Categorías
POLÍTICA

POR QUE ES TAN CONFLICTIVO EL MERCADO DE LA CARNE

Clarín
 
 
Las vacas nunca alcanzan para tanta demanda e intereses

Matías Longoni.

mlongoni@clarin.com

Las cosas se vuelven caras cuando quien las produce no da abasto para atender la demanda. En el caso de la carne, la que no alcanza es la vaca: además de millones de hombres y mujeres con cuchillo y tenedor, el pobre animal debe saciar a una enorme cadena de empresas de todo tamaño que van mordisqueando su carne y subproductos en pequeñas tajadas. Junto a los 40 millones de argentinos deseosos de comerla, hay 2 millones de personas que viven de la producción y comercio de la carne.

En la combinación de estos dos fenómenos, está la matriz de la crisis que desencadenó la fuerte suba de los precios internos de los bifes. En el país se matan 1,2 millón de vacunos por mes, que no alcanzan para satisfacer las demandas de quienes los comen y de quienes viven de la vaca. No se trata tanto de un problema de oferta como de demanda, ya que la producción de carne creció en los últimos dos años cerca de un 20%, de 2,5 a 3 millones de toneladas.

El primer fenómeno, el alto consumo de carne, queda en evidencia con un dato. Los 40 millones de argentinos representan 0,6% de la población mundial, pero se comen el 5% de la carne vacuna producida en todo el mundo, 2,5 millones de toneladas sobre un consumo global de 50 millones. Y no es que los argentinos sean los "mayores comedores de carne" del mundo, como se cree. Simplemente comen distinto. La ingesta local de proteínas animales se divide 65% carne vacuna, 25% carne de pollos y 10% repartido entre cerdo (incluidos fiambres), cordero y carnes más raras. En el mundo la alimentación es diferente. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) calcula que el consumo global en 2006 estará liderado por la carne porcina, con 46% del mercado, mientras que la carne aviar ocupará 28% y la vacuna apenas el 25%.

La carne vacuna es un bien más bien escaso en el mundo, y por eso resulta más cara que el resto de las carnes. De allí que los que viven de las vacas hayan hecho muchísimo esfuerzo para exportar una tajada cada vez mayor de su producción. En los últimos años, las exportaciones de carne vacuna pasaron de 300.000 a 700.000 toneladas. En ese salto está el faltante que hoy provoca la estampida de los precios locales.

Así se llega al desacierto actual, donde millones de consumidores acusan a los dueños de las vacas de especuladores. Y el Gobierno, que echa más leña al fuego omitiendo —o ignorando— que del otro lado no son unos pocos que acuerdan los precios entre penumbras, sino muchos cientos de miles colgados de las ubres de la vaca. Es ese factor el que complica la resolución del entuerto: la enorme disgregación que existe en la cadena productora de carne.

Según el censo agropecuario de 2002, en la Argentina hay unos 190.000 productores ganaderos, y la inmensa mayoría de ellos tiene menos de 100 vacas y al menos un peón. El grueso vende sus animales directamente a los frigoríficos, pero muchos optan por alguno de los más de 100 intermediarios (consignatarios) que los vinculan a las plantas de faena. Que también son muchas: los establecimientos que faenaron bovinos durante 2005 fueron 488 y ocupan a 60.000 trabajadores directos, más otros tantos que se ocupan del transporte y otras fajinas para proveer a unas 70.000 carnicerías. Todo esto sin contar a los casi 60.000 obreros que implica un negocio paralelo, el de los cueros.

Tal es la confrontación por ver quién se queda con la mayor tajada. Y para colmo, estos actores están representados en cuatro cámaras de productores, tres de consignatarios, cinco de frigoríficos y tantas más de carniceros y supermercados.

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: