Categorías
POLÍTICA Rel. Internacionales

Nuevo “rescate” para Grecia

Por Gustavo Giménez para Alternativa Socialista, publicación del MST en Proyecto Sur.

Un salvavidas de plomo para el pueblo

El 23 de febrero, el Parlamento griego votó el canje de bonos de su deuda, nuevo capítulo del vergonzoso acuerdo pactado con la troika Unión Europea-FMI-BCE. Entretanto, miles de manifestantes colmaban una vez más la plaza Sintagma, crecían la tensión y las protestas contra el brutal ajuste, entre ellas la de los médicos y trabajadores de la salud.

La eurozona había dado luz verde al nuevo rescate de 130.000 millones de euros. Ese monto podría ayudar a reactivar la economía griega, pero solo servirá para que los acreedores cobren sus deudas y estará depositado en una cuenta con esa única finalidad.

Este nuevo “préstamo”, más la quita de casi un 50% de los bonos de la deuda pública, se hace con la excusa de que Grecia no caiga en default y salga del euro provocando una corrida cambiaría que sería muy grave para todos los bancos y la burguesía europea, que necesitan ganar tiempo para maniobrar ante una nueva escalada de la crisis.

A cambio los griegos deben bajar un 22% el salario mínimo, los jóvenes verán reducidos sus ingresos a unos míseros 400 euros, los fondos para las pensiones sufrirán una nueva e importante reducción, 15.000 empleados públicos quedarán ya mismo en la calle y otros 150.000 deberán ser reducidos en los próximos años, se privatizarán empresas y bienes estatales por 50.000 millones de euros, entre otras medidas. Es un combo insoportable para un pueblo que ha visto caer su nivel de vida abruptamente en los últimos años. Por eso no hay un día sin lucha. Como muchos dicen, “arde Grecia”.

Encima, el gobierno del tecnócrata Papademos acaba de aprobar la instalación de una oficina de control de la troika, que fiscalizará que se cumplan todas las medidas de ajuste. Esto es una cesión de soberanía a raíz de la cual Grecia es ahora una nueva colonia de los banqueros y las multinacionales europeas y yankis.

¿Un tercer “rescate”?

Cuando aún no se terminó el proceso del segundo rescate, que debería evitar que el 20 de marzo Grecia entre en cesación de pagos, ya se habla de un tercer rescate. En consecuencia, la agencia Fitch volvió a bajar la nota de Grecia y ubicó a sus bonos en la categoría de semi-default. En igual sentido, un reciente documento reservado de la troika, titulado Análisis sobre sostenibilidad de la deuda, señala que las medidas exigidas a los griegos provocarán una mayor depresión económica.

En realidad, la principal causa de tanto pesimismo capitalista no debe buscarse en los índices y planes macro-económicos. Tal como concluye el informe, “con tasas de deuda tan altas en la próxima década, pequeños choques producirían dinámicas insostenibles” (Clarín, 27/2).

Cambia el mapa político

De la mano del tremendo ajuste para salvar a los banqueros y de la enorme resistencia del pueblo griego que pelea a brazo partido, se está desarrollando un gran cambio político. Esto incluye la debacle de los partidos tradicionales, responsables del ajuste, y el crecimiento geométrico de la izquierda, que se opone al plan imperialista.

Según las últimas encuestas, en las elecciones de abril ni el socialdemócrata PASOK ni la derechista Nueva Democracia sumarán los votos necesarios para formar gobierno. Los socialistas, que en 2009 sacaron un 44% de los votos, bajarían ahora a 8 a 14%. Y la ND, con el 34% en 2009, obtendría ahora entre 24 y 28%. En cambio la izquierda, representada por los comunistas (KKE), la alianza radical de izquierda Syriza y la izquierda democrática (DA), sumaría esta vez un 40%.

Las perspectivas

Tan grave es la situación griega, que se la compara con el estallido aregentino de diciembre de 2001.

El analista Rosendo Fraga especula en un reciente artículo que la situación griega semeja los meses de octubre y noviembre de 2001, cuando aquí un plan de “rescate” del FMI intentó enderezar la grave situación… y fracasó.

Aunque Fraga especula con que el “rescate griego” tenga otro final, disentimos con esa posibilidad. Las luchas del pueblo griego pararán este nuevo y terrible ajuste destinado a salvar a los bancos. El sistema político tradicional está estallando y el no pago de la deuda externa es un objetivo por el que pelean millones de griegos empobrecidos.

El giro político de la situación griega y las poderosas luchas abren una oportunidad histórica para la izquierda anticapitalista de ese país. Y lo que suceda én Grecia repercutirá con mucha fuerza sobre toda la crisis y la revolución europea.

En esta perspectiva finaliza la carta abierta que han lanzado el compositor Mikis Theodorakis y el héroe de la resistencia anti-nazi Manolis Glezos: “Llamamos a las fuerzas y personas que comparten estas ideas a converger en un amplio frente de acción europea lo antes posible, para producir un programa de transición de Europa, para coordinar nuestra acción internacional, con el fin de movilizar a las fuerzas del movimiento popular, para revertir el actual equilibrio de fuerzas y derrotar a los líderes actuales históricamente irresponsables de nuestros países, con el fin de salvar a nuestro pueblo y a nuestra sociedad antes de que sea demasiado tarde para Europa.”

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

2 respuestas a «Nuevo “rescate” para Grecia»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: