Categorías
Rel. Internacionales

Préval asumió y prometió paz

La Nación
 
Cambio de mando en Haití: tras más de dos años de crisis política

 
Puerto Príncipe vivió un día de fiesta, en medio de un imponente operativo de seguridad
 

PUERTO PRINCIPE (AFP).- Tras dos años de crisis política, René Préval se convirtió ayer en el presidente de Haití y prometió llevar calma y estabilidad al caótico país caribeño, dominado por la pobreza y la amenaza de guerra civil.

Préval prestó juramento -por un período de cinco años- ante los parlamentarios haitianos y en presencia de algunas personalidades extranjeras, mientras la capital vivía en un ambiente de celebración.

Sin embargo, poco menos de dos horas antes de que Préval apoyara una mano sobre la Constitución y jurara respetar las leyes, se escucharon disparos cerca de la principal prisión de Puerto Príncipe, situada a menos de un kilómetro del Parlamento.

Una decena de prisioneros trató de fugarse de la prisión, según versiones oficiales. Hacia el mediodía retornó la calma a la zona, donde se mantenía un importante dispositivo policial.

"Juro obedecer la Constitución, respetar y hacer respetar las leyes haitianas, velar por la soberanía de la nación y velar por que este país no ceda ninguna parcela de su territorio", prometió el nuevo mandatario antes de recibir la banda presidencial de manos del presidente de la Asamblea Nacional, Joseph Lambert.

En creole

El jefe de Estado prestó juramento en creole ante el nuevo Parlamento, electo en los comicios celebrados a principios de febrero.

Entre los asistentes figuraban personalidades extranjeras como Michaelle Jean, gobernadora general de Canadá; Jeb Bush, gobernador del sureño estado norteamericano de Florida y hermano del presidente George W. Bush; y Philippe Douste-Blazy, ministro francés de Relaciones Exteriores. Este último prometió, al margen de la ceremonia, aumentar la ayuda bilateral de Francia a Haití.

Préval, de 63 años -que presidió el país durante el período 1996-1991- fue primer ministro del primer gobierno de Jean Bertrand Aristide, que hoy vive exiliado en Sudáfrica.

Si bien ambos mantuvieron estrechos vínculos durante largo tiempo, hoy Préval asegura haber tomado distancia del polémico Aristide hace dos años, cuando Haití estuvo a punto de ser invadido por una guerra entre los partidarios del entonces presidente y sus opositores. Aristide fue derrocado en febrero de 2004.

Préval ganó las elecciones presidenciales con el 51,21% de los votos en unos comicios calificados por la OEA como históricos por la alta participación. El voto en favor de Préval provino de todos los sectores, pero especialmente de la clase media, del campo y de los barrios marginales de la capital.

La investidura tuvo lugar bajo la estrecha vigilancia de un dispositivo de 4500 hombres de la policía haitiana y Cascos Azules de la Misión de la ONU en Haití (Minustah).

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: