Categorías
Deportes Economía y Finanzas Públicas

Mercedes-Benz abre un espacio donde Fangio es protagonista

La Nación
 
Se inaugura hoy en Stuttgart, Alemania

 

Un museo para seguir la historia del automóvil

No podía ser en otro lugar. Porque es allí donde comenzó a escribirse la historia hace 120 años. Hoy, cuando el nuevo museo de Mercedes-Benz abra sus puertas en Stuttgart, Alemania, visitantes de todo el mundo podrán realizar un mágico viaje por el tiempo y trasladarse al pasado para seguir, paso a paso, la evolución de uno de los inventos más maravillosos de la humanidad: el automóvil.

Pero eso no es todo; los argentinos también podremos sentirnos orgullosos, porque en ese templo de las cuatro ruedas hay un espacio reservado para el modelo que estará unido eternamente al nombre del piloto que lo llevó a la gloria. Allí, bajo los reflectores, la sola presencia del W196 R, mundialmente conocido como la "Flecha de Plata", evoca a la figura eternamente gigante de Juan Manuel Fangio, el Quíntuple, el hombre que ni siquiera los récords de otro monstruo del volante como Michael Schumacher lograron eclipsar.

Los visitantes podrán verlo pintado con el número 18, tal cual como lo utilizó Fangio para conquistar el Gran Premio de Italia disputado en Monza en 1955.

El edificio que será inaugurado hoy atesora 120 años de historia sobre ruedas. Allí está, por ejemplo, el primer automóvil de la historia, el triciclo de un cilindro construido por Karl Benz en 1886. Lo que pocos conocen es que dos años después de su invención, y ante el escaso interés de los alemanes por comprar aquel artefacto, las finanzas de la familia estaban en peligro y Benz decidido a abandonar el proyecto. Pero fue su esposa Bertha la que cambió la historia.

El primer viaje

Convencida de que el vehículo necesitaba promoción, no tuvo mejor idea que realizar un viaje. Así fue como en el verano alemán de 1888 la dama y sus dos hijos adolescentes se robaron el triciclo del garaje para ir a visitar a su abuela. Así hicieron el primer viaje en automóvil de la historia, desde Mannheim a Pforzheim y vuelta. Pasaron por tantos pueblos que la máquina se hizo famosa. Y así, gracias al genio de Benz para la mecánica y a la convicción de Bertha como improvisada responsable de marketing, la rueda siguió girando hasta nuestros días.

Buena parte de los modelos que escribieron las páginas del automóvil en estos 120 años están bajo el moderno edificio de 25.000 metros cuadrados. Los visitantes podrán recorrerlo desde la parte superior hasta la base, por dos rampas en forma de espiral que le permitirán transportarse a distintas épocas y situaciones. Desde los autos de pasajeros hasta los deportivos, pasando por aquellos lujosos sedanes utilizados por personajes ilustres de la historia.

Entre los muchos autos exclusivos que alberga el museo se destacan los impresionantes Mercedes-Benz 770 blindados, uno de los cuales perteneció al emperador Guillermo II de Alemania y otro, de 1935, propiedad de la casa real japonesa. También hay modelos que utilizaron Pablo VI y Konrad Adenauer.

Según sus creadores, la arquitectura del museo fue concebida para que los visitantes puedan caminar libremente, aprender, soñar y dejarse llevar por un espacio dominado por la luz y coches de leyenda.

Desde el punto de vista museológico, la colección está ordenada cronológicamente: los modelos más antiguos están en los pisos superiores y a medida que uno desciende se avanza en el tiempo.

El nuevo museo es sin duda un gran atractivo. Y allí, donde pasado, presente y futuro conviven bajo el mismo techo, la "Flecha de Plata" mantiene encendida la leyenda del hombre que nació en Balcarce y que todavía sigue despertando admiración en la cuna del automóvil.

Por Jorge Pandini
De la Redacción de LA NACION

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: