Marcelo Parrilli, diputado mandato cumplido del MST en Proyecto Sur.

Por Pablo Vasco para Alternativa Socialista.

Usualmente, se habla de «mandato cumplido» para referirse a un parlamentario que ya terminó su período. Pero en relación con nuestro compañero Marcelo Parrilli queremos darle aquí a esa expresión otro sentido, mucho más profundo y trascendente: el de haber cumplido fielmente el compromiso político con el que asumió la banca de diputado porteño que acaba de dejar.

En su primera sesión, el 1º de marzo de 2010, Parrilli señaló que «las bancas y cargos que podamos conseguir en la estructura del Estado están al servicio de las luchas y las necesidades de los sectores más explotados y sufridos» y que «tenemos un compromiso básico en la defensa de lo público; es decir, la salud pública, la educación pública, el espacio público, el transporte público» y de «los derechos y garantías»…

Ese claro mandato político es el que Marcelo llevó adelante en estos casi dos años de intensa tarea, tanto dentro como fuera de la Legislatura porteña, como representante del MST y luego integrando el interbloque con el Movimiento Proyecto Sur. Formó parte de las comisiones de Derechos Humanos, Espacio Público, Mujer y Tránsito y Transporte. Fue autor o coautor de más de un centenar de proyectos. De agudas ironías y sólidos argumentos, su coherencia política le hizo ganar el respeto de todos los bloques.

Entre los hechos más trascendentes, se destacaron sus firmes denuncias contra el rol represivo de la Policía Metropolitana y contra su cúpula integrada mayoritariamente por genocidas de la dictadura militar. Miembro de la comisión investigadora, ante el escándalo de las escuchas ilegales fue el único en señalar la responsabilidad de Mauricio Macri y en proponer que debía ser sometido a juicio político. Votó en contra de los Presupuestos del jefe de gobierno, del aumento de ABL y demás leyes antipo-pulares, contraponiendo alternativas y denunciando los negociados y la corrupción. Cuestionó los pactos y el rol funcional al oficialismo de bloques como los K o la Coalición Cívica, a los que definió como «oposición pro PRO».

Como diputado, y junto a nuestro partido, Marcelo llevó su solidaridad a numerosas luchas sociales, a veces también expresada mediante proyectos legislativos. Apoyó y defendió a los docentes, los estudiantes secundarios, los trabajadores y delegados del Teatro Colón, la Contaduría, la Dirección de Protección del Trabajo, los hospitales públicos, el Centro de Salud Mental Ameghino, los judiciales, el subte, los empleados de los call centers, los vecinos sin techo del Parque Indoamericano, los terceriza-dos ferroviarios, los jóvenes asesinados por la policía de Bariloche, los qom de Formosa y tantos otros. Además, en su carácter de abogado intervino siempre al servicio de causas justas, entre ellas como defensor de Néstor Segovia y ahora de Vilma Ripoll.

Siempre manteniendo una perspectiva socialista y aportando a la construcción de nuestro espacio político, podemos decir que el compañero Marcelo Parrilli ha sido y es un diputado mandato cumplido.

¿Qué opinas? Deja un comentario