Categorías
POLÍTICA

«Nosotros pedimos el 32 por ciento, Presidente»

La Nación
 
La visita de Néstor Kirchner a la planta industrial de Volkswagen, en la localidad bonaerense de Pacheco, estuvo rodeada de un clima casi triunfal: euforia entre los operarios, que lo ovacionaron varias veces y hasta corearon su nombre, y elogios a la economía y a su figura por parte de los ejecutivos de la automotriz alemana.

Pero, aun exento de sobresaltos, el acto de presentación del Volkswagen Suran le deparó al Presidente un episodio inesperado. Kirchner ingresó en la fábrica por una suerte de pasarela que, tabique mediante, abría el camino al escenario entre los presentes.

Allí, con paso ligero, repartió besos y apretones de manos a los operarios que se habían apostado al costado del trayecto para saludarlo. Pero un joven lo hizo detenerse casi un minuto, cuando, además de felicitarlo, le empezó a hablar apresuradamente sobre las reivindicaciones salariales del Sindicato Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata).

El joven resultó ser Gabriel Ibarra, que se identificó como delegado titular de ese gremio. "¿Dieciséis por ciento de aumento, Presidente? -preguntó-. Nosotros pedimos el 32 por ciento, un 12 por ciento por la inflación esperada este año más unos puntitos y una participación de las ganancias futuras de las empresas. La industria automotriz creció mucho", atropelló Ibarra.

"Dieciséis por ciento. Vamos de a poquito que vamos a seguir creciendo", respondió Kirchner con una sonrisa.

"Creo que es Miceli [Felisa, la ministra de Economía] la que dice que los aumentos no pueden ser de más del 16 por ciento; creo que está equivocada", dijo luego Ibarra a LA NACION.

La negociación salarial entre trabajadores y empresas y su impacto sobre los precios fue un tema que también se coló en los discursos. Kirchner dijo que los trabajadores no son los que generan inflación y se refirió al jefe de Smata como "el querido amigo" José Rodríguez.

 
 
 
La pelea salarial: aumenta la presión del gremio de Moyano
 

Los camioneros paralizan la distribución de combustibles

 No recolectarán residuos en el conurbano; los empresarios definen hoy su postura
 

  • De Vido recibió anoche a Moyano y hoy podría encontrarse con las cámaras del sector
  • Existiría una contraoferta salarial que no habría conformado al sindicato

El sindicato de camioneros que conduce Hugo Moyano extendió desde la medianoche de ayer el trabajo a reglamento en el transporte de combustibles, como parte del plan de lucha en procura de conseguir un aumento salarial del 28 por ciento. Tras una reunión de más de tres horas, el gremio también decidió ampliar desde hoy al Gran Buenos Aires el quite de colaboración en la recolección de residuos.

En este último caso, hasta ahora la protesta sólo abarcaba al resto del país, con la excepción de la Capital, a pesar de que ayer se acumuló basura por falta del servicio en distritos bonaerenses como Avellaneda.

Sin embargo, ante la persistencia de la medida de fuerza, el presidente Kirchner convocó para hoy, a las 10, en la Casa Rosada, a Moyano, como una continuación del encuentro de anteanoche en la Casa de Gobierno.

Trascendió que Moyano se reunió anoche con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, para ponerlo al tanto de la situación. El camionero dijo después, entre sus hombres de confianza, que no se estaba lejos de la solución, y que lo más probable era que el conflicto se arreglara.

También, según afirmó LA NACION a una fuente oficial, los empresarios del sector gestionaron para hoy un encuentro con De Vido, con el objetivo de que éste intentara descomprimir la tensión. El sector empresarial, sin embargo, no confirmó la gestión.

Las empresas seguirán hoy al mediodía las reuniones para decidir qué postura toman. Anoche, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), decidió pasar a un cuarto intermedio. "No hay nada por ahora; tenemos que ponernos de acuerdo", dijeron a LA NACION voceros de la entidad. Sin embargo, trascendió que anoche se le había acercado a Moyano una propuesta que orillaba en un tercio del 28% que pide el sindicato, pero no recibieron respuesta.

Los camioneros paralizaron desde el sábado último los transportes de caudales y continuaron ayer con sectores del correo y una paralización parcial de la recolección de residuos.

El protesorero del gremio, Pablo Moyano, no se quedó atrás al ratificar temprano la continuidad del trabajo a reglamento en la recolección de residuos y su ampliación desde la medianoche de ayer en el conurbano, y hasta reiteró la presión a los empresarios con la amenaza de realizar un paro general si las cámaras del sector no efectúan "una propuesta salarial que satisfaga las necesidades de los trabajadores", según dijo.

Al mismo tiempo, desde el Ministerio de Trabajo no se proponen adelantar la reunión de mañana porque -según dijo una fuente confiable a LA NACION -, "si los empresarios no tienen elaborada una propuesta de sueldos concreta, ello demorará y, por consiguiente, agravará la negociación".

El plan de lucha camionero comenzó hace dos meses con medidas de fuerza contra empresas como Loma Negra, en Olavarría; Molinos Río de la Plata, en Avellaneda, y últimamente la cervecería Quilmes, por el reclamo del blanqueo de supuestos sueldos en negro que pagarían esas compañías.

Esas denuncias fueron desmentidas por las empresas, pero no pudieron impedir el bloqueo camionero.

En lo que será un caso testigo que fijará el porcentaje máximo para las paritarias de otros gremios, los camioneros reclamaron un 28% de aumento y que se sumen al básico los 260 pesos no remunerativos que pagaron los empresarios hasta el 28 de febrero último.

La contrapropuesta empresarial fue prolongar ese pago en el tiempo, pero sin fijar un porcentaje de aumento, lo que precipitó el plan de lucha.

Subterráneos liberados

  • Un grupo de empleados de subterráneos y de empresas de servicios tercerizados por Metrovías realizaron ayer una protesta en las estaciones Constitución y Leandro N. Alem, donde liberaron los molinetes y permitieron que los usuarios viajaran gratis, para reclamar su pase a la Unión Tranviarios Automotor (UTA). Los manifestantes amenazaron con repetir hoy la medida de fuerza si no obtienen respuesta a sus demandas. Los trabajadores que exigen un reencuadramiento sindical pertenecen a la Compañía Metropolitana de Seguridad, y aseguran que tienen iguales condiciones laborales que el personal de Metrovías.

 

Neuquén: otorgan 40% a docentes

 Levantaron así las medidas de fuerza
 
 NEUQUEN.- Después de una trabajosa negociación que se prolongó más de 24 horas, la conducción del gremio docente (ATEN) y funcionarios de la cartera de Educación de esta provincia cerraron anoche un acuerdo salarial que puso fin a una huelga de 30 días.

El ministro de Educación, Mario Morán, y el secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, firmaron un acta acuerdo que establece una recomposición salarial del 40% sobre los salarios básicos retroactiva a marzo. Además, se incluyó el pago de una suma fija de 100 pesos, bonificable con el 40% de zona desfavorable. La forma en que se devolverán los descuentos por los días de paro se discutirá en el Consejo Provincial de Educación en los próximos días.

El gobierno hizo llegar esta oferta a la dirigencia del gremio el lunes por la noche, pero sólo ayer ATEN la aprobó, tras debatirla en asambleas realizadas en toda la provincia y en un plenario de secretarios generales que concluyó a última hora de la tarde.

El paro de los maestros comenzó el 6 de marzo último con un regular índice de adhesión. Sin embargo, la huelga repercutió por los cortes en las rutas y en los accesos a los yacimientos de gas y petróleo en diferentes puntos de la provincia. Incluso provocó que faltara combustible en algunas ciudades de la región.

El punto de inflexión del conflicto fue el incidente que se produjo el jueves último en la puerta de la destilería de Repsol YPF, en Plaza Huincul, cuando un grupo de obreros de la construcción desalojó violentamente a manifestantes docentes que habían cerrado el paso a más de 150 camiones que esperaban para cargar combustible y metanol. Tras esos hechos de violencia, los docentes se retiraron de la destilería, pero mantuvieron otros seis cortes en diferentes lugares de la provincia.

Las autoridades de Educación ofrecieron una mesa de diálogo y el viernes la dirigencia sindical anunció que concurriría el lunes al mediodía. El gobierno de Jorge Sobisch (Movimiento Popular Neuquino) había condicionado la negociación al levantamiento de los piquetes y el sindicato los suspendió el mismo lunes.

 

 

Aumento del 18% para los bancarios

 Darán una suma no remunerativa
 
 Las cámaras que agrupan a los bancos y la Asociación Bancaria que lidera Juan José Zanola cerraron anoche un acuerdo por un aumento salarial de $ 270 no remunerativos, según informaron a LA NACION fuentes de la cartera laboral. Esa alza significa, para las empresas, un incremento del costo laboral de entre el 16 y el 18 por ciento. De esta manera, el Gobierno -que intervino para acercar a las partes- procuró mostrar una negociación enmarcada en los límites que se consideran tolerables para no afectar el riesgo de inflación.

De las negociaciones, en las que el sindicato reclamaba un 35% de reajuste, participó el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

El acta del acuerdo fue suscripta por la Asociación de Bancos Privados de Capital Nacional (Adeba); la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (Abappra), y la Asociación de la Banca Especializada (ABE). La Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) se aprestaba a firmar en las próximas horas.

Por otra parte, hoy, a las 16, Tomada recibirá a los representantes del sindicato y de la cámara de la alimentación para intentar destrabar el conflicto en ese sector. Ayer, el gremio liderado por Rodolfo Daer comenzó su plan de lucha con una manifestación en el Obelisco.

También los pilotos y técnicos aeronáuticos, que reclaman a Aerolíneas Argentinas aumentos del 45 y del 75%, respectivamente, seguirán hoy con las negociaciones. Anoche, los líderes sindicales no descartaban medidas de fuerza para Semana Santa.

Por su parte, los dirigentes del sindicato La Fraternidad, de maquinistas de trenes, y los directivos de las empresas postergaron hasta hoy un encuentro. El sector está en período de conciliación obligatoria y esa tregua vence pasado mañana.

La cartera laboral, por otro lado, prorrogó la conciliación obligatoria para los empleados del casino flotante de Puerto Madero.

Entretanto, siguen varias negociaciones en gremios como comercio, construcción, metalúrgicos, cuero, encargados de edificios y empleados de automotrices, entre otros.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a ««Nosotros pedimos el 32 por ciento, Presidente»»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: