Categorías
POLÍTICA

Malvinas: acusan a Londres en la ONU

La Nación
 
A 24 años del fin de la guerra: apoyo del Comité de Descolonización
 
El Gobierno dijo que obstaculiza la solución del conflicto y que desoye las convocatorias para negociar
 
 
 

WASHINGTON.- El gobierno argentino reafirmó ayer la soberanía sobre las islas Malvinas ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y acusó al Reino Unido de "obstaculizar" la solución del conflicto que lleva 173 años, al "desoír" las convocatorias de la comunidad internacional para retomar las negociaciones.

El canciller Jorge Taiana ratificó la política de Estado argentina ante el Comité de Descolonización de la ONU, en Nueva York, donde obtuvo el apoyo por consenso "y sin objeciones" de los países que integran ese comité, incluyendo un respaldo explícito del representante uruguayo.

"El Gobierno reiteró, en cuanta ocasión ha tenido, su voluntad negociadora", dijo Taiana. "El Reino Unido ha desoído los sucesivos llamamientos de la comunidad internacional obstaculizando con su negativa la solución de la controversia y el proceso de descolonización", afirmó luego.

El gobierno londinense no respondió ayer al discurso, ni acudió al Comité, aunque días antes había adelantado su rechazo. "Las Falklands [Malvinas] no son nuestra colonia. El Reino Unido es sólo responsable por la defensa y la política exterior. Todas las demás decisiones son tomadas y financiadas por el gobierno elegido democráticamente de las islas", afirmó mediante un comunicado difundido por su embajada en Buenos Aires.

El planteo argentino abarca las Malvinas, pero también las islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur, junto a los respectivos espacios marítimos, en momentos en que la relación bilateral con Gran Bretaña atraviesa una de las peores etapas desde el retorno de la democracia, según reconocen fuentes diplomáticas de ambos países.

Gran Bretaña, acusó Taiana ayer, intenta "transformar una posición ilegítima en una soberanía plena", aunque reiteró que el objetivo del Gobierno es "reanudar las negociaciones" y abrir un "canal de diálogo" con Londres.

El pedido de "una solución pacífica, justa y duradera", a 24 años de concluida la Guerra de las Malvinas, fue aprobado como resolución, sobre la base del proyecto del embajador chileno ante la ONU, Heraldo Muñoz, con el apoyo de Uruguay, España, Bolivia, Venezuela, Cuba, Rusia y China, entre otros.

Rechazo

Pero antes Taiana rechazó que en "la cuestión Malvinas" sea posible aplicar el "principio de libre determinación", ya que no cabe aplicarse sobre "parte del territorio de un Estado independiente -la Argentina- [que] ha sido separado, contra la voluntad de sus habitantes, en virtud de un acto de fuerza".

La Argentina "ha protestado desde entonces y permanentemente por esta situación", recordó, lo que luego validaron ante el Comité dos descendientes de antiguos colonos (de lo que se informa por separado).

La delegación uruguaya también apoyó ese planteo de la cancillería argentina. "Se trata de la imposibilidad jurídica de que los habitantes de Malvinas opten por vivir bajo la soberanía de un país en el territorio de otro. Los habitantes de Malvinas, no pueden elegir ser súbditos del Reino Unido bajo soberanía británica en territorio argentino", expuso el representante de Montevideo.

Taiana lamentó asimismo que el Reino Unido continúe avanzando sobre la soberanía argentina en esa zona, con "ilegítimos actos unilaterales que introducen modificaciones en la situación".

El gobierno argentino apunta, en particular, a las "actividades de prospección sísmica de hidrocarburos" promovidas en el área, junto a la "adjudicación de licencias para la exploración y explotación de minerales y actividades conexas de prospección aeromagnética", y la permanencia de una base militar en las islas.

Pero acompañado por Mayoral y el director de la Cancillería para las islas Malvinas, Eduardo Airaldi, y los titulares de las comisiones de Relaciones Exteriores del Senado, Carlos Reutemann; y de la Cámara de Diputados, Jorge Argüello, Taiana descartó que el Gobierno busque "perjudicar a la población de las islas, cuyos intereses mi país está comprometido a respetar".

También reiteró el pedido que le transmitió un día antes al secretario general de la ONU, Kofi Annan, para que intente abrir un canal de diálogo con Londres. "Es extremadamente necesario que el secretario general continúe en su misión de buenos oficios encomendada por la Asamblea General", indicó.

Por Hugo Alconada Mon
Corresponsal en EE.UU.

Presión

  • El gobierno británico reiteró ayer que "la presión argentina" no va a cambiar su posición de defender el derecho a la autodeterminación de los habitantes de las islas Malvinas. "El Reino Unido no va a negociar sobre soberanía a menos que los isleños deseen que estas negociaciones se lleven a cabo", dijo a LA NACION el vocero de la embajada en Buenos Aires, Andrés Federman, luego del discurso del canciller Jorge Taiana

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: