Categorías
POLÍTICA

Modelo sin blindaje. Las nuevas medidas y el futuro de la economía argentina.

Por Gerardo Uceda para Alternativa Socialista, publicación del MST en Proyecto Sur.

Aunque los anuncios sobre el rumbo que va a tomar el Gobierno Nacional en materia económica comenzaron a salir a la luz pocos días después del 23 de octubre, el discurso de asunción y sobre todo lo que pasó en el entorno presidencial nos dan una pauta clara del significado que le da Cristina Kirchner a la profundización del modelo.

Ha privilegiado para el próximo periodo normalizar las relaciones con los organismos internacionales y con los grandes empresarios locales, aunque esto le cueste enfrentarse con la CGT a la que ahora llama “corporaciones que no le van a torcer el brazo”. ¿Por qué este aparente cambio de rumbo político-económico?

La realidad es, como hemos venido analizando desde estas páginas, que el modelo Kirchnerista enfrenta a futuro serias dificultades y que lejos del discurso vago y general de que seguirá el crecimiento y la inclusión social y la redistribución del ingreso, lo que se avecinan son años de ajustes sobre los trabajadores y el pueblo.

La necesidad y urgencia de este ajuste hay que buscarlas precisamente en que este modelo económico está agotado desde hace por los menos un par de años y que si se postergaron las medidas antipopulares fue por la necesidad de la re-elección de Cristina.

En primer lugar el déficit creciente fiscal y comercial instalado (aunque disfrazado) desde hace más de 3 años, hace que lentamente las reservas vayan enflaqueciendo frente a la toma de préstamos internos (ANSES y BCRA), haciendo crecer la deuda pública expresada en bonos de vencimiento en los próximos años. Este déficit, que reemplazó a los superávits paralelos de los que siempre hablaba Néstor, es lo que obligará al Gobierno a intentar “tomar deuda” con acreedores externos. Por eso nombran como Ministro de Economía a Lorenzino un tecnócrata amigo de Boudou y muy de confianza de los buitres extranjeros, para dar una señal de tranquilidad a los mismos y para encarar las normalización de las relaciones con el Club de París y el FMI… para volver a endeudarnos. Desde el discurso, el gobierno ya salió a plantear a modo de duda, si no sería conveniente volver a endeudarse?!!! Millones de argentinos que ya conocemos la historia con el FMI y vivimos el menemismo y el argentinazo, le podemos contestar a la presidente.

En segundo lugar la inflación tiene efectos negativos sobre la economía, sin duda le ha hecho perder “competitividad” a los industriales y oligarcas para exportar y por eso presionan por una devaluación del peso. Pero a los que más afecta es a los trabajadores, que día a día ven como la misma se come el poder adquisitivo del salario. Para este año la inflación prevista no sería menor al 20% y la pauta salarial que Cristina quiere imponer en acuerdo con los empresarios es menor al 18%!! Es decir no sólo no recuperaremos lo perdido en el 2011 que fue superior al 25% sino que quedamos retrasados a futuro!!

En tercer lugar, y no por eso menos importante, el contexto internacional con una tendencia al estancamiento o incluso recesión mundial, nos anticipan una caída de los pedidos de exportación principales de Argentina como los cereales, cuyo precio puede incluso caer comparativamente llevando a un doble impacto negativo sobre el ingreso de divisas por un lado . Por otro lado también está planteado que por el desaceleramiento del crecimiento de Brasil caigan las exportaciones de automóviles, lo que impactará sobre los salarios industriales, con despidos o suspensiones. En la medida que la crisis económica mundial nos vaya afectando, para lo que no existe ningún blindaje posible, quedará en evidencia que este modelo no representó nunca un crecimiento económico real sino que aprovechó situaciones coyunturales (altos precios internacionales de la soja y el maíz, dólar alto, exportaciones a un Brasil que crecía, etc.) que lo hacen tremendamente dependiente de los vaivenes precisamente de la economía mundial que Cristina parece subestimar o negar.

El gobierno no ignora todos estos elementos, por eso más allá de sus discursos, tiene como objetivo aparte de endeudarse en el exterior, ahorrar dinero rápidamente para enfrentar los próximos meses o años difíciles y el modo que eligió es la eliminación progresiva de los subsidios a los grandes empresarios de la energía, el transporte y los servicios en general, para ello ya eligió quiénes pagarán estos más de 70.000 millones de pesos anuales: Sí adivinó compañero, son los trabajadores y el pueblo a través de los tarifazos que se vienen como trataremos en otro artículo de esta sección.

Tarifazo: ¿a mí me toca?

Tarifazo: ¿a mí me toca?

Como ya hemos dicho, el gobierno, producto de los problemas económicos que complican el panorama a futuro, necesita ahorrar o dejar de pagar la mayor parte de los más de 70.000 millones de pesos anuales que gasta en […]  Más»

Nuestra propuesta de emergencia

Nuestra propuesta de emergencia

Ni tarifazos, ni subsidios:  1) Ningún aumento de tarifas. Prohibición inmediata de todo corte de servicios y embargo a toda empresa que corte servicios o aumente las tarifas. 2) Las tarifas actuales no responden al interés del pueblo, […]  Más»

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «Modelo sin blindaje. Las nuevas medidas y el futuro de la economía argentina.»

¿Qué opinas? Deja un comentario