Categorías
Rel. Internacionales

Nace un país en Europa: Montenegro

La Nación
Paso histórico en los Balcanes: se independizó otro Estado de la ex Yugoslavia. Se confirmó que el 55,5% del electorado votó en un referéndum por separarse de Serbia; el próximo objetivo es ingresar en la UE

PODGORICA – Montenegro se preparaba ayer para convertirse en el Estado más joven del mundo y el primero que nace en Europa en más de una década, luego de que se confirmara en forma oficial que el 55,5% de los electores votó por la independencia en el referéndum del domingo.La votación puso fin a casi un siglo de vínculos formales entre Montenegro y Serbia -unidos como Federación desde 2003- y cerró el último capítulo en la historia de la ex Yugoslavia, que se separó en varios Estados a principios de la década de 1990.El nuevo desafío del gobierno montenegrino será negociar la entrada del nuevo país en la Unión Europea (UE), que había fijado en un 55% la cantidad mínima de votos a favor de la independencia para reconocer el resultado del referéndum.

«Estoy convencido de que Montenegro podría ser el próximo país de esta región en unirse a la Unión Europea, luego de Rumania, Bulgaria y Croacia, que están mucho más adelantados en el proceso», confió el premier de Montenegro, Milo Djukanovic, que presionó para lograr la independencia durante los últimos diez años.

El ministro de Relaciones Exteriores montenegrino dijo que espera completar en tres meses las conversaciones de disolución con Serbia. El proceso no debería ser complicado, ya que las dos repúblicas comparten poco más que los ministerios de Defensa y Relaciones Exteriores y un Parlamento que raras veces se reúne.

Por su parte, el presidente de Serbia y Montenegro, Svetozar Marovic, presentó ayer su renuncia poco después de que se anunciara el resultado oficial del referéndum, que contó con una participación récord: votó el 86,3% de los 480.000 montenegrinos habilitados.

Serbia, que perderá su salida al mar, aceptó a regañadientes la elección de separarse de su «hermano menor». Montenegro tiene una población de sólo 616.000 personas en una superficie del tamaño de Irlanda del Norte, y su nombre en serbio (Crna Gora) significa «montaña negra», en alusión al color de los Alpes Dináricos.

La UE también aprobó la división, pese a que en algún momento trató de evitarla por temor a un nuevo conflicto en la región más turbulenta del continente. En los 90, Eslovenia, Croacia y Bosnia lucharon contra Serbia para lograr su libertad; sólo Macedonia se dividió sin disparar un solo tiro.

En 2003 la UE negoció con Serbia y Montenegro la formación de una unión estatal, que desde un principio preveía la posibilidad de un referéndum de independencia después de tres años.

La Comisión Europea anunció ayer que recomendará iniciar conversaciones o vínculos estrechos con Montenegro, lo que allanaría el camino para una eventual incorporación del nuevo Estado al bloque.

Una caja de Pandora

El ejemplo de Montenegro podría abrir una verdadera caja de Pandora en Europa y la ex Unión Soviética, ya que fue observado con atención por otros movimientos independentistas, como los del País Vasco y Cataluña en España (ver aparte).

Esta victoria muestra que «en el siglo XXI es posible que un país pequeño, en el que la mayoría de sus habitantes quiere ser independiente, lo puede ser», afirmó Carles Campuzano, diputado de Convergencia i Unió (CIU, nacionalistas moderados), formación que dirigió el gobierno regional catalán entre 1980 y 2003.

Europa no ve nacer un nuevo país desde 1993, cuando la ex Checoslovaquia se dividió en la República Checa y Eslovaquia. Once años más tarde, ambos países ingresaron en la UE.

Todas las miradas apuntan ahora a Kosovo, una provincia serbia administrada por las Naciones Unidas que podría convertirse en el próximo Estado independiente de Europa. La comunidad internacional deberá decidir su estatuto final antes de fin de año, que podría habilitarlo para iniciar negociaciones para ingresar en la UE.

Así, son cada vez más los países que se acumulan en la sala de espera de la UE. Bulgaria y Rumania ya fueron aceptados como miembros y se sumarán a los otros 25 el año próximo, y las negociaciones con Croacia y Turquía ya están en marcha. Detrás de ellos esperan Macedonia, Albania y Bosnia-Herzegovina.

Sin embargo, las puertas de la UE siguen cerradas. Tras el fracaso de la Constitución Europea continúa vigente el Tratado de Niza, que prevé un máximo de 27 miembros.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: