Categorías
POLÍTICA

Prevén que la Argentina será el país que más crecerá en América latina

La Nación
Pronóstico del BBVA para este año

La expansión será del 7%, según sus cálculos; el desafío es bajar la inflación
 

  • El país superaría a Chile, Brasil, México y Venezuela
  • Para contener los precios, desaconseja los acuerdos y recomienda revisar los cuellos de botella en la oferta

 
 
 

MADRID.- La Argentina es el país que más crecerá este año en América latina, con una expansión del PBI estimada en un 7%, pero su gran desafío será hacerlo con una inflación baja, atacando el problema con soluciones de fondo, que pasan por aplicar políticas monetarias y fiscales menos expansivas y por el análisis de los mercados en los que la oferta muestra cuellos de botella, más que por realizar acuerdos o controles de precios.

El diagnóstico fue trazado ayer por José Luis Escrivá y Luis Carranza, economista jefe y economista jefe para América latina, respectivamente, del grupo BBVA, dueño en el país del Banco Francés y de la AFJP Consolidar, durante el seminario que la entidad realiza aquí todos los años antes de su junta de accionistas, prevista para el sábado en Bilbao.

Ayudada por un contexto internacional y regional muy favorable, la economía argentina superará este año la performance de Chile (5,6%), Brasil (3,6%), México (3,2%) y Venezuela. "La Argentina sigue disfrutando de un rebote muy importante", fueron las palabras de Carranza, aunque aclaró que en el mediano plazo la expansión será más moderada, del 3,5% anual, nivel que su colega Escrivá ya había definido como insuficiente para cualquier país latinoamericano. "Hay un tipo de cambio real con un sobreajuste muy marcado y el Gobierno lo quiere mantener; esto genera mucho empuje en el sector exportador, mientras que hay otros factores internos, que vemos más temporales, como el crecimiento del sector de la construcción", agregó el economista. "En la medida en que pueda haber una baja en el precio de las materias primas, subas adicionales en la tasa de interés de Estados Unidos o la saturación del mercado inmobiliario local, el crecimiento debería ir cayendo", aventuró Carranza.

Recetas contra la inflación

En cuanto a la lucha contra la inflación, dijo que cuando el mercado no funciona siempre hay una tentación de los gobiernos para intervenir. "Se toman medidas que apuntan a la microeconomía, como restricciones y controles, pero esto funciona sólo por un tiempo y si en el mediano plazo se corrigen los problemas. Lo que habría que hacer es identificar por qué los precios no bajan, por qué no hay competencia, y luego tratar de reducir las distorsiones", recomendó Carranza, que echó mano a un ejemplo histórico para enfatizar que no hay nada nuevo bajo el sol. "Controles de precios hubo siempre. El rey Hammurabi de Babilonia dictó [en el año 1792 a.C.] un durísimo código, basado en la ley del talión, que buscaba contener los precios amenazando a quienes los subieran con quemarlos con aceite caliente. El problema es que al tiempo ya no había más aceite."

La Argentina en particular y América latina en general dependen mucho del contexto internacional, y éste, según los economistas del BBVA, seguirá siendo benigno por algunos años más. "Hoy, el 40% de la población mundial está creciendo. Hay que remontarse a principios del siglo XIX para ver algo igual", afirmó.

Por su parte, América latina se beneficia de altos precios de las materias primas, un elevado flujo de capitales hacia los países emergentes, alto crecimiento sin desequilibrios externos, recuperación del crédito y mejoras estructurales realizadas, que sitúan a la región en una mejor posición que en los años 90 para enfrentar sus desafíos económicos.

En este grupo de "deberes hechos", Carranza enumeró: mejora significativa en las políticas fiscales, con muchos países con superávit fiscal y otros con reducción importante de sus déficit (por debajo del 1% promedio); mayor disciplina monetaria, con una tasa de inflación regional promedio del 11,1% anual en comparación con tasas superiores al 400% en los años 80. "Sólo la Argentina y Venezuela están por encima del promedio, porque sus tasas de interés reales son negativas", recordó. También apuntó la mayor fortaleza financiera del subcontinente, con bajos niveles de morosidad, mejor capitalización de los bancos y un sistema financiero más fuerte que en Asia, por ejemplo.

Sin riesgo político

Consultado sobre el impacto que podría tener sobre los potenciales inversores en la región la llegada al poder de gobiernos de izquierda, Carranza lo relativizó y destacó que el EMBI +, el índice de JP Morgan que mide el riesgo soberano, está en niveles bajos inéditos, y pronosticó que la inversión extranjera directa seguirá creciendo hasta llegar a US$ 70.000 millones este año.

Pero la situación de América latina está lejos de ser idílica: el BBVA espera que en 2006 la economía crezca por encima del 4% y que continúe en los años siguientes a un promedio del 3%, algo bueno pero muy poco para las necesidades de desarrollo de sus países y la mitad del crecimiento que se había alcanzado en las décadas del 50 y del 60. ¿La receta del banco para volver a aquel ritmo?: abrir la economía y consolidar las reformas estructurales iniciadas en los años 90.

Por José Luis Brea
Enviado especial

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «Prevén que la Argentina será el país que más crecerá en América latina»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: