Categorías
POLÍTICA

Negativa de La Haya al reclamo argentino

La Nación
 
Primera decisión contra el país en el conflicto por las papeleras

 
Por 14 votos contra 1, el tribunal rechazó el pedido del Gobierno de frenar las obras de las pasteras; la Argentina no convenció en el argumento sobre daño irreparable, dijo la Corte; no obstante, indicó que Uruguay es responsbale de evitar la contaminación.

LA HAYA.- La Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, rechazó hoy conceder a la Argentina una medida cautelar que obligue al Estado uruguayo a exigir a las pasteras Botnia (Finlandia) y ENCE (España) que suspendan las obras de las plantas de celulosa que contruyen en Fray Bentos.

"La Argentina no ha convencido a la Corte de que las papeleras causarán un daño irreparable" al medio ambiente, señaló la presidenta de la corte, Rosalyn Higgins, al dar lectura a la decisión que se extendió durante poco más de una hora.

"La Corte, por 14 votos contra uno, encuentra que las circunstancias del caso no son tales como para dictar medidas cautelares que suspendan la autorización (dada por el gobierno uruguayo a Ence y Botnia) ni la construcción de las plantas sobre el río Uruguay", comenzó la presidenta del máximo tribunal internacional.

Daño inminente. Agregó que para la Corte tampoco "existe indicio que indique que la decisión de autorizar la construcción de las plantas implique una amenaza inminente al medio acuático del río Uruguay, o a los intereses económicos y sociales de los ribereños".

Futuras cautelares. Sin embargo, aclaró que "esta decisión tampoco afecta el derecho argentino a futuro", ya que Argentina "podría presentar otras solicitudes de medidas cautelares en el caso de que hubieran nuevos hechos" que profundicen la controversia entre ambas naciones por el Río Uruguay.

Según aclaró, la resolución comunicada hoy respecto del reclamo argentino de medida cautelar es sólo para "esta etapa del proceso de construcción de las plantas".

Según fundamentó Higgins, los jueces decidieron no conceder la medida cautelar requerida porque "Argentina no ha persuadido a la Corte de que la mera construcción de las plantas presenta un daño irreparable al medio ambiente" de la región.

"La amenaza de contaminación no es inminente porque las plantas no empezarán a funcionar antes de agosto de 2007 en uno de los casos, y de agosto de 2008 en el otro caso", dijo la jueza británica.

Cuestión de fondo. Recordó también que "la decisión final está pendiente", ya que la resolución de hoy es respecto del pedido de medida cautelar (provisional) de Argentina, pero queda pendiente el fallo definitivo sobre el asunto de fondo que es la violación del Estatuto del Río Uruguay que denuncia Argentina contra el Estado uruguayo.

Incluso, la jueza se encargó de recordar que "a futuro Argentina pueda volver a solicitar medidas cautelares" si considera que sus derechos, plasmados en el Estatuto del Río Uruguay (1975), no son respetados por su contraparte, el Estado uruguayo.

Por otra parte, la Corte dejó en manos de la CARU, que es el comité binacional de administración del Río Uruguay, la función de "garantizar" que no exista contaminación en el recurso fluvial compartido por Argentina y Uruguay.

Pionero. Por primera vez, la Corte Internacional de La Haya analizó un caso que llevó la Argentina en un conflicto con otro país en la controversia que ambos mantienen por las fábricas de pasta celulósica en Fray Bentos.

La demanda original. La Argentina llevó el planteo ante la Corte por lo que consideró un incumplimiento de un tratado internacional, más específicamente el Estatuto del Río Uruguay, que los dos países firmaron en 1975. Acusó a Uruguay de no informar ni consultarle sobre los proyectos de las pasteras. Pidió entonces que se frene de lleno la construcción como medida de precaución, hasta tanto el tribunal internacional defina la cuestión de fondo: esa decisión demorará cerca de cuatro años.

Uruguay, por su parte, negó siempre las acusaciones y afirmó que su país entregó toda la información pedida por la Argentina.

Cortes. Pero la relación entre ambos países llegó a su punto máximo de resquebrajamiento con la extensión por más de un mes de los cortes de rutas y puentes internacionales de los vecinos y asambleístas de Gualeguaychú y Colón, en Entre Ríos, que durante gran parte del verano mantuvieron los bloqueos como forma de protesta.

Uruguay acusó entonces al Gobierno de no interceder para que se frenen las protestas, llevó el reclamo al Mercosur y definió pérdidas millonarias en el turismo por esa situación.

Tregua fugaz. En los momentos más tensos del conflicto, Kirchner y el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, se reunieron en Chile, en donde coincidieron en la asunción de la presidenta Michelle Bachelet. Allí ambos anunciaron una tregua durante una conferencia de prensa conjunta que incluía el fin de los cortes de rutas y el freno por un plazo de 90 días de la construcción de las obras de las pasteras hasta determinar si provocaban daño ambiental.

Esa tregua se rompió pocos días después. Hoy fue La Haya la que, finalmente, dio una primera decisión. El río Uruguay, revuelto desde hace varios meses, podrá empezar a apaciguarse. O no.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: