Categorías
POLÍTICA

Panorama Político.

Por Maximiliano Zwenger.

La UCR cerró la Convención Nacional en Rosario, de la que no participaron los radicales “K”. Sirvió para confirmar que se encuentra sumergida en una profunda crisis. Aunque la conducción del partido encabezada por Roberto Iglesias aseguró que negociará la candidatura del ex ministro Roberto Lavagna, no se lo nombró en ningún documento y ya se está barajando la posibilidad de que el vice sea el mendocino Ernesto Sanz, jefe del bloque de senadores de la UCR y antikirchnerista, para demostrar que son oposición. Aunque también suenan los nombres de Roberto Iglesias, jefe del partido y Adolfo Stubrin, presidente de la Convención.

Si bien Lavagna jugó con la posibilidad del adelantamiento de las elecciones presidenciales por una posible crisis energética que podría perjudicar a Kirchner, solo se adelantarían unos 90 días, según un proyecto presentado por el duhaldismo afín al kirchnerismo.

Desde la vereda de enfrente, el gobierno observa con recelo los movimientos de Juan Carlos Blumberg, un posible candidato para la derecha a falta de caras nuevas y que tuvo gran poder de convocatoria en sus ya conocidas marchas por la seguridad. El empresario ya acusó un boicot, secundado por Mauricio Macri, por parte del gobierno a su nueva marcha del próximo jueves. Alberto Fernández, jefe de Gabinete, no vaciló en advertirle que tenga cuidado con usar políticamente la manifestación.

Lo cierto es que desde la Rosada tienen poca tolerancia a la oposición. Es preferible cooptar al adversario, tal el caso del subsecretario de Tierra y Hábitat Social, Luis D’elia, quien participó de un confuso episodio que incluyó rehenes y una comisaría tomada en La Boca en el año 2003 junto a un  grupo piquetero, y que ahora se convirtió en un fanático acérrimo de las ideas del santacruceño. El radicalismo, venido a menos, supo formar parte de ese grupo afín al presidente y de las 6 provincias que son administradas por radicales, 5 pertenecen a los denominados radicales K junto a otros tantos municipios importantes de la provincia de Buenos aires.

Pero por afuera no está todo tan bien como por adentro. Las relaciones están tensas con varios países vecinos: Brasil detuvo la importación de harinas desde la Argentina y aunque la semana pasada hubo una reunión al respecto, no se llegó a ningún acuerdo. Desde ese país exigen que cada cargamento vaya acompañado de un análisis químico, con lo cual se vuelven mucho más lentas las ventas. Con Bolivia hay una aparente calma después del acuerdo por el precio del gas pero repercute en una crisis con Chile, que importa de la Argentina el gas que se le compra a Bolivia, por ende, a un precio más elevado.

Paradójicamente, también con el país transandino hay una discusión porque el ministro de Agricultura de ese país dispuso de un impuesto a los lácteos importados, del que la Argentina es su principal proveedor, que va del 15 al 31 por ciento y que regiría a partir del mes próximo. Aunque no lo relacionan con los problemas del gas, pidieron que no se “gasifique” el tema y ya el presidente empezó a charlar el tema con su par chilena, Michelle Bachelet.

Mientras tanto, en el Congreso se formó una comisión para resolver cómo y de dónde saldría el dinero para aumentar los haberes a los 3 millones de jubilados, según falló la Corte Suprema y por lo cual se paralizaron todos los juicios a la espera de la respuesta de los legisladores. A pesar de que durante el gobierno actual los pasivos tuvieron unos pequeños refuerzos, no sufren aumento desde el año 1995, cuando la ley de «Solidaridad Previsional» eliminó el reajuste automático y subordinó cualquier aumento a lo que resuelva el Parlamento. En Economía ya abrieron el paraguas y no quieren arriesgarse a tocar lo recaudado por el superávit fiscal.

De la denuncia por coimas en el Senado, Fernando De la Rúa desmintió totalmente el pago de las mismas por la que se votó la Ley  Laboral durante su gobierno, después de la declaración de otra arrepentida, Sandra Montero, que asegura haber visto el dinero de los pagos y que fue amenazada por el ex senador Remo Costanzo. El ex presidente instó también al Juez Federal, Daniel Rafecas, que cite a declarar a quien fuera su vice, Carlos “Chacho” Álvarez. Ya se pidió que la causa se eleve a juicio oral.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: