos reviven la vieja, e inútil a la postre, tentación de tener paredes de segregación o protección.

La antigua gran muralla china, hoy turística; la que ordenó Adriano, en menor escala, para proteger el límite británico del imperio Romano, o las casas del señor feudal y los burgos medievales amuralladas son ejemplos de aquel afán. Y en 1989 cerró un ciclo histórico al caer el Muro de Berlín, símbolo de la guerra fría. Pero los «nuevos muros» están llamados a provocar más oprobio, y muchísimas más muertes.

Si en sus 28 años de vida el de Berlín provocó la muerte de 270 personas que quisieron cruzarlo, los nuevos bloques, alambrados, campos minados y rejas electrificadas que cortan el flujo humano entre al menos 27 países a lo largo y ancho del mundo provocaron ya muchísimos más muertos.

Raul Zelik, escritor alemán, dijo a Clarín que en los enclaves de España en Ceuta y Melilla, Marruecos, donde en 2005 hubo un estallido de hambrientos que querían ir a Europa y una represión para evitarlo, «murieron 4.000 personas desde los años 90 intentando cruzar a Europa, incluidos los muertos en el mar. El Muro de Berlín fue nada en comparación con esto».

Los nuevos muros vinieron con la globalización, que avala el flujo de capitales y bienes pero divide a las sociedades. En este siglo, las migraciones prometen ser uno de los temas cruciales, junto con el acceso a recursos naturales.

Unos en armado o en proyecto, otros ya acabados, hay también muros entre Chipre y Turquía; entre las dos Coreas; India y Paquistán (en Cachemira) e India y Bangladesh; entre Bostwana y Zimbabwe; Arabia y Yemen; Kirguistán y Uzbekistán; Tailandia y Malasia e Irak y Kuwait, iniciado tras la Guerra del Golfo y ahora suspendido.

Holanda construyó uno en el puerto de Rotterdam. Marruecos terminó otro contra el Frente Polisario (el más largo del mundo, 2.500 kilómetros) y hay que agregar la «línea de la paz» entre las Belfast católica y protestante en Irlanda del Norte. El que algunos legisladores de EE.UU. proponen para su frontera con México busca «atender» la presión latinoamericana, que aporta 13% (25 millones en 2005) de los migrantes mundiales, según la CEPAL.

Andres Thomas Conteris, un estadounidense de No Violencia Internacional, dijo a Clarín: «Prima una mentalidad fascista, de fortaleza. Quieren separar a diversos pueblos, a ricos y pobres, y nos oponemos absolutamente». Agregó: «Todo la alegría por la caída del Muro de Berlín ahora se revierte y en mayor dimensión. Pero cada vez hay más movimientos de solidaridad para frenarlos».

Jamal Juma, coordinador palestino de la Campaña Anti Muro del Apartheid (Stopthewall.org), expresó a su vez a Clarín que «el muro quitará 12% más de tierra a los palestinos. Y ya vivimos en 4 ghetos (Gaza y Cisjordania dividida en norte, centro y sur) y las principales partes del muro y dos de los tres principales puestos de control ya funcionan. Son estructuras orwellianas, de control y humillación», indicó.

Entre India y Bangladesh, medio millón de personas deberá dejar su hogar por el nuevo muro. Entre las dos Coreas, la línea divisoria es una amenaza constante por su grado de militarización. En todos los casos, como dijo Peter Hackim, de Diálogo Interamericano para el caso EE.UU.-México, son «una idea abominable».

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: